“Carabinero imputado por muerte en furgón policial debe marcar un ‘nunca más’”

  • A juicio del presidente del MAS, “la condena en primera instancia por 540 días de reclusión en contra del carabinero Rafael Díaz, ratifica que la represión policial no es un recurso válido”.
  • “Gracias a esta resolución, quien ostente poder y, por ende, sea crea facultado en aplicar violencia desmedida, ya se debe dar por enterado que no es así”, advirtió el parlamentario.

 

El senador Alejandro Navarro acaba de anunciar lo que considera “una noticia  justa que debe fijar un precedente”. Se trata sobre la sentencia de primera instancia por cuasidelito de homicidio del joven de Cabrero, Franco Coronado, agredido y posteriormente fallecido en un furgón policial. El dictamen está adscrito en contra del carabinero Cabo 2°, Rafael Díaz Briones, informando el parlamentario que “según la Fiscalía Militar de Los Ángeles, se ha condenado a este uniformado a 540 días de reclusión menor en su grado mínimo, a la suspensión de su cargo u oficio público durante el tiempo de la condena y el pago de gastos relacionados al proceso de la causa que fijará la fiscalía”, indicó.

 

“A la luz de las evidencias físicas  de Franco, que reflejaban la brutalidad de la golpiza tanto en su cara, específicamente el pómulo y su tabique nasal, sus muñecas y heridas en ambas piernas; además de la declaración de los implicados, no cabe duda que aquí hubo un maltrato excesivo, sin límites, abusivo proveniente del carabinero acusado, el cual para nosotros era necesario denunciar y hoy recriminar, sobre todo si se trata de un funcionario perteneciente a una institución en la que se supone debemos confiar por promover y resguardar el orden y no la violencia”, sentenció Navarro.

 

“El hecho fatal – narró el Senador- sucedió el 27 de junio de 2010. Franco estaba junto a su hermano y cuñada en la feria costumbrista de Cabrero bebiendo, siendo posteriormente aprisionados por Carabineros, producto de ocasionar un altercado en el local. Tras forcejeos con los uniformados, dentro de los que estaba el Cabo 2° Rafael Díaz, Franco es reprimido y desestabilizado, al punto de sufrir una caída y golpe en la cabeza. Aún así, Franco es ingresado al vehículo de Carabineros, estando a la llegada  a la unidad policial lamentablemente ya fallecido”, relató el parlamentario. “No debemos dejar que esto se repita. Este caso, reitero, debe establecer un precedente desde el que digamos ‘nunca más’”, afirmó el congresista del MAS, quien apoyó a la familia del fallecido joven, participando en la demanda jurídica de este caso.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *