“La principal causa de accidentes no es el alcohol, es la falta de educación”

• El parlamentario del MAS comentó que “el aporte de la nueva ley que aumenta las penas por manejo en estado de ebriedad y bajo la influencia del alcohol es ser una medida de presión, pero que no resuelve el problema”.

Imagen: Asesoríaforense.cl

Asegurando que “la principal causa de muerte de los jóvenes menores de 23 años son por accidentes del tránsito”, el líder del Movimiento Amplio Social, Alejandro Navarro, anunció una fuerte crítica en contra del reciente publicado proyecto que endurece las penas a conductores ebrios, aludiendo que “en la década pasada, más del 90% de los accidentes de tránsito no es por culpa de la previa ingesta de alcohol, por lo que esta ley no apunta a un cambio de actitud, pues, en definitiva, estamos frente a un proyecto bastante elitista, un proyecto que no afecta a los ABC1, que con mucho gusto van a pagar la multa, cualquiera que sea, y van a ponerse chofer. Este es un proyecto de ley que sólo castiga a la clase media, a la clase baja, que tiene su vehículo y que pudiera cometer esta infracción”.

De acuerdo al Senador, “cuando digo que ésta es una ley elitista, contradictoria, es porque si vemos las cifras que resumen la totalidad de accidentes desde el 2001 al 2010, se cifra en 493.647, de los cuales en sólo 40.506 existió presencia del alcohol, lo que nos señala tan solo el 8% (según cifras de la Conaset). Por lo que el otro 92% corresponde a otras causas de accidentes. Es por ello –destacó Navarro- que hemos venido trabajando la clave del tema y que es la educación del tránsito para combatir la principal causa de accidente y que tienen que ver, según datos de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, por imprudencia del conductor, con 224.205 accidentes en el mismo periodo”.

La batalla de Navarro

“He presentado 9 proyectos de ley en los últimos 6 años tendientes a fortalecer la defensa, y particularmente la educación, para que tengamos educación de protección de la vida, de querer la vida. Porque en definitiva se mueren los jóvenes y hay miles y miles de lesionados por accidentes de tránsito. Si con decir que en Chile fallecen cinco personas al día por esta razón”, sostuvo el legislador y detalló:

“Hemos presentado un Proyecto de Ley que modifica la Ley 18.290 de Tránsito, con el fin de establecer nuevo requisito educacional para obtener licencia de conducir, el que contempla que los jóvenes puedan sacar licencia entre los 17 y los 18, pero que tengan la obligatoriedad de hacer a lo menos tres cursos distintos antes de obtener la licencia. Si no lo hacen en el colegio, tendrán que hacerlo en el mundo privado, de tal manera que puedan tener educación previa, y sea un requisito para obtener licencia”.

“Asimismo, otro Proyecto de Ley que establece un nuevo régimen de penas en caso de fugas en accidentes de tránsito. Hemos señalado que el 50 por ciento de los los vehículo en accidentes bajo la influencia del alcohol se fugan, se arrancan. Y efectivamente como no hay penas, es imposible obtener reparación de las víctimas, pues no hay a quien acusar. Este proyecto lleva cuatro años en la Comisión de Transportes, para poder establecer mecanismos que permitan individualizar y buscar a los vehículos que se fugan”, afirmó Navarro.

Y añadió: “Hemos propuesto otro Proyecto de Ley que establece disposiciones para la denuncia ciudadana, el retiro y reemplazo de las señales de tránsito mal instaladas, confusas, en mal estado o peligrosas”.

Para Navarro, “si se prohíbe manejar hablando por celular, está claro que el principio es el mismo: Se debiera prohibir manejar fumando, porque es un elemento que aumenta el riesgo de la distracción del conductor. Presentamos un Proyecto de Ley que Prohíbe y sanciona conducir fumando”.

A su vez, acotó que “otros Proyectos de Ley son: la exigencia de sillas infantiles en buses interprovinciales e interurbanos; limitaciones al derecho a estacionarse en calles o avenidas altamente congestionadas; sobre partes empadronados, que establece un plazo de treinta días para la citación al Juzgado y la carta certificada desde que se comete y constate la infracción emitida por el denunciante; y un Proyecto de Ley que modifica la sanción penal por la conducción de un vehículo motorizado en estado de ebriedad o drogadicción con resultado de lesiones graves”.

Sin embargo, para el parlamentario, “es necesario ver el ejemplo de otros países, porque está comprobado en el mundo que aumentar las penas en materia de accidentes del tránsito no es el mecanismo. En Inglaterra, en Europa, es el mecanismo de puntaje. Se parte con 100 puntos y van quitando. Pasar con luz roja, significa 20 puntos menos; te estacionaste mal, cinco puntos. Y, en definitiva, la gente, entonces, empieza con un proceso de educación interna para ir resguardando su conducta al conducir”.

Financiamientos

A juicio del Senador, “es fundamental inyectar más dinero en la Comisión Nacional del Tránsito, Conaset, puesto que no tiene un presupuesto superior a los 1.500 millones de pesos y anualmente tienen que mendigar recursos”.

Por otra parte, Navarro se pregunta: “¿Por qué las multas del tránsito todas van a beneficio de los municipios? ¿Por qué no hacemos que las multas del tránsito vayan en beneficio de las campañas de educación del tránsito y no a engrosar las arcas de los municipios?” A lo que responde: “Porque en definitiva lo que se arma con los juzgados de policía local es un gran negociado. Por eso estaba el fotorradar. En definitiva se convierte en un gran negocio. Y muchos municipios subsisten sacándoles partes a los incautos que en definitiva transitan por vías que no conocen.

Desde la perspectiva del presidente del MAS, “es necesario apresurar el debate en torno a los temas pendientes que duermen en los proyectos de ley mencionados, y que indican que el principal problema es la educación. Lo ha dicho Inglaterra, lo ha dicho Holanda, lo ha dicho Suecia: ¡el principal problema es la educación! Hay que educar al niño, hay que educar al joven peatón, pasajero o conductor. Pues, si seguimos pensando en más sanciones, finalmente no darán resultado. Con este tipo de leyes, como la recién promulgada, afecta realmente lo que queremos: disminuir los accidentes, los muertos, los lesionados y educar más”, argumentó Navarro.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
  1. Gertgertgert2000
    Marzo 20, 2012

    ¿Cuantos pubs, restaurantes y discoteques quebrarán con esta nueva ley? El fin de semana pasado el Barrio Estación estuvo desierto. Según supe también los de Pedro de Valdivia, e incluso el casino se vió afectado. Todo esto en Concepción. Por supuesto, no hubieron accidentes de tránsito, como los habrían de haber, si probablemente la gente estaba encerrada en sus casas. ¿Somos un país más libre y feliz, si un matrimonio no puede salir a cenar y tomarse ambos una copita de vino? ¿No habría bastado que se hicieran los famosos 200 mil controles, con la norma de 0,5 gr/lt? ¿En que se sustenta que personas con 0,3 producen accidentes de tránsito significativos a nivel de país?

  2. Iisabel
    Marzo 22, 2012

    totalmente de acuerdo con el senador Navarro y sorprende saber que sólo el 8% de los accidentes se deben a la conducción en estado de ebriedad yo pensaba que era muchísimo más y que por lo tanto la ley se podía justificar … es absolutamente absurdo que no se pueda salir a comer o a disfrutar de un cumpleaños y que no se pueda beber una copa de vino …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *