“Dichos racistas, xenófobos y discriminatorios de Diputado Arenas dañan la democracia”

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS

 

Señor

NICOLÁS MONCKEBERG

Presidente de la Cámara de Diputados

Presente

 

De mi consideración:

Junto con saludarlo cordialmente, le escribo para manifestarle mi más honda preocupación por los hechos que paso a exponer, y que dicen relación con graves ofensas, ilegales, racistas, infundadas, odiosas y discriminatorias por parte de un miembro de la Cámara que Ud. bien  dirige.

Es del caso que don Gonzalo Arenas, Diputado de la Unión Demócrata Independiente, profirió los siguientes twits relacionados con la victoria de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales de Venezuela:

“”@diputadoarenas: Futuro del SIMIO: cuando termine de quebrar por completo a venezuela va tener que buscar una guerra con alguien. Vieja tactica de SIMIOS.”

“@diputadoarenas: Con su “regreso” a la izquierda, fiji que el PPD nombra al SIMIO su guru oficial ……”

“@diputadoarenas: Ahora en venezuela Banana gratis para todos los seguidores del SIMIO !!!!!””

El Presidente Chávez tiene un origen afrodescendiente como muchos de sus compatriotas, y cómo negarlo, el mote de “SIMIO”, que siempre se le enrostra de parte de sus opositores, es un insulto racista. Entendemos el fragor de las pasiones políticas, pues quienes realizamos esta actividad durante décadas, hemos estado más de una vez como testigos del debate electoral, pero rechazamos y condenamos la violencia política, sea esta física o verbal, y proferida por quien fuere.

Imaginamos que más de alguien dirá que lo mejor es dejar pasar estos hechos, que es natural que ocurran, que parte de la sociedad considera que esto es normal. Pero nosotros creemos que no podemos cometer el pecado de la indiferencia, y permitir con ello que este tipo de actitudes se propaguen, se hagan comunes, fuertes, y pasen a ser un patrón de conducta.

Tampoco queremos que se instale una mirada estrecha, miope, sesgada de la realidad venezolana, pues una de sus fortalezas es justamente ser una sociedad multicultural, formada con sangres indígenas, europeas y africanas, que se reconocen mutuamente, donde los distintos sectores de la sociedad conviven en paz.

Reprochamos y rechazamos estas palabras de un Diputado de la República, que trata de simio a un Presidente reelecto, de una República hermana y soberana, que resultó victorioso en un proceso electoral ejemplar, sin acusaciones de fraude, y por el contrario, alabado a nivel internacional. Nos parece un recurso bajo y reprochable, que requiere de su intervención, de su público rechazo.

Una cosa es criticar, pero otra es insultar. Pero hay otra cosa peor, que es proferir insultos racistas, insultos de odio, que impliquen el desprecio de otro por su origen racial. SIMIO, un insulto centenario, aplicado a los esclavos originarios del África y sus descendientes.

Es similar a tratar de “cerdos” a los judíos; de “camellos” a los árabes; y de “auquénidos” a los aymara o quechua chilenos o extranjeros.  Son palabras insultantes, que causan deshonra más al que las emite, que a quien las recibe, pero que si son toleradas a una autoridad de la República, amenazan con dejar de ser un germen de racismo, y convertirse en una plaga. Por eso es importante extirpar de la política, nacional o internacional, estos insultos.

No podemos dejar de decirlo, el Diputado Arenas ha proferido insultos racistas, xenófobos, discriminatorios. No pretendemos demandarlo, pero no podemos tolerar estas actitudes tan inmorales y que bajan el nivel de la discusión y del debate políticos.

Me asombra, asimismo, que siendo el diputado Arenas, representante de zonas con gran cantidad de personas y comunidades mapuche, que viven y han vivido la discriminación, no mida sus palabras.

Recientemente aprobamos en Chile la Ley Antidiscriminación, pero también tratados internacionales de Naciones Unidas que prohíben toda forma de racismo y discriminación, existe la Constitución que prohíbe la no discriminación y el derecho a la honra de toda persona. Pero nada de eso le ha importado al Diputado Arenas, ni siquiera su juramento de respetar la Carta Fundamental al momento de asumir su alto cargo.

No quisiera dejar de señalar, Sr. Presidente, que Venezuela es un ejemplo democrático en nuestra región, y que por ende, los insultos del Diputado Arenas, son por lo demás gratuitos. Hasta misiones de la OEA, encabezadas por el Ex Presidente Jimmy Carter, han señalado que las elecciones en Venezuela son ejemplares, sin fraudes ni irregularidades.

Y en estas elecciones ni siquiera la oposición ha dicho lo contrario, registrándose más del 80% de participación electoral. Esto es un ejemplo para Latinoamérica y para Chile. En Venezuela existe una Constitución aprobada el año 1999 por el 71,78% de los electores venezolanos; referéndum revocatorio; posee plebiscitos vinculantes; elecciones directas de intendentes; los venezolanos que están en el extranjero pueden votar; los indígenas por ley tienen que ser parte del parlamento; existe el poder electoral como poder autónomo del Estado; hay 32 partidos nacionales  y más de 200 estaduales.

Tengo vivas sus palabras en mi mente, Sr. Presidente, cuando este día sábado, en una entrevista, manifestó su “completo rechazo” a la última pelea sucedida en la Cámara de Diputados, que involucró a la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, y los parlamentarios Marcelo Díaz y René García.

Ud. señaló en TVN: “Yo espero que tanto los diputados que se agarraron a puñetes, como la ministra que se expresó a garabatos, den una explicación al país y pidan las disculpas del caso”. Asimismo dijo que “creo que estamos topando fondo. Cuando usted ve las encuestas de opinión y el nivel de desconfianza hacia el Congreso uno dice “o reaccionamos ahora que tenemos este problema”.

Estamos de acuerdo con Ud. en cuanto a que es necesario actuar ahora que estamos a tiempo. El silencio con este tipo de actitudes es una tolerancia cómplice.  Es por ello que acudo a Ud., para que evalúe las acciones a tomar para rechazar y condenar públicamente estas expresiones.

Agradeciendo su atención, y esperando pronta respuesta, me despido atentamente de Ud.

 

 

 

Alejandro Navarro Brain

Vicepresidente del Senado

Presidente Partido Movimiento Amplio Social, MAS

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *