“Al 2020 nuestras costas y suelos serán tóxicos por la chatarra electrónica”

  • El vicepresidente del Senado señaló que “en un país donde es cada vez más fácil tener acceso a un computador, surge el punto de qué hacer con éstos cuando cumplen su vida útil. Las empresas eluden responsabilidades, y es el Estado junto con los contribuyentes quienes deben asumir el costo de la basura electrónica. Cuestión que debe ser controlada”.
  • A su vez, comentó “un alarmante estudio que estimó para el 2020, Chile estará desechando, sólo en computadores, 1,7 millones de unidades anuales”, aseguró.

 

Imagen: Eurolatinnews.com

“Hoy, este mundo que está cada día más inserto en el proceso de globalización, los chilenos pueden acceder a comprar un computador con mucha mayor facilidad que antes. Pero el ritmo de las nuevas tecnologías es tan frenético, que a los pocos años de adquirido un equipo computacional, éste queda obsoleto”, enfatizó Navarro (MAS), en relación a su proyecto de acuerdo sobre “residuos tecnológicos que cada vez ocupan más espacio y aportan mayor cantidad de elementos y sustancias tóxicas”, sostuvo. Y, asimismo, consideró que “ferias como la II del Reciclaje de Concepción que desarrolla el Ministerio del Medio Ambiente con la Municipalidad de la comuna, en el Parque Ecuador, debieran ser actividades que se promuevan permanentemente, para así arraigar una cultura de reciclamiento”.

 

A su vez, el parlamentario recalcó que “el papel que debieran tener los fabricantes en este ámbito es que utilicen materiales menos dañinos para el medio ambiente, diseñar el producto para que dure más y sea más útil, crear sistemas de reciclaje más seguros, mantener bajos los costos de los residuos y dejar de traspasar los costos del manejo final de los residuos al gobierno y a los contribuyentes”.

 

“La cultura de la basura”

Navarro estimó que “la cantidad de residuos de computadores se incrementará en un 10% durante la próxima década. Más de 300 mil equipos de escritorio y computadores portátiles se convirtieron en residuos el 2007, esperándose que alcance a 1,7 millones de computadores obsoletos anuales el 2020”.

 

Además, el vicepresidente del Senado afirmó que “aunque hay una industria de reciclaje incipiente, ésta no responde a la solución de este tema tanto a nivel ambiental como económico, por lo que la regulación en la materia es fundamental para revertir el sombrío panorama actual”.

 

“Responsabilidad empresarial”

 

El presidente del MAS fue categórico en exigir a las empresas asumir sus responsabilidades en el tema: “El negocio de la electrónica computacional es uno de los más lucrativos del mercado. La responsabilidad de una empresa no termina cuando un producto pasa a manos de un consumidor, sino que debe continuar hasta el momento en que ese equipo es desechado por el usuario. Acá es donde una correcta política de reciclaje puede marcar la diferencia”, aseguró.

 

Navarro explicó que no es una responsabilidad adicional para con las empresas, ya que la OCDE define la Responsabilidad Extendida del Productor (REP) como “un enfoque de política ambiental según el cual la responsabilidad del productor por un producto se extiende hasta la etapa de pos-consumo en el ciclo de vida de sus productos”.

 

Un contaminado porvenir

El Senador destacó la importancia de regular prontamente la basura electrónica, de lo  contrario “que de aquí al 2020 tendremos suelos y costas con 2 toneladas de arsénico (suficiente para contaminar 225 millones de litros de agua), 3 toneladas de mercurio y 10.000 toneladas de plomo -todos elementos altamente tóxicos-. Por lo que es urgente legislar lo más pronto posible sobre el problema de los desechos electrónicos”, puntualizó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *