“Acusación contra secretario General de la FEC es otro montaje más”

 

  • El senador cuando fue presidente de la misma Federación, también fue golpeado por carabineros-resultó con sus costillas rotas-detenido y culpado sin pruebas en la Fiscalía Militar. Proceso que duró 3 años y luego fue declarado inocente.

 

Imagen: Facebook Recaredo Gálvez

Como “un montaje”, calificó el senador y ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, Alejandro Navarro el caso del Secretario General de la FEC, Recaredo Gálvez, quien fue detenido el viernes en medio de una manifestación estudiantil y golpeado brutalmente arriba del bus de carabineros; y quien hoy se encuentra en prisión preventiva en la cárcel El Manzano de Concepción, acusado de porte ilegal de armas (bomba molotov) y homicidio frustrado contra Carabineros; “todo ello, sin ninguna prueba”, indicó el parlamentario, quien se reunió ayer y esta mañana con el estudiante.

El parlamentario indicó que “espero que el Fiscal a cargo tome nota de los hechos, porque hasta ahora el único testimonio y la única prueba es la del oficial que lo golpeó y que lo dejó inconsciente. A Recaredo le hicieron las pruebas de los hidrocarburos en sus manos y no le encontraron rastros, tampoco trazas o bombas en su mochila; ni tampoco hay pruebas de desordenes en su historial. Esta injusta acusación está tomando los mismos ribetes de tongo del caso del joven paquistaní Mohammed Kahn, quien después de meses de vivir un tortuoso proceso judicial y de haber estado en la cárcel, en un caso que carecía de pruebas y de veracidad, hoy está libre, pues siempre fue inocente, como Gálvez”.

Tras reunirse con el estudiante en la cárcel El Manzano, el Legislador del MAS comentó que “Recaredo aún se encuentra con los efectos y marcas de la brutal golpiza que recibió arriba del bus policial, y que lo dejó inconsciente. Hubo un carabinero que de tanto pegarle lo dejó sin conocimiento, motivo por el cual el estudiante de 21 años tuvo que ser atendido en el hospital Regional, en donde el médico de turno pidió que se le hiciera un escáner y una radiografía, pero los carabineros que lo acompañaban procedieron a cambiarle el médico y a retirarlo de inmediato del centro asistencial; actitudes que huelen muy mal y deja en entredicho la acusación, que de acuerdo a los antecedentes que manejamos, a todas luces es un montaje para eludir la responsabilidad del funcionario que golpeó cobardemente al Secretario de la FEC”.

Navarro recordó que “cuando fui presidente de la FEC, estuve tres años en la fiscalía militar exactamente por lo mismo, también acusado injustamente por un teniente y golpeado brutalmente, hasta quebrarme la costilla. Lamento que esta historia que viví se vuelva a repetir con Recaredo: injusta detención, cobarde golpiza, abuso de poder, proceso sin pruebas y cárcel”.

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
  1. Julio 27, 2011

    Lamentable y condenable. Más aun cuando no es primera vez que esto ocurre: Cobarde abuso de poder, alevosía y falsas acusaciones para justfiicar y ocultar el cobarde desempeño de un oficial de carabineros.
    Solidaridad con Recaredo y reconocimiento a Ud. Senador Navarro por su permanente y valiente defensa de los derechos de la gente y por las denuncias que siempre está haciendo.

  2. Manuel Flores Torres
    Julio 27, 2011

    La historia de Recaredo es similar a la vivida por miles de estudiantes durante la Dictadura de Pinochet.
    La metodología es simple:
    1.-Protesta estudiantil (en este caso);
    2.- Represión brutal de carabineros.
    3.- Como se les pasa la mano, buscan un sujeto (víctima) para dispersar la atención.
    4.- A la víctima se le asocia a un sin número de delitos.
    5.- Finalmente, el o los verdaderos responsables del delito (tortura,etc)nunca son identificados; el Estado los apoya como cuidadores del orden y la seguridad del país.

    Bien Alejandro, no esperaba menos de ti. Fuerza y gracias por estar donde te necesitan. Un abrazo, Manuel Flores (ex dirigente Fec)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *