“Agencia Calidad Educación no puede estar sólo en Santiago y en manos del ministro”

Parlamentario propuso además separar educación superior del Mineduc, creando un nueva cartera de educación superior, ciencia y tecnología.

Imagen: antiveroladoc.blogspot.com

Lamentando “que muchos parlamentarios de regiones sigan votando a favor de centralizar los servicios y funciones públicas, especialmente en una materia tan importante como la calidad de la educación”, el senador Alejandro Navarro dijo que “seguiremos insistiendo en el sentido de las indicaciones que rechazó la Comisión de Educación del Senado porque la Agencia de la Calidad no puede estar sólo en Santiago, el único responsable no puede ser el ministro y los particulares no pueden someterse voluntariamente a una fiscalización que para la educación pública es obligatoria”.

El parlamentario señaló que “este nuevo episodio de acuerditis crónica que está afectando a la Concertación les está impidiendo analizar con objetividad algunos temas asociados a la calidad de la educación que son de total sentido común, ¿por qué a quién podría parecerle extraño que propongamos que en lugar de que la Agencia de Calidad de la Educación tenga una oficina sólo en Santiago, tenga sedes en cada región, tratándose de una materia de tanta importancia que todos dicen compartir?”.

“Por lo demás -añadió- empezamos mal cuando la propia ley sobre aseguramiento de la calidad de la educación, en su artículo 1° dice que “Es deber del Estado propender a asegurar una educación de calidad”. Si lo que queremos es garantizar esa calidad, el Estado no puede sólo propender, sino que debe garantizar esa calidad. De lo contrario se está legislando por una posibilidad, no por un derecho reclamado. Y lo peor, es que el proyecto del gobierno, aprobado por la Comisión ni siquiera define qué entiende por calidad de la educación”.

Navarro insistió en que “tampoco alguien podría sostener que es un despropósito o que tiene algún sesgo de ataque político contra el ministro el proponer que el Comité de Coordinación del Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad, integrado por el ministro, el Superintendente de Educación y un Secretario Ejecutivo, cuente con representantes de sostenedores, profesores, directores y alumnos, y que sea convocado por lo menos cuatro veces al año, para hacerlo más participativo y democrático”.

“Asimismo -agregó- hemos cuestionado el hecho de que el proyecto impulsado por el gobierno y aprobado en la Comisión establezca que “la Agencia sólo podrá disponer visitas evaluativos a los establecimientos particulares pagados, cuando éstos lo soliciten”, pues no nos parece que el sistema encargado de la calidad de la enseñanza sea obligatorio para unos y voluntario para otros, entendiendo que el sistema educativo es uno solo”.

El legislador indicó que “la verdad es que no nos gusta este sesgo discriminativo que se está instalando en educación, primero con los semáforos del SIMCE, luego con los liceos de excelencia, ahora con esta diferenciación en la evaluación de la calidad de la educación y agregando en esta iniciativa también una “ordenación” que más es una clasificación de los colegios evaluados que se dividirán en desempeño alto, desempeño medio, desempeño medio-bajo y desempeño insuficiente. Es decir se seguirá ordenando el sistema por niveles de calidad, sin considerar contextos de ninguna especie, y entregando información que sólo redundará en generar una ansiedad en los apoderados por sacar a sus hijos desde aquellos colegios que estén en la zona roja de estos semáforos, deteriorando aún más el sistema público, y fortaleciendo aún más el sistema particular subvencionado y particular pagado”.

Finalmente, Navarro dijo que “en otro orden de cosas, anticipándonos a debates que vienen y teniendo a la vista la cada vez más compleja situación del sistema educacional en su conjunto, sus particularidades, especificidades y necesidades, nos parece importante proponer que se separe la regulación del sistema educacional pre-escolar, enseñanza básica y educación media, de la educación superior, estableciendo una nueva figura de institucionalidad para esta última, que podría ser un ministerio de educación superior, ciencia y tecnología, que permita una dedicación exclusiva a estas materias, muy asociadas al desarrollo general del país y la sociedad, no sólo la economía”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.