“Gobierno debe hacerse cargo de las cuentas básicas de las familias que perdieron sus viviendas”

El senador del MAS también propuso ampolletas de ahorro energético para la Región del Bío Bío, afectada por el terremoto, tsunami y por el alza del 4,4 en las cuentas de la luz

Un proyecto de Acuerdo que tiene como fin solicitar al Presidente Sebastián Piñera que pueda aplicar un subsidio al consumo eléctrico en las regiones afectadas por el terremoto y tsunami, como la del Bio Bio, a la cual de acuerdo a la Ley Corta II se le aumentará en un 4,4% la cuenta mensual, presentó el legislador por esa zona Alejandro Navarro en el Senado, quien agregó que “si bien esta bonificación existe, se aplica sólo cuando hay un alza desde un 5% en un período igual o inferior a 6 meses. Por ello, lo que aquí pedimos es que, considerando la situación de emergencia en que vive el país, se haga una excepción y se beneficie de manera extraordinaria, con el fin de no seguir afectando la ya deteriorada situación de las familias damnificadas. Esto, al menos por todo el año 2010, con la posibilidad de renovar esta situación en aquellos casos y zonas en que se mantenga la precariedad socioeconómica producto de la catástrofe”.

El Parlamentario agregó que espera que “el Senado apruebe la iniciativa, pues si se va a producir un alza, esta requiere que vaya de la mano vaya con un subsidio de inmediato, pues no se puede seguir castigando a la Región del Bío Bío, a la única del país además, que se le aplicará tan alto porcentaje. A Santiago le bajan un 5%, y a la nuestra le suben, a pesar de que contamos con comunas completamente destruidas, con familias enteras durmiendo en carpas, con despidos masivos en las empresas producto de la incapacidad productiva, más encima le agreguemos un combo subiendo el costo del suministro”.

Del mismo modo, Navarro, dijo que “considerando que a muchas de las viviendas que resultaron destruidas en la catástrofe les siguen llegando los cobros por conceptos ilógicamente de “consumo”, también solicitamos al Presidente Piñera que, de acuerdo a sus facultades y en base a la ley 16 mil 282, de sismos o catástrofe, pueda compensar a todas las familias afectadas y eximirlas del pago de los servicios básicos.

Por otro lado, el senador del MAS expresó que “el gobierno debe impulsar una política estatal para cambiar a lo menos dos millones de ampolletas, lo que podría reducir hasta en un 50 a un 75% de consumo, por lo que podríamos ahorrar significativamente el costo de las cuentas y paliar el aumento del 4,4% de electricidad”, sin embargo, enfatizó que “dicha campaña no da resultados de forma individual, sino que debe asumirla el Estado donando dichas luminarias, que en promedio son 5 por vivienda”.

Respecto el alza, Navarro explicó que “estas tarifas se enmarcan dentro del nuevo esquema de precios de la electricidad, que comenzó a operar a partir de este año, donde de acuerdo a lo establecido a partir de la Ley Corta II, las empresas de distribución eléctrica deben realizar licitaciones públicas de suministro para abastecer sus consumos. Así, este nuevo esquema reemplaza al anterior, en que la Comisión Nacional de Energía determinaba las tarifas apoyado en los informes técnicos semestrales de precios de nudo. Adicionalmente a las nuevas tarifas informadas en esta oportunidad, la CNE prevé que se producirán nuevas variaciones en el futuro cercano. De hecho, se encuentran en distintos niveles de tramitación dos nuevos decretos tarifarios para los clientes del SIC que comenzarán su vigencia a partir del 1 de marzo y 1 abril pasado, respectivamente, es decir que una vez que completen su toma de razón en la Contraloría, estos decretos modificarán nuevamente las cuentas de forma retroactiva”.

“Dicha evolución de los precios eléctricos asociados a los precios de nudo, entre abril del 2004 y abril del 2008 experimentó un aumento superior a 300% en ambos sistemas, lo que motivó a que en el 2005 se tuviese que tomar la decisión de crear un subsidio eléctrico que se aplica cuando ocurren alzas iguales o superiores al 5% en un período igual o inferior a 6 meses”

El senador comentó que “según resultados de diversos estudios, el comportamiento de los gastos familiares en la energía por quintiles y por macro regiones en el periodo 1996 – 2006, permiten afirmar que en los quintiles más pobres el peso de la energía no sólo aumenta más que en el resto de los quintiles, sino que además, el crecimiento en el costo de la energía no es compensado por el aumento de los ingresos que estos sectores vulnerables percibieron en el mismo periodo. Por tanto ahí va a existir una necesaria revisión del proceso de licitación porque resulta que lo que se quería evitar, es decir las alzas por concepto de consumo domiciliario, sigue permanentemente en alza. De este modo, el costo de la electricidad para el primer quintil puede significar hasta un 18% de su ingreso mensual básico; y en le caso de de los más ricos esto no alcanza a más del 2%, por lo tanto, hay una desigualdad tremenda. Cuando se sube el agua, la luz o el transporte público se afecta la economía de los más pobres de manera muy brutal, lo que es inaceptable, más aún en situación de catástrofe”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.