“Factores genéticos no pueden ser utilizados para despedir a trabajadores”

  • El vicepresidente de la Cámara Alta informó que “ayer comenzó en la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, presidido por la senadora Ximena Rincón, el trámite del proyecto de ley que presenté en junio del año pasado y que regula los derechos genéticos de los trabajadores, por tanto cada día más la información que fluye por el sistema de ADN puede ser utilizada por la empresa para discriminar a trabajadores por futuras enfermedades posibles de prever”.

En la senda de un debate legislativo que va de la mano con la bioética y los derechos laborales, es la que ha emprendido hoy  el proyecto de ley impulsado por el senador Alejandro Navarro y que propone que “ningún empleador condicione la contratación de trabajadores, su permanencia o renovación de contrato, o la promoción o movilidad en su empleo, a la ausencia o existencia de genes en que se evidencie una probabilidad a desarrollar un determinado tipo de incapacidad que puede llegar a manifestarse o no durante el transcurso de la relación laboral, ni exigir para dichos fines certificado o examen alguno para verificar si el trabajador posee en su genoma humano material genético que pueda desarrollar o manifestarse en una enfermedad o anomalía física o psíquica en el futuro”.

Imagen: lainformacion.com

El cuerpo argumentativo de la moción fue trabajado en conjunto con el profesor de Derecho Laboral de la Universidad de Chile, Claudio Palavecino Cáceres, quien publicó un estudio sobre la misma materia, cuyo título es: “La intimidad del trabajador y la prohibición de discriminación laboral frente a los análisis genéticos”. Navarro comentó que “dentro de las especificidades del proyecto de ley basado en las ideas fundamentales de Palavecino pudimos dilucidar que son conocidos 1.100 genes humanos, cuyas alteraciones genéticas pueden causar hasta 1.500 enfermedades. Sin embargo, las mutaciones no quieren decir necesariamente que sean enfermedades. Y, cabe señalar, que pueden o no ser hereditarias o transmisibles de padres a hijos las enfermedades génicas”.

Según el legislador, gracias a la tecnología, hoy es muy simple, rápido y accesible tener un análisis de ADN. “Además –continuó Navarro-, es necesario decir que se pueden distinguir dos  clases de pruebas de investigación: una es la llamada ‘Prueba de sondeo génico’, que identifica los riesgos laborales que correría un trabajador por agentes ambientales y en conclusión de ellos se pueda ver lo oportuno que sería contratarlo o no; y el segundo, ‘Pruebas de Control Génico’, que detecta posibles daños causados a las moléculas genéticas de trabajadores, a raíz de productos ambientales que lo han afectado en la empresa”.

Dentro de los otros puntos que estarán en discusión, que lo menciona el proyecto de ley, y que ha puesto en el debate el senador Navarro es que “debe ser el trabajador el que manifieste su consentimiento libre e informado, para realizarse un examen genético siempre y cuando esté dirigido a asegurar de que éste reúne las condiciones físicas o psíquicas necesarias o idóneas para desarrollar trabajos o faenas calificadas como peligrosas,  con la única finalidad de proteger su vida o integridad física o psíquica, como asimismo la vida o salud física o mental de otros trabajadores”.

Además, el representante del MAS en la Cámara Alta fijó que “los establecimientos de salud y laboratorios que realicen este tipo de exámenes, como asimismo los empleadores que accedan a esta información deberán adoptar todas las medidas de seguridad prescritas en la Ley 19.628 sobre Protección de la Vida Privada, con el fin de proteger la intimidad del trabajador y garantizar un manejo reservado de los datos”. Y añadió que “el trabajador siempre tendrá derecho a acceder a la información que arroje un  examen genético”.

Entre los argumentos que expresó Navarro para legislar sobre esto, está sostenido en la Declaración Universal de la UNESCO sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos de 11 de noviembre de 1997, y que la ratificó para sí la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1998 y que dice que ‘cada individuo tiene derecho al respeto de su dignidad y derechos, cualesquiera que sean sus características (art. 2º a)’”. Y sigue: “’Esta dignidad impone que no se reduzca a los individuos a sus características genéticas y que se respete el carácter único de cada uno y su diversidad (art. 2º b)’”. Y finaliza señalando que “’nadie podrá ser objeto de discriminaciones fundadas en sus características genéticas, cuyo objeto o efecto sería atentar contra sus derechos humanos y libertades fundamentales y el reconocimiento de su dignidad (art. 6º)’”.

En palabras del Senador, “es muy importante poner en la mesa esta discusión, porque hay que dejar establecido que el derecho a la intimidad de un trabajador o trabajadora es primordial y que no puede ni debe ser discriminado por tener ciertas características genéticas que no satisfacen a la empresa o por suponer el futuro progreso de incapacidades o enfermedades que finalmente, como puede suceder, no se desarrollen como tal”, aseveró Navarro.

Finalmente agregó: “hay varios países, como por ejemplo Austria en donde está plenamente prohibido el manipular los análisis genéticos de los trabajadores o de quienes buscan trabajo; o en Suiza que se prohíbe la discriminación por características genéticas”. Por lo tanto, Navarro enfatizó “en nuestro país, con este proyecto de ley, lo que buscamos es que lo exámenes genéticos no sean utilizados para fines diferentes a la protección de los trabajadores o determinar la idoneidad para el cumplimiento de las funciones, siempre pensando en la protección de estos trabajadores. Además el proyecto establece normas destinadas a que la manipulación de estos datos que son sensibles públicamente sean lo antes posible regulados”, concluyó.

En el siguiente link se puede ver el estudio del profesor Claudio Palavecino: “Intimidad del trabajador y la prohibición de discriminación laboral frente a los análisis genéticos”

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares
  1. Retamalvictor manuel
    Mayo 17, 2012

    LA MENTE QUE DESCUBRIO LA MANERA DE SUBYUGAR A LOS TRABAJADORES NO PODRIA SER MENOS QUE LA DE UN FACISTA SEGUIDOR DE HITLER SOLO QUIEREN LA RAZA ARIA, POBRES MENTES ATROFIADAS NO SABEN QUE NO LE RESULTÓ ESTA ESPECIE DE RAZA A LOS ALEMANES ,ENFERMOS DEL CHAPE ,ESPERO QUE NO PROSPERE TAL ABERRACION Y DISCRIMINACION .

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *