“5 años de cárcel son insuficientes para carabinero que asesinó por la espalda a mapuche desarmado”

La pena solicitada por la familia del comunero Jaime Mendoza Collío es de 15 años, lo que para el Senador Alejandro Navarro es “una pena justa, si tenemos en cuenta que Carabineros trataron de falsear las pruebas del delito”, afirmó.

“Una pena ejemplarizadora” pidió el senador y presidente del MAS, Alejandro Navarro, para el cabo Patricio Jara, quien mató de un balazo por la espalda al comunero mapuche, Jaime Mendoza Collio, hecho ocurrido en el fundo San Sebastián en Collipulli el 12 de agosto de 2009. “Los alegatos fueron elocuentes. Debemos tener en cuenta que el Consejo de Defensa del Estado está solicitando 10 años de pena efectiva, es decir, 5 años más que el juez militar de primera instancia, y que el fiscal militar en ese mismo juicio recomendó una pena de 15 años contra el cabo Jara. Es decir, el mismo Estado está reconociendo que los hechos fueron gravísimos”, argumentó el parlamentario.

Asimismo, expresó que “las pruebas son reveladoras, pues tres testigos no mapuche y dos carabineros reconocen que los comuneros no estaban armados, los informes periciales son claros en que el disparo del cabo Jara fue hecho por la espalda de Mendoza Collío, que luego del asesinato los carabineros dispararon a un chaleco y un casco para simular un enfrentamiento, todo lo cual es verificado por siete peritajes. Es decir aquí hay pruebas concluyentes de un asesinato, nadie puede desconocer lo ocurrido”, sostuvo Navarro.

El Senador enfatizó lo señalado por el abogado del Consejo de Defensa del Estado “quien afirmó que hubo, por parte del cabo Jara, abuso de poder, que actuó sobre seguro dada la distancia del disparo, contra una persona que estaba huyendo, sin rastro de pólvora en sus manos, y en cuyo bolsillo se encontró un cartucho, uno solo, e insinuó que fue cargado con él por los mismos carabineros que intentaron falsear las pruebas”.

Asimismo, el parlamentario citó lo relevante que son los argumentos de Lorenzo Morales, abogado de la familia, quien en su alegato dijo que “fuera de los 7 peritajes que inculpan al cabo Jara, no se encontró vestigio alguno de los perdigones que según carabineros habrían disparado los mapuche, y que las trazas de pólvora que se encontraron en uno de los comuneros son menores a las que se pueden encontrar en una persona que acaba de lavarse los dientes”.

El Vicepresidente del Senado reiteró: “Aquí debe haber una pena ejemplarizadora”. Y aseveró que “quienes matan un carabinero reciben, con toda justicia, las penas del infierno, y nadie se puede quejar de eso, pues la vida es un bien único, pero notamos que si un carabinero mata a un civil, hay impunidad, defensas corporativas, los carabineros siguen trabajando en la institución, lo toman casi como un riesgo profesional. Esa es una cultura institucional que debe cambiar, pues Carabineros, incluido en cabo Jara, sancionado por maltratar a sus subalternos hace unos años, debe respetar los derechos de las personas, no abusar de ellas”.

“El año 2006, -recordó Navarro- en la sentencia Palamara contra Chile, la Corte Interamericana de Derechos Humanos nos condenó como país a derogar la justicia militar en tiempo de paz. ¿Y qué tenemos hoy? Una pena bajita para el asesino de Mendoza Collío, impuesta por jueces militares”, dijo el Senador. Y agregó que “la Corte Marcial, quien se tomará un tiempo prudencial para dictar fallo, puede corregir esto, aumentar la pena de manera justa y proporcionada a 15 años, tal como pide la familia del occiso y el fiscal militar”.

Desde la perspectiva del congresista del MAS, “el gobierno debe derogar la justicia militar en tiempo de paz; su solo funcionamiento viola derechos humanos, el derecho al debido proceso. Eso dice la sentencia Palamara. Le pedimos al Ministro Hinzpeter, al Ministro de Justicia, al Presidente Piñera, que apoye las reformas que varios parlamentarios hemos presentado al respecto. Es por Chile, es para todos, no para un solo sector”.

Finalmente, el Senador sentenció que “no podemos dejar pasar que el operativo que dio muerte al comunero mapuche fue ordenado por el cuestionado fiscal Luis Chamorro, quien actualmente realiza allanamientos investigando delitos de los cuales él es víctima, lo cque viola la ley procesal penal; y que el jefe del operativo Iván Bezmalinovic, fue recompensado con un ascenso en la zona de los hechos. Volvemos a pedir la renuncia de ambos, particularmente del Coronel Bezmalonovic, cuya responsabilidad de mando debe hacerse efectiva”, puntualizó.

Fuente: mapuexpress.net

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *