“El responsable de la salida del gerente de Huachipato es el acero chino”

  • Pocas horas antes de que se tomara la decisión de que el gerente general de la empresa, Iván Flores, ya no seguiría en su cargo, él compartió con el parlamentario del MAS señales que, concluyeron, “forman parte de una competencia desleal de China en materia de acero”.

 

Este viernes entre la 9 y 10.30 horas, el senador Alejandro Navarro se entrevistó con quien fuera hasta ayer el gerente general de la Compañía Siderúrgica Huachipato S.A., Iván Flores, en donde pudo conocer aspectos atingentes a la crisis económica que vive la empresa. Transcurrieron unas horas, y Flores renunció. Para el congresista del Biobío “su salida dice relación con el impacto del crecimiento de las exportaciones de China que están golpeando duramente el mercado internacional del acero. China se está consagrando como el gigante mundial de la producción de este material, teniendo hoy día una producción anual de 715 millones de toneladas y que ha traído serias y graves consecuencias a CAP”.

 

Imagen: Emol.com

Navarro afirmó: “Este escenario debimos haberlo anticipado”. Y recordó que “CAP el año 2012 produjo  1 millón 123 mil 108 toneladas, bajo los precios internacionales que son regulados  por el estándar chino. China se abastece de las minas chilenas de hierro. Por lo tanto, como país, competirle los precios de producción y costo a China, es insostenible”.

 

El líder del MAS manifestó que “nuestro país debe tomar urgentemente una salvaguarda respecto del avance de China en materia siderúrgica, puesto que en menos de una década pasó a ser el principal productor de acero del mundo, construyendo cientos de fundiciones y plantas metalúrgicas, lo que está haciendo que la dependencia de nuestro país al acero de China sea cada día mayor.

 

Para Huachipato, según Navarro, “la detención de la planta Zinc Alum, productora de planchas de zinc, afectó enormemente a la industria habitacional y, particularmente a la gente. De Zinc Alum salían materiales de alta calidad en sus dimensiones; sin embargo, hoy los techos de zinc que se están poniendo en Chile provienen de China, baratos y de baja calidad; son de chocolate, se desintegran, y vienen con pronta fecha de vencimiento”.

 

Lo anterior, lo ejemplificó el Senador con “los recientes temporales en los edificios del Mirador del Pacífico de Talcahuano, cuyas planchas se rajaron; eso demuestra que la calidad del zinc está generando graves problemas para las viviendas. Son planchas que no están certificadas. Ingresan sin ningún tipo de exigencia de norma y están provocando serios daños a la calidad de vida de quienes habitan estas viviendas nuevas y techadas”.

 

El parlamentario del MAS puntualizó que “China produjo el 2012, 715 millones de toneladas representando un 46,3% de la producción mundial de acero. La producción de Huachipato llegó a 1 millón 119 mil toneladas. Lamentablemente, a Huachipato le tocó afrontar un duro panorama producto del precio internacional a la baja, dada la sobreproducción. Es más, China está generando producción por sobre el 10% de su propia capacidad; es decir, sus fundiciones trabajan por encima de la capacidad promedio de la propia planta. Mientras que el promedio mundial de la capacidad de producción de cada siderúrgica es de 85%, en China ésta puede alcanzar el 119%”.

 

Y añadió que “Huachipato acumuló en los últimos 4 años una pérdida de USD $245 millones, producto del bajo precio del acero y los costos de producción. Esta pérdida de Huachipato se refleja en el 2009 con USD $77, el 2010 con USD $71 millones, 2011 con USD $30 millones y 2012 con USD $67 millones, acumulando una deuda total de USD $338 millones”.

 

Uno de los puntos relevantes de la crisis, señaló Navarro es que “sin duda, los costos energéticos en electricidad han hecho que las pérdidas de Huachipato se eleven. Entre el 2000 y 2011 ha habido aumentos de costos de electricidad en un 500%”.

 

Asimismo comentó: “Si Huachipato el año pasado produjo 1 millón 123 mil 108 toneladas y Chile produjo en el año 2012, 2 millones 991 mil 78  toneladas, es que Huachipato produce 1/3 del acero a nivel nacional. El resto del acero producido en Chile se hace a través del reciclaje por industrias instaladas en Santiago”.

 

Ante el crecimiento continuo de China que ha inaugurado 5 nuevas plantas de producción de acero de 20 millones de toneladas cada una, Navarro dijo que “hay que evaluar medidas de protección, como lo hace Estados Unidos en la agricultura, y que son favor de la sobrevivencia de la industria en el país, preservando la calidad de los productos para el consumo del mercado interno”.

 

Asimismo, sostuvo que “el hecho de que las planchas de zinc, al ser de la calidad de que al primer temporal se rajan, como ocurrió en los edificios de Mirador del Pacífico de Talcahuano, debemos considerarlo como un campanazo de alerta respecto de los materiales de construcción que Chile ya no produce y que hoy día importa desde China. Así como La calidad  de las planchas de zinc, que ya no es la misma y que la gente debe saber que solo duran un tercio de vida, en comparación a las que producía Huachipato”.

 

El senador Alejandro Navarro se enteró de la separación del cargo de Iván Flores después de la reunión sostenida con él. “Iván me señaló que estaba reunido el directorio y que iban a anunciarse medidas. No percibí que tuviera clara su salida.  Sin embargo, de seguro, este hecho no se resuelve con el cambio de un ejecutivo. Aquí hay un problema estructural que dice relación con medidas que el Estado de Chile debe tomar. Huachipato había anunciado aumentar su producción a 2,5 millones de toneladas y debió paralizar ese crecimiento. Por tanto, si no se contiene la competencia desleal de China en materia de acero, esto provocará despidos laborales masivos”.

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.