“Carabineros debe colaborar en la investigación de las escuchas telefónicas”

Para el Senador “la única forma de prevenir nuevos casos como éste es mostrar la verdad por cruda que sea, y que ruede la cabeza de quien sea el responsable”, afirmó.

Imagen: sandiegored.com

Como “un caso de pobre colaboración de Carabineros con la justicia”, calificó el legislador del Movimiento Amplio Social, Alejandro Navarro, a la investigación por las escuchas telefónicas ilegales, denunciado ante las comisiones de la Cámara de Diputados el año 2011 por el ex suboficial de Carabineros, Esteban Infante.

“Quiero señalar que las escuchas no sólo fueron contra los dos Carabineros exonerados, sino que también me afectaron a mí, a otros parlamentarios, y a destacados empresarios, lo que es motivo de la investigación. Lo que me extraña es que Carabineros omita entregar a los peritos las claves para determinar si efectivamente hubo espionaje ilegal a los parlamentarios. La actitud de Carabineros raya en lo delictual. En el Código Penal existe un delito que se llama obstrucción a la justicia, y esto está llegando al límite de lo tolerable”, argumentó Navarro.

A su vez, el congresista comentó que “en cuanto a las eventuales escuchas no autorizadas de acuerdo a la ley a destacados empresarios nacionales, creo que para nadie es un secreto que esto se puede prestar para el enriquecimiento ilícito de quienes espían y de su red de protección. Esto es especialmente grave, pues vulnera la fe pública en los mecanismos de inversión en acciones, como la Bolsa, sus corredores, etc., los cuales pueden estar siendo espiados en la impunidad aún hoy”.

Para el Senador “las escuchas a los afectados, a los denunciantes también han tenido poca colaboración de Carabineros. Yo le pido a la institución la máxima transparencia, pues este caso puede detonar en una lápida a su prestigio institucional. El ex jefe del equipo de Asuntos Internos de la Dipolcar, Gonzalo Alveal Antonucci, se retiró de la institución, pero los hechos fueron cometidos durante su gestión, y no dudamos que los fiscales están investigando más arriba, pues tengo convicción que los inculpados no actuaron solos y que por ende, tampoco caerán solos”.

“Esta profunda herida al honor institucional debe ser lavada. Espero que los egoísmos y las defensas corporativas no se impongan a la visión institucional de largo plazo, pues el prestigio de Carabineros ya no es el de antes, y con este caso, puede ser peor en el futuro que ahora. Si Carabineros no es capaz de garantizar uso de sus aparatos de escucha, entonces que los entregue, que no se haga más cargo de ellas; pero con la misma fuerza les digo que lo peor sería encubrir los hechos. Si queremos fortalecer las facultades fiscalizadoras de Carabineros, eso pasa por el buen uso de esas mismas facultades. La ley no se hizo para abusar de ella, sino para cumplirla resguardando los derechos de los ciudadanos”.

Asimismo, Navarro cree que “es necesario encontrar los cerca de 40 maletines con dispositivos de escuchas telefónicas portátiles perdidos; el alto mando debe hacerse responsable de encontrarlas, pues con ellas también se estarían cometiendo estos delitos, sin que hasta ahora se sepa qué funcionarios las tienen en su poder y con qué fin específico”

Finalmente, señaló que “la justicia militar no garantizaba un juicio imparcial, por eso celebro que esto haya pasado a la justicia criminal ordinaria, la que espero sea eficiente y ponga todo de su parte para resolver este caso y limpiar a la institución de quienes hayan osado ir más allá de la ley. Las escuchas telefónicas son de uso restrictivo, así es en cualquier democracia. Si permitimos escuchas indiscriminadas, nos acercaremos peligrosamente a un Estado policial o una dictadura, y por eso es tan importante saber qué ocurrió, y qué ocurre con las escuchas ilegales el día de hoy”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.