“Gobierno debiera instalar una línea 800 para denuncias de pedofilia y abusos”

Junto con reiterar su voluntad de presentar en los próximos días un proyecto de ley con el fin de “hacer obligatoria la denuncia de delitos a los ministros de cualquier culto, sean pastores, sacerdotes, o cualquier denominación”, el senador Alejandro Navarro insistió sobre el tema señalando que “por su parte el Gobierno debiera adoptar medidas que faciliten la denuncia y la reserva de identidad de las personas que lo hagan, como podría ser la habilitación de una línea 800 en las comisarías de familia, tal como se hace con la violencia intrafamiliar o con el consumo de droga”.

Imagen: www.troviamoibambini.it

El parlamentario dijo que “aquí en ningún caso se trata de abrir una cacería de brujas ni nada parecido, pero es claro que a la hora de hacer denuncias sobre abusos sexuales contra menores de edad, mucha gente que tiene conocimiento de ellos se abstiene de hacerlas porque teme verse expuesto en los medios o involucrado en un proceso judicial. Para eso, deben facilitarse los medios de tal manera que las personas que tengan antecedentes certeros sobre casos de pedofilia u otros, puedan aportarlos a la policía de manera de que puedan ser investigados y pesquisados”.

Navarro señaló que “todo esto debiera ayudar a romper con el mito que se está construyendo respecto de que este tipo de hechos sólo está ocurriendo de un tiempo a esta parte, cuando no es así. Pedofilia y abusos ha habido desde hace mucho tiempo, sin embargo hoy tenemos a mano las posibilidades de generar mejores condiciones para que las denuncian se hagan y ello permita prevenir delitos de esta connotación, atender a las víctimas prontamente y, por cierto, sancionar oportunamente a los culpables”.

El legislador sostuvo que “estamos obligados moral y legalmente a hacer todo lo posible para evitar que más niños sean objetos de estos y otros abusos. No podemos reducir este tema a un debate sobre como en este rato este tema afecta a la iglesia o a las víctimas en Chile y el mundo. Este es un hecho deleznable que afecta a toda la sociedad, la que no puede permanecer impasible haciéndose cómplice de que ellos siga ocurriendo”.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *