“Discusión inmediata a Ley de Pesca es un capricho de Longueira para una votación inmediata”

  • “Esta rapidez, esta precipitada decisión, esta premura, esta urgencia inmediata mal llamada discusión inmediata,  es en los hechos votación inmediata. Se debe cambiar el concepto de esta facultad presidencial. Este proyecto de ley no será discutido, solo nos limitaremos a votar. Acá Longueira pone de rodilla al Senado”, enfatizó el parlamentario.

 

Imagen: Ciper Chile

Considerando que “ponerle discusión inmediata a la tramitación del proyecto de Ley de Pesca, además de ser un capricho inaceptable de Longueira -apurado por aprobarla antes de dejar el gabinete- es una falta de respeto con el Senado que antes integraba”, el senador Alejandro Navarro dijo que “todavía estoy con licencia, pero haré el esfuerzo por ir la próxima semana, sólo para votar en contra de esta ley deficiente e insuficiente y que terminará por afectar gravemente la actividad pesquera artesanal”.

 

El legislador del MAS señaló que “no se puede aceptar como normal, aunque exista la prerrogativa de la que abusa el Ejecutivo al poner urgencias, de que este proyecto haya tenido un trámite de 7 meses en la Cámara, donde el gobierno tiene mayoría, y ahora en el Senado, en tres meses donde sólo lo ha visto la comisión de pesca, quieren que lo votemos sin haberlo discutido en la sala ni una sola vez. Para mi es una falta de respeto a todos los chilenos y un abuso de la facultad presidencial. Esta es la monarquía presidencial”.

 

Navarro enfatizó que “lamentablemente el gobierno ha patentado esto de ponerle tramitación express a los proyectos en el Senado, que por su parte ha ido aceptando esta práctica nefasta. El gobierno se escuda en el falso argumento de que en el Senado busca acuerdos. Pero no pueden buscar acuerdos con la pistola arriba de la mesa. Ya basta de acuerdos y protocolos forzados que además luego no se cumplen. Esta es una ley demasiado importante para el futuro de los recursos pesqueros, del país y del empleo de mucha gente como para tener que aceptar este tipo de tramitación bajo la amenaza de la discusión inmediata que no es sino votar, votar y votar sin jamás discutir”.

 

“Otra cosa que debemos superar -añadió- es ese viejo axioma de que es mejor una mala ley que no tenerla. En la pesca una mala ley conducirá a malos resultados, que en este caso, solo ahondarán una situación crítica. Por ello es que junto a otros senadores presentamos una moción proponiendo prorrogar la actual normativa vigente, con las necesarias adecuaciones en materia de fraccionamiento y otros temas, por dos años, para construir la normativa pesquera que verdaderamente necesitamos”.

 

El parlamentario sostuvo que “muchos de los temas que aborda este proyecto, más allá del falso fantasma de la carrera olímpica que tanto le gusta agitar a Longueira, son demasiado importantes como para conformarnos con este mal proyecto que no aborda esas materias. Llevamos años planteando la necesidad de contar con una verdadera institucionalidad y una investigación pesquera, autónoma, pública, con financiamiento adecuado, que no esté amarrada al subsecretario o ministro de economía de turno. Un país como Chile, que quiere ser potencia alimentaria, que quiere liderar la industria salmonera y que quiere subir los niveles de consumo humano de productos del mar, necesita una política de Estado en esta materia y no sólo un conjunto de normas que buscan garantizarle el negocio a unos pocos grupos económicos dueños de unas pocas pesqueras”.

 

Navarro agregó que “para avanzar en esta materia, desde el gobierno del Presidente Allende que venimos hablando de tener un ministerio del mar o de la pesca, pero seguimos teniendo una Subsecretaría sin mucho peso entre muchas otras subsecretarías que gozan de mayor relevancia dentro de Economía. Si aprobamos este engendro pro industrial de Longueira, que busca disfrazarse de sustentable con unos cuantos artículos y que busca legitimarse sobre el acuerdo de fraccionamiento alcanzado con la Conapach y la Confepach, estaremos lamentándonos en poco tiempo más”.

 

“Esta rapidez, esta precipitada decisión, esta premura, esta urgencia inmediata mal llamada discusión inmediata es, en los hechos, votación inmediata. Se debe cambiar el concepto de esta facultad presidencial. Este proyecto de ley no será discutido, solo nos limitaremos a votar. Longueira pone de rodilla al Senado”, dijo el Senador.

 

Y agregó: “Hablemos francamente, esta rapidez, solo se justifica y es comprensible con la premura del inicio de la carrera presidencial de Pablo Longueira, que quiere dejar la Ley de Pesca amarrada como lo hizo Pinochet con la Constitución del 80”.

 

El senador del MAS dijo que “si el gobierno quiere arremeter en esta materia como toro cegado por la urgencia, entonces que apruebe la Ley Longueira con sus propios votos. Parafraseando a Eloísa, yo no presto el voto para aprobar esta mala ley, que confío podamos revisar en un próximo gobierno de las fuerzas políticas hoy en la oposición”.

 

Finalmente, Navarro dijo que “espero que el gobierno recapacite y no se preste para este acto de recolección de fondos para la campaña del candidato Longueira, que aunque ha estado muy callado en los últimos días, sigue operando para ver como logra poner de rodillas a Golborne si quiere el apoyo de la UDI. Todavía estamos a tiempo de parar este error. De lo contrario, que el gobierno no se queje si, además de los estudiantes, el próximo año tendrá en las calles a los pescadores artesanales, a los trabajadores de las industrias que siguen fusionándose y a los pueblos originarios que siguen sin ser consultados en esta materia”.

 

 

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

 

Tags:
0 shares
  1. Octubre 30, 2012

    Complicado, así de malo entonces que la oposición no vote, que la reponsabilidad sea del sector de gobierno.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *