“A la DC parece no importarle que Piñera proponga impunidad en materia de DDHH”

Manifestando su sorpresa por “la facilidad con que el Presidente Piñera hizo un espacio en lo que se supone es una ocupada agenda de reconstrucción para reunirse con los parlamentarios DC que están en campaña contra Cuba”, el senador Alejandro Navarro dijo que “mientras el país nos exige unidad en la acción, a favor del bien común y en un tema central como lo es enfrentar los daños humanos, materiales y económicos que dejó el terremoto, parece que la prioridad en la agenda paralela entre el gobierno y la DC es otra”.

El parlamentario dijo que “lo último que hizo Walker en la Cámara de Diputados y lo primero que hizo al llegar al Senado fue presentar proyectos de acuerdo contra Cuba. Claramente este será su eje de trabajo parlamentario y, por cierto, está en su legítimo derecho a hacerlo. Sin embargo algunos quisiéramos verlo con ese mismo ímpetu preocupado de escuchar a los millones de chilenos que se oponen a la instalación de la represa y la central hidroeléctrica que Hidroaysén quiere construir en la región que él representa ahora”.

“En todo caso -agregó- nos alegramos de que por primera vez Walker haya firmado también un proyecto condenando las sistemáticas y graves violaciones a los derechos humanos cometidas por el Reino de Marruecos contra los pueblos del Sahara, país que Walker ha visitado en el pasado reciente para entrevistarse con el monarca que es parte de la dinastía que rige los destinos de ese país desde hace varios siglos, sin que nunca se haya realizado ningún tipo de elección popular, y donde el rey designa a los ministros de la Corte Suprema, a los jefes militares, y donde él mismo es el jefe de la iglesia”.

Navarro dijo que “llama la atención que esta premura y esta dedicación para sumarse al coro anticubano que diversas entidades internacionales como la ODCA vienen impulsando desde hace mucho tiempo y que en Chile siempre tiene voceros oficiosos, sirva para levantar cortinas de humo sobre las falencias evidentes que el actual gobierno sigue mostrando para designar gobernaciones y seremías, con los primeros síntomas de pugnas internas, y sobre todo cuando el Presidente aún no cumple sus compromisos de vender las acciones de Lan, de Chilevisión y de Blanco y Negro”.

“Por cierto -añadió- a esta cofradía se ha sumado el PS, seguramente preocupados de lograr la reelección de Insulza en la OEA, ignorando de manera vergonzosa las consecuencias del criminal bloqueo económico que existe sobre Cuba desde hace más de cuatro décadas y, peor aún, haciendo la vista gorda sobre el pronunciamiento que desde hace más de una década viene haciendo con mayoría abrumadora la Asamblea General de la ONU, rechazando esa política unilateral norteamericana. Tampoco se hacen cargo del apoyo que recibió Cuba para convertirse en miembro del Consejo de DDHH de la ONU, votos que EEUU no logró para integrar esa instancia”.

El legislador señaló que “en todo caso llama poderosamente la atención la falta de pudor de la DC para construir lo que al parecer es una nueva alianza, que tanto le criticaron en el pasado a Adolfo Zaldívar y que incluso le significaron la expulsión de ese partido. Además, después de lo que pareció una intensa campaña presidencial, donde se cuestionó fuertemente que Piñera, reunido con ex uniformados, diera señales inequívocas de impunidad en relación a graves violaciones a los derechos humanos cometidas por la dictadura, cuestión que hoy parece no importarle demasiado a la DC”.

“Es decir -prosiguió- seguimos siendo testigos del doble estándar de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Demás está decir que sobre el tratamiento criminal e incluso de “terrorista” que se le da a los mapuches, aplicando las leyes de Pinochet. Nunca hemos escuchado a Walker decir nada sobre eso, ni siquiera cuando hubo personas en riesgo vital debido a los efectos de prolongadas huelgas de hambre”.

Navarro dijo que “como ya han señalado destacados analistas parece curioso que tanto a Piñera como a la DC les parezca que el mejor espacio para debatir sobre Cuba es la OEA, cuando se trata de un organismo creado por iniciativa de Estados Unidos, dejando expresamente a Cuba fuera de dicha instancia, y cuando en los últimos meses lo que ha hecho, contrariamente, ha sido buscar mecanismos que permitan el integro de la isla a esa organización internacional, pese a que el gobierno cubano ha señalado su desinterés al respecto”.

Finalmente, el parlamentario señaló que “aquí no se trata de no debatir sobre el proceso cubano, así como el que viven otros países con los que Chile mantiene relaciones absolutamente normales y a los que no dedica tanto tiempo para cuestionarlos, seguramente mediatizado por sus grandes mercados consumidores. Lo que no aceptamos es que se critique haciendo abstracción del contexto político e histórico en que desarrolla su vida el pueblo cubano. Cuba está indisolublemente ligada a la historia de Chile y su amistad se manifiesta permanentemente, como hoy, cuando sus médicos están atendiendo a las víctimas del terremoto”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.