“Evitemos muertes: a brigadistas forestales les urge un contrato especial”

Preocupación fue lo que manifestó el senador Alejandro Navarro en cuanto a la alerta amarilla por incendios forestales en las provincias de Biobío, Ñuble y Concepción, marcando protagonismo la comuna de Yumbel con más de 150 hectáreas consumidas y que hoy está bajo control. “Por lo urgente, hemos presentado una moción legislativa que esperamos sea discutida con prontitud sobre normar el régimen laboral de los brigadistas. Tal como lo socializaremos, hoy la actividad no cuenta con requisitos mínimos de selección; no hay norma de capacitación previa; no existen protocolos obligatorios para actuar en terreno; tampoco cuerpo legal que fije condiciones mínimas de seguridad; menos equipamiento mínimo, de descanso ni estadísticas sobre causas de accidentalidad, lo que nos parece urgente debatir”.

Imagen: rankilko.blogspot.com

El senador del MAS aseveró que “las cifras dan para alarmarnos. En lo que fue solo el 2012, hubo más de 60 mil hectáreas arrasadas por el fuego, lo que sobrepasó las poco más de 52 mil hectáreas quemadas entre el 2002 y 2011. Es más, considerando el Estudio de 2007 sobre Seguridad y Salud Ocupacional en el Combate de Incendios Forestales en Chile, de los autores Carlos Ackerknecht y Sergio Mendoza, en el periodo de 1970 y 1998, de las 38 muertes tras manejo del fuego forestal, el 73,7% correspondieron a combatientes. El resto del porcentaje se dividió en tripulantes de aviones cisternas con 13,2%; pilotos de helicópteros, 5,3%;  observador aéreo, 2,6%; patrullero prevencionista motorizado, 2,6% y manipulador de alimentos: 2,6%”.

Por esto y otros antecedentes que detallará el congresista, es que, enfatizó: “Hemos presentado este proyecto de ley (Boletín N° 8.768-13) el 4 de enero, junto a los senadores Gómez, Rincón, Muñoz y Quintana; y el día 8 ingresó a la Comisión de Trabajo. Lo que pretendemos es agregar al Código del Trabajo un capítulo que sea titulado: ‘Del contrato de los trabajadores brigadistas combatientes de incendios forestales’, a los que definimos como quien ‘mediando contrato de trabajo u honorarios, ejerce profesiones, oficios u ocupaciones que contemplen la obligación de combatir incendio de naturaleza forestal, pastizales y siniestros similares, en terreno o de manera directa, sea por vía terrestre o aérea”.

De acuerdo al legislador del Biobío, y como lo presenta en su proyecto de ley, “las empresas que contraten a brigadistas, obligatoriamente deben implementar sistemas de gestión de seguridad y salud ocupacional en actividades de manejo del fuego forestal”.

A su vez, Navarro plantea que “los trabajadores brigadistas, para ser seleccionados, deben cumplir con los requisitos físicos y psicológicos que la autoridad competente fije”.

De acuerdo al legislador, “los requisitos mínimos que debiese cumplir un brigadista es ser mayor de edad; tener idoneidad física y psíquica comprobada mediante testeos objetivos, específicos para brigadistas forestales de acuerdo a normas internacionales, a cargo de un médico; también, no contar con condenas ejecutoriadas a pena aflictiva; y haber realizado el Servicio Militar Obligatorio”.

Un requisito primordial que destacó Navarro es que un postulante a brigadista “debe aprobar un curso de una duración mínima de un año, cuyas condiciones estén preestablecidas por un reglamento dictado por la autoridad competente”. Entre los aspectos que debe tener el curso, el presidente del MAS sostuvo que “las asignaturas mínimas deben corresponder al rol del combatiente y su entorno; mantenimiento preventivo de máquinas y herramientas; organización del combate; control y combate del fuego; y operación del equipo de bombeo y uso eficiente del agua”.

Lo anterior, complementándose con que “los brigadistas siempre deberán ser capacitados en primeros auxilios, en el uso de los dispositivos electrónicos de posicionamiento geográfico, estado del clima, geografía, y otros necesarios para garantizar su seguridad”.

Muy importante, también, de acuerdo al parlamentario, son las normas de seguridad cuyo cargo debe venir de parte de su empleador o de la empresa principal. Estos implementos mínimos de seguridad en terreno, Navarro los describe:

“Botas de combate para incendios forestales camisa y pantalón de material ignífugo casco de combate, cubrefaz, anteojos de policarbonato de seguridad, mascarilla, herramientas, “Azahacha” o Pulaski, rastrillos McLeod, antorchas de goteo bombas de espalda. Asimismo el uso de sistemas informáticos, portátiles o móviles, que constituyan herramientas eficaces de previsión meteorológica, como dirección y velocidad del viento, precipitaciones, presión atmosférica u otras; y cartografía digital”.

En esa misma línea, agregó: “dispositivos portátiles de telecomunicaciones, con sistemas homologados y eficientes, dispositivos de posicionamiento satelital y silbatos, sin exceptuar equipos de transporte que eviten accidentes por alcance de fuego”. Todos estos implementos precisados por un reglamento, y bajo normas internacionales ISO 16073, u otras que las remplacen”.

“Por supuesto –continuó Navarro- antes de salir a las faena de combate, el jefe de brigada deberá planificar el ataque al incendio forestal, con un plan de retirada, acordes con los protocolos de acción generales definidos por la autoridad competente”.

Y continuó: “Esencial es que los brigadistas cuenten un seguro de vida y de accidentes que abarquen atención psicológica para los eventuales sobrevivientes de un siniestro con víctimas fatales”.

En lo referente a la jornada laboral, en la moción del senador Navarro sostiene que “no podrá ser interrumpido el descanso de los brigadistas, ni aún en caso de emergencias, debiendo recurrirse a tropas supernumerarias. Se les compensará toda hora extra con descansos iguales”.

Por último, en el plano de las sanciones por vulneración de las normas de los artículos, el senador Alejandro Navarro, tal como lo indica en el proyecto de ley “se sancionará con las penas establecidas en los artículos del Código Penal correspondientes a homicidio y lesiones, sin perjuicio de la responsabilidad civil, infraccional u otras”, aseguró.

Descarga el Proyecto de Ley aquí

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares
  1. pierre servanti
    Enero 29, 2013

    Estimados:

    Excelente propuesta para un sector laboral de alto riesgo y muy desprotegido

    no hay que olvidar que en los incendios forestales se generan dioxinas que son compuestos altamente cancerígenos por lo que estos trabajadores están expuestos a su contacto e inhalación en forma permanente, deben tomarse medidas para proteger a estos trabajadores.

  2. Enero 30, 2013

    Muy valorable este proyecto, son personas que deben contar con la preparación necesaria y con los EPP (elementos de protección personal) adecuados al trabajo que realizan, y, lo principal, tener una previsión adecuada. Todo lo que se haga en el sentido de proteger a estos esforzados trabajadores será bien recibido por toda la comunidad. Gracias por pensar en esta gente. Iniciativas como ésta, debiera aplicarse en muchos campos laborales más.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *