“Irregularidades en reconstrucción de Torre Hospital Regional son un escándalo”

Hoy, mismo día en el que se llevará a cabo la cuenta pública del Servicio de Salud de Concepción, el senador Alejandro Navarro presentará una denuncia ante la Contraloría Regional en el que dará detalles sobre una serie de irregularidades en el llamado proyecto “Reconstrucción Torre Paciente Crítico Hospital Guillermo Grantt Benavente”. “Este caso involucra a un conjunto de personajes públicos cuestionados por sus acciones durante el 2010, 2011 y 2012. Entre ellos, cuenta Boris Oportus, quien de la noche a la mañana curiosamente renunció a la Seremi de Salud hace un par de días”.

 

Este proyecto, calculado y dirigido por el arquitecto Johnny Villouta fue desarrollado en el Hospital Regional de Concepción para reparar la estructura de la Torre Central dañada tras el terremoto del 27 de febrero de 2010. “Pues, bien: hoy tenemos antecedentes de que Villouta habría dispuesto llegar a un trato directo con tres empresas que participaban en la licitación del proyecto, y que habían sido rechazadas, pues no cumplían con el monto calculado por la Subsecretaria de Redes Asistenciales y que consistía en $8.700 millones”, comentó Navarro.

 

“En aquella oportunidad –sostuvo Navarro-, Villouta aseguró que el proyecto no tendría problemas en su ejecución y que funcionaria completamente, sin retrasos, ni inconvenientes en las obras. Sin embargo, la realidad era otra, ya que estaba mal proyectada la reconstrucción en cuanto a su monto, conducción y alcance”, aseveró el parlamentario.

 

Y agregó: “Este arquitecto, al parecer, ocultó que había que mejorar el sistema eléctrico y el sistema de alcantarillado. No indicó que el proyecto de climatización estaba malo. No consideró ni gases clínicos, ni control centralizado automático ni la parte industria. Es decir, hizo creer a todos que con $8.700 millones podía desarrollar normalmente el proyecto, sin contar con aspectos fundamentales para el futuro funcionamiento”.

 

Materiales desaparecidos

 

Y no es todo. El congresista relató que “para abaratar costos, se decidió reutilizar algunas instalaciones tales como tabiques, cielos y puertas; equipamiento tanto eléctrico como de clima; tuberías, ductos y canalizaciones existentes. Finalmente no se pudo hacer nada, pues se presume que se robaron los materiales. Todo ello, cuando el hace poco renunciado ex Seremi de Salud, Boris Oportus, era director del Hospital Regional”.

 

“El entonces director del Servicio de Salud, Jorge Madariaga, denunció este hecho al Ministerio Público, investigación que no se sabe en qué quedó. También, Madariaga denunció el delito a Oportus, quien ordenó un sumario administrativo”, indicó Navarro.

 

Y enfatizó: “Este sumario administrativo determinó como responsables de las pérdidas y/o robos, al arquitecto Johnny Villouta Ortiz y al subdirector administrativo del Hospital Regional, Enrique Mora; ordenó, a su vez, la destitución inmediata de ambos profesionales, lo que no se ha cumplido hasta la fecha, habiendo transcurrido aproximadamente un año”.

 

“Por entonces –continuó Navarro–, el subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, solicitó la salida de Johnny Villouta de todos los cargos que ocupaba. Sin embargo, en el mes de noviembre del año 2012, al asumir como nuevo director del Servicio de Salud Concepción el ingeniero en transporte, Carlos Vera Bugeño, ordenó la reincorporación de Villlouta y lo dejó como administrador absoluto del los proyectos emblemáticos del Hospital de la comuna de Florida y del CESFAM del sector Lorenzo Arenas”.

 

Fin a la impunidad

De acuerdo al presidente del MAS, “lo señalaremos en nuestra presentación a Contraloría: aquí el ordenamiento jurídico, social e institucional ha sido atropellado por el actual Director del Servicio, Carlos Vera. No ha considerado las órdenes  de su superior jerárquico. No ha obedecido a un fiscal sumariante que ordenó la destitución de Villouta, que por normativa no podría ocupar cualquier cargo público”.

 

Asimismo, el senador Navarro supuso que “si el Ministerio Público no ha tenido información necesaria de parte del jefe directo de Villouta, el director del Hospital Regional, Sergio Opazo, pues se debe renovar la acción para investigar la eventual defraudación contra los intereses del Estado”.

 

En tal sentido, Navarro pedirá oficiar al Ministerio Público, Fiscalía Regional de Concepción, “a objeto de que informe acerca del estado de tramitación de la denuncia criminal, el estado de dichas investigaciones y respecto de haberse o no formalizados como autores, cómplices o encubridores a las personas responsables por los ilícitos ocurridos”.

 

Cuantificaciones aproximadas

En la presentación, el congresista del Biobío también le detallará a la Contraloría la manipulación del documento de libro de obras a favor de los intereses del arquitecto Villouta, y que fue en incremento, por cierto, indebido de las obras en $360 millones. “Es más, sabemos de denuncias de parte de las empresas INGETAL y RCV en contra de Villouta en el Ministerio de Salud, por implementar presiones en su calidad de director de proyecto, obligándolas a comprar Tabiques Raumtek, porque eran de su interés, sin considerar que eran las más económicamente costosas”.

 

Según denunciará el Senador, “así, podemos observar más de $1.000 millones en robos de cañerías de cobre, sistemas de ventilación y otros implementos menores. Aumentos indebidos de costo de ejecución del proyecto en más de $7 mil millones relacionados con el sistema eléctrico, alcantarillado, climatización gases clínicos, control centralizado, entre otros”.

 

Otra falta que Navarro resaltará está el “no haber obtenido en su oportunidad los permisos municipales correspondientes a la reconstrucción y normalización de obras. Lo que produjo el municipio de Concepción multara y paralizara la obra retardando así nuevamente la entrega del proyecto a los usuarios”.

 

Acá, como aseveró el parlamentario del MAS, “en definitiva, lamento que  los grandes perjudicados sean el Estado en su patrimonio y bienes y, sobre todo, los usuarios del Servicio que no han podido contar con los beneficios que legítimamente les corresponde”.  Por lo que aseguró que no descansará hasta que se definan “las eventuales responsabilidades y que deben ser aclaradas tanto sobre Johnny Villouta, arquitecto a cargo de proyecto; como de Boris Oportus, ex director del Hospital Regional y reciente renunciado Seremi de Salud del Biobío; de Sergio Opazo, director del Hospital Regional; y de Carlos Vera, director del Servicio de Salud”.

 

Descargar aquí la presentación ante Contraloría

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.