“Ley anti-estudiantes es un error que el gobierno pagará muy caro”

Junto con manifestar su absoluta convicción en que “los jóvenes no son delincuentes”, el senador Alejandro Navarro, dijo que “estamos en el peor de los mundos. Mientras Bulnes sigue oficiándolas de relacionador público y el Presidente implementa una estrategia de negociación con los estudiantes, ahora se abre un nuevo flanco, que a diferencia de lo que siempre busca el Ejecutivo, que es distraer y dilatar el asunto de fondo, esta vez excede todos los límites, queriendo criminalizar la protesta social legítima”.

Imagen: radiomercosur.com

El parlamentario, integrante de la Comisión de Educación señaló que “este gobierno, que ha fracasado en materia de seguridad ciudadana, que no ha podido cumplir con sus promesas de campaña en esta materia y no han podido atrapar a los verdaderos delincuentes, ahora quiere convertir en delincuentes a los estudiantes, en lo que constituye una bravata y una actitud agresiva y abusiva que sólo tiene como fin intimidar a los pingüinos y a sus padres, para inhibir futuras movilizaciones, a sabiendas de que no dará respuestas satisfactorias a la demanda por una mejor educación pública, que es lo que el 80% de los chilenos está pidiendo”.

“Los saqueos -añadió- además de ya estar tipificados en la legislación vigente no se resuelven con este tipo de leyes reiterativas. Los delincuentes se deben reír a carcajadas sabiendo que para tratar de cumplir con su perfil de mano dura, se haya cambiado de objetivo y en lugar de atacar la delincuencia y sus causas, se termine optando por encarcelar a los estudiantes. Tenemos confianza en que un despropósito legislativo como el anunciado no tendrá un trámite expedito en el Parlamento por más urgencia que el gobierno le ponga. Si finalmente llegara a aprobarse el engendro, recurriremos a instancias internacionales como la UNICEF y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que llamen al Estado chileno a la cordura”.

Navarro dijo que “es increíble como este gobierno trata de aplicar la lógica del garrote sin zanahoria a estas alturas, no sólo con los estudiantes, sino con la ciudadanía en general, restringiendo derechos y queriendo además sancionarlos. Este país que posa de democrático ante la opinión pública internacional y que se autoatribuye el derecho de apuntar con el dedo a otras naciones que no siguen su modelo autoritario con democracia restringida, sigue siendo uno de los pocos en el mundo donde hay que pedir permiso para juntarse o para manifestarse. Pero ya no conformes con eso, recurriendo a prácticas propias de la dictadura, ahora quieren que las movilizaciones y las tomas se conviertan en delitos”.

El legislador indicó que “a veces cuesta entender esta actitud obcecada e incoherente del gobierno. Piñera va a la ONU y destaca como una causa noble la de los estudiantes que salen a las calles, luego fuerza una mesa de diálogo escondiendo información sobre el presupuesto en materia educacional para el 2012, y ahora, junto con amedrentar a los jóvenes y sus familias a través de un fracasado programa de recuperación del año escolar, amenazando a miles con repetir el año y avalando los desalojos por la fuerza que están llevando adelante algunos alcaldes, sale con este anuncio represivo que sólo tiene como objetivo tratar de poner de rodillas al movimiento estudiantil, social y ciudadano por la educación pública que, en todo caso, no cejará por estas medidas”.

“Todo esto -agregó- viene a explicar entre otras cosas porque este gobierno cuenta con sólo un 22% de apoyo, que es mucho menos que el voto duro de derecha incluso. Un gobierno con esa credibilidad no está en posición de forzar a la sociedad, negándose sistemáticamente a escuchar a la ciudadanía. Al parecer, frente a la incapacidad de la derecha por administrar su propio modelo y a la propia incapacidad de la Concertación para hacer una oposición verdadera y eficaz, la elite política, representada en aquellos que se sienten mandatados a regir los destinos del país sin escuchar a las mayorías y que defienden intereses distintos a los de la gente, han optado por construir un “autoritarismo renovado” que les permita salvar este momento de crisis política, y así seguir alternándose en el poder”.

Navarro también rechazó las declaraciones formuladas por el senador Juan Pablo Letelier, señalando que “esta no es la hora de cosechar, esta es la hora de terminar con el lucro”, agregando que el senador socialista rompió con el rol mediador que se supone venía ejerciendo. Los mediadores deben ser imparciales siempre, en todas las etapas de la negociación. Los que al final del proceso se ponen de un lado al final  traicionan su rol y las confianzas”.

Finalmente el legislador anunció que solicitará una reunión con la Concertación y la bancada del PS en el Senado para abordar y debatir sobre las distintas posiciones de la oposición ante estos importantes temas.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
  1. Los mediocres e incapaces, finalmente, siempre recurren al autoritarismo y a las amenazas. No tienen otros argumentos. Se cierran ante las evidencias que los estudiantes y la ciudadanía , en general, les están mostrando: claras y justas demandas además de organización y fortaleza en las formas de luchar por sus derechos.

  2. Octubre 11, 2011

    completamente de acuerdo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *