“Aysén puede ser el principio del fin de este Gobierno”

· “Este no es un problema de este gobierno. Recordemos que la Concertación también lo tuvo, pero supo invisibilizarlo”, comentó el presidente del MAS
· “Se agotó la institucionalidad política, que ha resaltado el centralismo y ha castigado a las regiones”, dijo el senador, quien pidió reformas constitucionales

“Bloquear todos los proyectos de Ley que desde La Moneda envíen al Parlamento hasta que el gobierno resuelva el conflicto de Aysen y satisfaga las demandas de la comunidad”, propuso el senador y presidente del MAS, Alejandro Navarro, tras la dura posición que tomó el Ejecutivo al amenazar con invocar la Ley de seguridad del Estado y al no querer dialogar si la movilización de la región continúa.

Imagen: islamico.org

Navarro expresó que “el gobierno al endurecer su postura deja en manifiesto, nuevamente, su nula capacidad para escuchar a la ciudadanía y su cero disposición a solucionar los conflictos. Y ante este nuevo escenario la oposición debe respaldar decididamente a Aysen, con más acción y menos discurso. Y en ese sentido, la única opción para que el Gobierno dialogue y resuelva el conflicto es el bloqueo legislativo”.

El legislador dijo que “no hay condiciones para que el senado sesione normalmente mientras Aysen rompe la Gobernabilidad. Y en ese sentido, la oposición no puede ser un espectador. Y sino reacciona ahora, ocurrirá lo mismo que con el Movimiento estudiantil que marginó y rechazó el rol político del Congreso”.

Como oposición, desde el Parlamento, debemos dar una clara señal al gobierno y al país, que estamos dispuestos a dialogar y aprobar las leyes que sean necesarias para fortalecer el desarrollo y progreso de las regiones. El Congreso no puede quedar ajeno, debe hacerse parte respaldando a Aysén y con ello, a las demás regiones que sufren a diario al estar sofocadas por el centralismo extremo”

La concertación también tuvo estos conflictos, pero supo invisibilizarlos

Además, Navarro fue enfático en señalar que “este NO es un problema de ESTE gobierno. Recordemos que la Concertación también lo tuvo, pero supo invisibilizarlo a través de los operadores políticos que intermediaron siempre, evitando la ruptura y la crisis”.

Agregó que “esto tampoco es un problema de más o menos subsidios, sino que es un problema profundo y estructural, debido al agotamiento de la institucionalidad política, que ha resaltado el centralismo y ha castigado a las regiones. Y si no se hacen cambios profundos ahora, Aysen y las demás zonas afectadas no tendrán posibilidad de mejorar su condición; mucho menos con este gobierno que se niega a dialogar y que en vez de avanzar con propuestas y soluciones, castiga con represiones y amenazas, debido a un mal diagnostico que hicieron de la situación; lo que provocará que este se levanten otras zonas, como Arica, Calama o Arauco”.

Por ello, es que debemos avocarnos a una reforma constitucional, que quite poder al Presidente de la República y lo transfiera, en parte, al congreso y fundamentalmente a la ciudadanía. El ejecutivo debe entender que este proceso requiere de medidas políticas y económicas. Si eso no se capta, las regiones no tardarán en levantarse superando a los Partidos políticos y al propio Gobierno”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *