“Contraloría ratifica licitación fraudulenta en Seremi Salud que Fiscalía debe investigar”

  • Desde su casa en Penco, Navarro señaló que “es tercera vez consecutiva hemos tenido la razón al denunciar irregularidades en la Seremi Salud Biobío”.
  • Y detalló que “aquí está comprometida una universidad privada que yo espero aclare su participación estos hechos graves e irregulares”.

 

Imagen: Universidad San Sebastián

Anunciando la presentación a la Fiscalía por “graves hechos empíricamente constitutivas de delitos dentro de la Seremi de Salud y de íntima relación con la Universidad San Sebastián”, el senador Alejandro Navarro expresó la apertura de un proceso judicial, esto tras el pronunciamiento de Contraloría que señala que sí hubo graves irregularidades y que el seremi de entonces, Mario Fernández, hoy está nuevamente bajo serios cuestionamientos. En relación a él, Navarro afirmó que “el silencio reiterado y cómplice del ex-seremi Fernández para responder la investigación de Contraloría es revelador”. Y destacó: “Más aún lo es su paso desde la Seremi a la Universidad con la cual se realiza la fraudulenta licitación sobre capacitación”

 

Fue el mismo senador, quien junto al presidente de la Asociación de Profesionales y Técnicos Profesionales de la Autoridad Sanitaria Provincia de Concepción (APRAS), Cristian Bustos Arriagada, quienes develaron ante Contraloría en febrero de este año un conjunto de irregularidades, desde licitaciones arregladas hasta problemas financieros, que han puesto en riesgo la probidad y normal funcionamiento de la Seremi de Salud del Biobío.

 

“En aquella oportunidad, en particular, denunciamos el curso licitado por la Seremi ‘Planificación Estratégica e Implementación de Cuadro de mando Integral’, que fue adjudicado a la Universidad San Sebastián, y la continuidad de éste, llamado ‘Asesoría en el proceso de puesta en marcha e implementación de un cuadro de mando integral’. Hoy, gracias a Contraloría, corroboramos que nuestra denuncia, tanto desde el proceso anterior a la licitación hasta la ejecución misma del curso, todo estuvo fuera de norma”, afirmó Navarro.

 

En la ocasión, Navarro y Bustos sostuvieron que aparte de que la Seremi de Salud habría pagado 20 millones de pesos por ambos cursos, que no estaban inscritos en el registro de contratistas y proveedores del Estado al momento de la emisión de órdenes de compra, previo a ello ocurrió algo peor: “Entre el Jefe de Gabinete de la Seremi de Salud y Directivos de la Universidad San Sebastián, en los que se solicitaba a la institución de Estado permitiesen ‘…una discriminación de manera fácil frente a la posibilidad de otras propuestas…’, lo que, tal como lo da a entender Contraloría, demuestra que estamos ante un completo fraude, una licitación falsa y acomodada para que ganara la Universidad San Sebastián”, comentó Navarro.

 

En general, Contraloría después de estudiar la denuncia, y llevar adelante una investigación, determinó que sí existen “incumplimientos de bases administrativas y técnicas, vulneraciones a la normativa de compras, falta de respaldos que acrediten la ejecución del curso y de la asesoría motivo de la denuncia, inconsistencia en cuanto a las horas informadas por la jefatura y las convenidas para el curso, inconsistencias en los montos pagados por la SEREMI para tales actividades, manejo y uso de los recursos aportados por los participantes del curso, comunicaciones previas establecidas entre funcionarios de la SEREMI y la Universidad San Sebastián y la certificación recibida por los funcionarios efectuaron el curso”.

 

Sin embargo, de lo mencionado, Contraloría instruyó que debe nacer del actual secretario regional ministerial, Boris Oportus, la ordenanza de un sumario administrativo, ante lo cual, el senador Alejandro Navarro fue enfático en señalar que “no esperaremos que ocurra aquella instancia, porque a nuestro parecer, debe ser el Ministerio Público el que debe hacerse parte para identificar prontamente a los responsables”.

El silencio cómplice y acusador

Del ex seremi de Salud, Mario Fernández

“Sabemos bien quién es Fernández y no nos sorprende que hoy sea el decano de Medicina y Biociencias de la Universidad San Sebastián”, dijo Navarro, en referencia a la relación previa que tenía como Seremi y que originó el posterior fraude en la licitación.

 

El presidente del MAS recordó que “Fernández es el mismo que ejercía doble turno, es decir tanto en el sector público (Seremi de Salud) y privado (Sanatorio Alemán) a la vez, y que actuó despreocupadamente ante la denuncia en que la Compin sostenía una asociación ilícita para defraudar al Fisco con el pago de licencias médicas a una decena de empresas de papel”. Y agregó: “Por ello, es que encontramos innecesario que el actual Seremi de Salud, Boris Oportus, emprenda un sumario, pues Contraloría da luz clara en que Fernández, tal como lo puede definir la Fiscalía, sí se le puede imputar responsabilidades penales: Fernández ante todas las consultas de Contraloría, su única respuesta fue el silencio, por el que pronto tendrá que enfrentar a la Justicia”:

 

Descarga acá la presentación a la Fiscalía

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *