“Cambiar monopolio de farmacias por el de los supermercados no resuelve nada”

Su preocupación “por el proyecto de ley que permite la venta de medicamentos en el comercio y que el gobierno ingresó a trámite legislativo el pasado 4 de octubre” manifestó el senador Alejandro Navarro quien dijo que “cambiar el monopolio de las farmacias por el de los supermercados no resuelve nada de fondo en esta materia y, por el contrario, genera situaciones de riesgo para la salud de las personas”.

El legislador, quien junto al Frente de Defensa Medicamentosa entregó una carta dirigida al Ministro de Salud, Jaime Mañalich, manifestó que su posición contraria a la iniciativa del Ejecutivo “no se funda en mi condición de opositor al gobierno, sino que en los argumentos científicos y profesionales que ha entregado el Colegio de Farmacéuticos y en la evidencia científica de los más de 7.000 muertos que produjo en Argentina una medida idéntica a ésta”.

“Pero, más allá del evidente riesgo de la sobremedicación -agregó- está absolutamente claro que el proyecto de ley presentado reforzará los monopolios del retail, ampliando el que hoy tenía sólo el sector farmacéutico. La venta de medicamentos sin receta que promueve el proyecto, no se dará en negocios pequeños o minoristas, pues los supermercados siempre podrán ofrecer precios más bajos debido a su posibilidad de generar economías sobre la base de los volúmenes manejados”.

Navarro señaló que “si lo que se quiere es eliminar los monopolios en la venta de medicamentos, le pedimos al ministro que promueva las farmacias independientes, pues los monopolios de las cadenas de farmacias, no se eliminan permitiendo la participación de otros monopolios, como el de los supermercados. Este es un proyecto que sólo traerá más concentración y reducirá la competencia en el mediano plazo a través de la colusión cruzada entre farmacias y supermercados. Tan solo recordemos que hasta hace poco supermercados y farmacias tenían los mismos dueños, ahora reducidos a porcentajes de propiedad”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
  1. Martín Correa Peña
    Octubre 28, 2010

    A Tanto llega la ambición del dinero, la avaricia, el descontrol, de los medicamentos en Chile, ya no les basta que lo solamente este producto de la salud publica al margen de ser manejado por los grandes “Cadeneros de Farmacia”, ellos compran producciones completa y por su puesto manejan el gran negocio de la salud, con la única finalidad de llenarse los bolsillos, visitar Chile y ver en las grandes vidrieras las ofertas de los medicamentos, para nosotros es curiosidad, en Chile no, enférmate total hay ofertas.
    Los grandes mercaderes que manejan este monopolio, también manejan los precios y el consumo. Por supuesto también manejan la “Droga Dependencia”, en ella no hay control, es decir los Psicotrópicos son manejados por estos narcotraficantes de la medicina, por los inescrupulosos que manejan los medicamentos. En Chile también existe el consumo y en cantidades industriales y sin control de la drogodependencia, que es manejada justamente, por los mercaderes de la medicina, los grandes cadeneros de farmacias y ahora sigue la oferta de la droga a través de proyectos de venderlos en los supermercados. Chile país serio, no, en este caso es un país para la chacota.
    Así como copiamos las buenas cosas del mundo civilizado, también copiemos las buenas medidas con respecto a la salud pública. El medicamento es un bien social, no una mercancía de la oferta y la demanda, pero como en Chile hay que consumir a cualquier costo, el medicamento no es ajeno a ser considerado un producto más en el bolsillo del consumidor.
    Por último, es sabido que la droga que sale de la farmacia, es justamente un producto no controlado, quien lo niegue a un cliente o comprador, es expulsado de su trabajo, aquí hay que vender sí o sí, por lo tanto, esto sigue aumentado en nuestro querido, amado y sufrido país, el aumento del consumo de la droga y justamente esto se realiza por los mercaderes de la medicina, las grandes cadenas de farmacias y ahora los supermercados se repartirán la distribución de la droga que alcanza un consumo de un 35% en estos hermosos negocios que te invitan a seguir consumiendo, total si yo te lo vendo y sin receta.
    La ley existe de distribución del medicamento y quien controla o supervisa la entrega de este producto, se entiende que es un profesional farmacéutico, en Chile no es así, lo vende cualquiera, no existe la presencia del profesional farmacéutico y esto es muy peligroso, la prensa es la gran cómplice de ello, todos los días existe intoxicación, por consumo indebido del medicamento, por que ha sido entregado por estas manos inescrupulosas del medicamento.
    No soy farmacéutico, pero si defiendo la ética profesional, lo que se ha perdido en nuestro país, porque no cerrar la carrera de Farmacia y Bioquímica, si no tiene sentido ella, total tenemos grandes industriales, que asociados a estos narcotraficantes de guante blanco, que utilizan un bien social, para un beneficio propio, sus bolsillos.
    Nuestros legisladores, no los molestemos, ellos gozan de una perfecta salud, por favor no los molesten, ellos también consumen medicamentos o se pepean, por favor no los molestemos.
    Los legisladores son los vigiladores de todos estos procesos, pero señores, no se hagan cómplices de estos narcos, para ellos no los hemos elegidos, legislen de acuerdo a la ley, que les ha conferido en su mandato, legislen para su pueblo, no al narcomedicamento. Y exijamos que en cada farmacia deba existir un profesional Farmacéutico/a, como en cualquier país europeo o país serio.
    No al manejo del medicamento bajo las manos del narcotráfico del medicamento y autoconsumo, detrás de ellos están las funerarias afilándose las uñas.

    Mis saludos, Martín

  2. Rolando Gonzáles Altamirano
    Octubre 31, 2010

    Creo que te estás pisando el palito Alejandro, ¿tienes una idea aproximada sobre cuántos millones de dólares ganan los farmacéuticos con la venta de las medicinas? Por otra parte, los farmacéuticos no tienen nada que hacer con el diagnóstico de las enfermedades y la determinación sobre cuáles deben ser las medicinas que necesitan los enfermos, porque de eso se encargan los médicos.
    ¿Sabes Alejandro? Yo te cre{ia un poco más listo… ¿o le estás haciendo el juego a los bribones farmacéuticos que llevan decenas de años lucrando con el negocio multimillonario de las medicinas? La verdad, Alejandro, si no fuera porque en otras cuestiones te manifiestas de manera correcta (exceptuando, claro, lo de la elección donde metiste las patas hasta el codo) yo estaría por pensar que los farmacéutos te esttuvieran pagando una coima por apoyarlos en sus negocios con la salud. Piénsalo Alejandro, yo vivo en México, las medicinas se venden en muchos lugares, con recetas, por supuesto, hay otras de consumo general, pero a nadie se le ocurriría exigir lo que planteas. Por ejemplo, cuando apareció el Dr Simil fue un escándalo de los farmacéuticos, lo acusaron de que vendía malas medicinas, etc. ¿Cuál era el problema? ¡VENDÍA MÁS BARATO!
    ¿Cómo quieres que lo vea Alejandro? ¿Debo pensar que te pagan coima o que te están jugando el dedo en la boca porque eres 100 veces más ingenuo de lo que todos pensábamos? ¿Con cuál nos debemos quedar Alejandro?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *