“Crisis no se resuelve ni despidiendo gendarmes ni liberando reos”

Convencido de que “el indulto anunciado por el gobierno no resuelve la crisis carcelaria mientras se siga careciendo de una política penitenciaria integral, que considere verdadera rehabilitación y reinserción”, el senador Alejandro Navarro dijo que “esta crisis no se resuelve ni despidiendo gendarmes, ni liberando presos. Este anuncio abre un debate que es insuficiente para comprender profundidad de la crisis”.

Navarro junto a dirigentes de gendarmería

El legislador sostuvo que “una vez más este gobierno dice una cosa y hace otra: durante la campaña nos cansamos de escuchar el discurso sobre el fin de la puerta giratoria y ahora, a un año de haber asumido el Presidente Piñera, nos dicen que la solución a esta crisis es abrir las puertas de las cárceles. Creemos que ambas propuestas son equivocadas porque no se hacen cargo y ocultan el tema de fondo”.

“Una política carcelaria efectiva -agregó- no pasa por tener estadísticas crecientes de personas privadas de libertad, porque eso no es garantía de nada. Dos temas sobre los que no se hablan son la crisis institucional que vive Gendarmería y la carencia de una real política de rehabilitación y reinserción. Por eso hemos insistido por años en que Gendarmería debiera formar parte de la institucionalidad de seguridad pública sin ser escuchados y por eso también hemos criticado que los recursos destinados en el presupuesto para rehabilitación sean escasos y que muchas veces no se gasten completamente en los beneficiarios y quede parte de ellos en los intermediarios de los procesos”.

Navarro dijo que “en todo caso este no es un tema solo de ahora, sino que venimos arrastrando desde hace años. Todos hemos sido responsables de haber terminado en esa lógica de penalizar todo: y por eso tuvimos casos de reclusión nocturna para la señora que no cortaba el pasto de su antejardín y la señora que tenía gatos en su departamento contra la voluntad de la administración y terminamos encarcelando a gente detenida por delitos menores que no atentan ni contra la vida ni contra la seguridad de las personas como es el caso de quienes vienen cd’s en las cunetas”.

“Echar a diez coroneles de Gendarmería solo se convierte en una señal correcta si hay una propuesta de profunda reforma institucional. Sino lo que hace gobierno es traspasar toda la responsabilidad sobre el mando de Gendarmería cuando esta es una responsabilidad muchos más amplia y compartida, que no es sólo técnica sino también política. Se lo dijimos al ministro esto a un mes de haber asumido, y si bien reconocemos una buena voluntad e interés del ministro, el atajo o remedio que tomó puede terminar siendo peor que la enfermedad”.

El parlamentario y presidente del MAS insistió en que “la solución no es construir más cárceles, porque esa tampoco es la solución. Dada la incorporación de 3.800 reos nuevos cada año, se requerirían construir al año cuatro cárceles similares a El Manzano II. Si tomamos en cuenta de que esa cárcel le costó al Estado finalmente cerca de 100 millones de dólares, se necesitarían unos 400 millones de dólares anuales, pero sólo para seguir manteniendo el actual 60% de hacinamiento y el 76% de reincidencia”.

“Esta propuesta de indulto del gobierno, que propone sacar 10 mil presos a la calle, nos obliga a reflexionar sobre por qué ellos estaban presos entonces, pues las leyes por las que muchos de los potenciales indultados estaban presos seguirán estando vigentes. Entonces la duda que surge es ¿está bien la sanción establecida por la ley o lo que está bien es el indulto?. Si hay indulto porque se considera que sanción era excesiva, entonces gobierno también debe modificar esas leyes”, afirmó el parlamentario.

Navarro recordó que “por cierto, también debemos hacernos cargo de debates que hemos eludido por mucho tiempo, como el de la criminalización de la política antidrogas, viendo que países como Holanda que acaba de cerrar ocho cárceles y donde la drogadicción es tratada como un problema sanitario y no criminal. Algo parecido está ocurriendo en Portugal. En nuestra región hay un informe de 2009 elaborado por 17 expertos y con la participación de los ex presidentes Gaviria, Cardoso y Zedillo que también reconoce el fracaso de la criminalización de la cárcel como herramienta para combatir y ganar la lucha a la droga”.

Finalmente, el senador del MAS dijo que “en este nuevo escenario la UDI y Paz Ciudadana deben hacerse cargo de la campaña del terror que han implementado durante años y de la que también fue parte el Presidente Piñera, que llevaron a radicalizar el discurso político y la percepción social, proponiendo la cárcel como solución a la delincuencia y ahora, a un año de su mandato, terminamos con el discurso del fin a la puerta giratoria y se gira en 360 grados proponiendo abrir las puertas de las cárceles”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *