“Lavín improvisa peligrosamente al sacrificar horas de historia”

Lamentando y considerando “peligrosa la improvisación que hace el ministro Lavín al sacrificar horas de clases de historia y de ciencias sociales en general”, el senador Alejandro Navarro dijo que “el ministro insiste en cambiar la política educacional a punta de decretos, tal como ya lo hizo con el famoso tema de los semáforos. Nunca, considerando todas las veces que ha concurrido a la Comisión de Educación siquiera mencionó la posibilidad de rebajar horas de ciencias sociales”.

Navarro, quien es profesor de filosofía, dijo que “se sigue mirando la educación como una cosa y no como un proceso que tiene que ver con la formación integral de los seres humanos, los que por cierto tienen aptitudes e intereses diversos, y así como a algunos les encantará tener más horas de matemáticas o de inglés, hay otros que se desarrollan y expresan través de las artes, de la música, de la literatura, de la investigación histórica o antropológica. No se puede pretender que los países se desarrollan sólo por tener ingenieros y empresarios”.

“Además -añadió- es falsa la relación entre más horas de clases y mejores resultados. El tema de fondo pasa, en la escuela, por los recursos disponibles para apoyar una clase y el número de alumnos por sala de clases por nombrar algunos criterios, y fuera del colegio por la situación social del estudiante, el acceso a libros y a cultura. Y como lo ha demostrado con creces el ejemplo de Finlandia, los resultados son buenos cuando existe mayor igualdad en la sociedad y al interior de la escuela. En ese país, los estudiantes van al colegio que está más cerca de su casa, porque son 99,9% públicos, porque todos tienen buena infraestructura y porque los profesores sólo trabajan en un colegio, con una buena remuneración”.

El legislador dijo que “además la tesis que ha levantado la UDI para justificar esta improvisación curricular no tiene punto de comparación con Chile, porque aunque pueda ser cierto que hay países que han hecho opciones preferenciales por algunas materias eso ha sido tras nivelar el punto de partida de todos los niños, en países donde las escuelas privadas no son subvencionadas por el Estado, donde la educación es realmente pública y en función de sus proyectos de desarrollo, porque en muchos casos se trata de países donde no existen recursos naturales y deben centrarse en el desarrollo de tecnología, por ejemplo”.

Navarro indicó que “solicitaremos que el ministro venga a la Comisión de Educación a decirnos y explicarnos por qué se adoptan estas medidas arbitrarias y unilaterales que afectan el futuro de miles de chilenos. No podemos tener una educación sólo para formar tecnócratas, reduciendo primero las horas de filosofía y ahora queriendo reducir al mínimo las ciencias sociales. ¿Qué seguirá después, educación física, música, artes plásticas o tal vez religión?. Mientras seguimos sin una palabra sobre educación sexual o sobre la incorporación de otros tópicos necesarios como la educación de tránsito. Sería bueno que Lavín explicite cuáles es el plan en esta nueva forma de educar que se está imponiendo sin diálogo con las universidades, con los profesores y menos con la ciudadanía”.

El parlamentario dijo que “aunque a algunos les molesta, este tipo de situaciones nos retrotraen al cierre de carreras como sociología durante la dictadura o a la eliminación de asignaturas de ciencias sociales en muchas carreras. Pareciera que existe una suerte de malestar e incomodidad de la derecha con la historia, con las ciencias humanistas, más centradas en la reflexión y la investigación social que en la mera productividad de los técnicos o especialistas que algunos quieren formar, pretendiendo mentirosamente que se puede formar profesionales “neutrales”, sin opinión política, cívica o histórica”.

“Sería bueno -prosiguió- que el ministro sincere su proyecto o el del gobierno en materia educativa. Si vamos a seguir los patrones de la OCDE entonces revisemos la posibilidad de replicar en nuestra educación asignaturas como la de educación para la ciudadanía y los derechos humanos que aprobó España y que muchas países europeos están replicando, buscando formar ciudadanos libres, tolerantes y democráticos. Y sobre todo saber cuánto se invertirá para fortalecer la educación pública y de dónde saldrán esos recursos. Porque no sacamos nada con tener liceos de excelencia, si para eso le quitamos la mitad del presupuesto de equipamiento a los liceos técnicos como propuso el Mineduc en el presupuesto”.

Finalmente, Navarro dijo que “antes de este anuncio habíamos estado conversando con destacados historiadores sobre la difusión de unas denominadas guías metodológicas sobre las FFAA que el Mineduc promueve y que fueron elaboradas por la Fundación Futuro, dirigida por la hermana del Presidente Piñera. Ahora, luego de esta decisión ministerial que conocemos por la prensa nos preocupa aún más lo que se les enseñará a nuestros hijos en la escuela en las pocas horas de historia y ciencias sociales que queden”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
  1. francisca
    Noviembre 22, 2010

    http://fugadas.blogspot.com/

    buena opinión sobre este tema…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *