“Exijo que sea explicada la actitud nazi del gobierno para con los médicos extranjeros”

  • El presidente del MAS dio a conocer la discriminación que viven los médicos, en gran cantidad latinoamericanos, en Chile, producto del Examen Único Nacional de Conocimientos en Medicina, Eunacom, que los discrimina y a su vez transgrede acuerdos internacionales firmados en el siglo XX.

 

Foto: Latercera.cl

Como “la máxima expresión chovinista” se refirió el senador Alejandro Navarro a la publicación de hace menos de una semana de los resultados del Eunacom, que permite a médicos acceder a puestos en el sistema público. “Primero que todo, son alta y negativamente sospechosas las calificaciones -afirmó el parlamentario-, pues ¿qué explicación racional existe cuando la tasa de reprobación es casi del 80% para extranjeros, en cambio para quienes estudiaron en nuestro país es de sólo un 2,9%? Peor aún, cuando escuchamos al ministro de Salud, Jaime Mañalich, diciendo que los médicos que no están en el sitio web de la Superintendencia de Salud, deben ser perseguidos y denunciados, sin considerar que el Eunacom viola convenciones de hace décadas. Esto no tiene nada que envidiar a una actitud nazi”, aseguró Navarro.

 

“Provoca tristeza que casi todos los médicos con formación en el extranjero sufran este escarmiento y que, en palabras de Mañalich, ya para fines de este año se extienda este examen para ‘obstetricia, puericultura, matronas, matrones, enfermería y en años venideros para tecnólogos médicos, kinesiólogos’. Ahora, yo pregunto, ¿la calidad de las universidades extranjeras, a la luz de las cifras del Eunacom, es efectivamente mala? Y ¿será capaz el ministro Mañalich de afirmarme que la calidad de las universidades en Chile es de tal excelencia? Lo invito a que atienda sinceramente a estas preguntas y escoja la opción de la valentía de responder, de lo contrario su silencio confesaría la distorsionada realidad que viven los médicos formados en otros países”, emplazó el Senador.

 

 

La persecución de médicos extranjeros

 

El líder del MAS relató que conoce de cerca “varios extranjeros titulados doctores en medicina, reconocidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores y que cumplen con todos los requisitos jurídicos que exige el Estado. Poseen destacadas trayectorias internacionales, invitados como conferencistas en Chile, que reciben propuestas laborales en el ámbito académico y asistencial. Todo bien, hasta que sin previo aviso ni de parte de Relaciones Exteriores, el Eunacom pasó a ser el factor que prácticamente los expulsará del país, al quedar expuestos a denuncias y hostigamientos. Es ilógico que este examen prime por sobre una Convención de Ejercicio de Profesiones Liberales suscrita por nuestro país y otro vecino, firmada en 1916 y promulgada más de diez años después en Chile como ley”, aseveró el congresista, quien no quiso dar mayores detalles de quiénes son los profesionales, puesto que hoy están dentro de aquellos médicos que sufren el vejamen del sistema. A su vez, Navarro repasó el primer artículo del citado texto:

 

“Los ciudadanos de cualquiera de las dos Repúblicas contratantes podrán ejercer libremente en el territorio de la otra la profesión para la cual estuvieren habilitados, por diploma o título expedido por la autoridad nacional competente, siempre que para ese ejercicio no sea exigida por la ley la calidad de ciudadano de ‘uno u otro país’”.

Siguiendo lo anterior, el Senador aseguró que “así como a estos médicos con reconocida experiencia en campos clínicos, docentes y de investigación, a muchos otros les pasa lo mismo. Acá se está violando un convenio y esta transgresión la promueve el gobierno, en la expresión e imagen prepotente y discriminadora del Ministro de Salud. Sabrá esta autoridad que en otros países hay cientos de chilenos estudiantes y profesionales que se capacitan sin traba alguna; O, por ejemplo, en España existe la posibilidad para los titulados chilenos de homologar sus certificados universitarios o también terciarios. Al parecer no”, aseveró el presidente del MAS.

“El Eunacom: un instrumento cruel”

 

“Aquí, en el siglo XXI se desconocen e ignoran los convenios bilaterales vigentes que posee Chile.  Aquí, año 2012, los médicos extranjeros, teniendo preparación en prestigiosas universidades estatales y que tienen un mejor ranking que nuestras instituciones  chilenas, no pueden ejercer acá. ¿Raro, no? y vergonzoso, pues en muchas de esas universidades internacionales, se le enseña a médicos chilenos y sin requisitos como los que Chile impone”, expresó Navarro.

 

Según el Senador, el médico que no rinde este examen teórico y práctico que rige a contar del año 2009, “es interpretado por el ministro Mañalich como un profesional no calificado. Le informo al Ministro que en otros países Chile valida títulos profesionales vía Ministerio de RR.EE. ¿Podría reconocer Mañalich, entonces, que esos profesionales de nuestro país no son calificados?”, preguntó el legislador.

 

“Tengo antecedentes de que el Eunacom es desconocido por embajadas del Mercosur, lo que configura más fuertemente aún el injusto estado en que viven médicos extranjeros que quieren trabajar en el sistema público y que en Chile se encuentran con un Ministro de Salud que insta implícita, pero evidentemente al odio en contra de ellos”, profirió Navarro.

 

Según la perspectiva del Senador, “el Eunacom es un instrumento cruel, cuyo fin es denostar la carrera de cientos de profesionales de diferentes partes del mundo al dominar por encima de incluso convenciones del siglo pasado, sin tener en cuenta la experiencia y aptitudes destacadas y reconocidas por la comunidad de la salud a nivel nacional como internacional”, comentó Navarro, añadiendo que “la falta de información que se brinda a estos médicos para solucionar sus contrariedades, es paupérrima. Lo peor de todo es que nuestro país los acoge, pero para vivir prácticamente en la clandestinidad, por culpa de un examen que no refleja ni seriedad ni equidad”, afirmó Navarro.

 

 

 

 

PRENSA OFICINAL PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *