“Los lobos marinos son parte de Talcahuano, pero se debe proteger a la gente”

  • Por medio de una solicitud de oficio a fines del año pasado, el parlamentario del MAS, Alejandro Navarro, previó y, asimismo, solicitó a la Armada de Chile que se le informara sobre la situación que enfrentaría a la gente de Talcahuano con los lobos marinos, producto del traslado de restaurantes del puerto chorero. “Finalmente, no se tomaron las providencias, y ahora lamentamos que estos mamíferos marinos dejen heridas a personas que caminan por el puerto”.
  • “Eliminar a los lobos no puede ser parte del dilema. El gobierno debiese optar por evitar el peligro, preocuparse de ellos, y no dar chance a que se tomen las calles y transiten en disputa de comida”, sostuvo Navarro.
  • Y agregó: “Otro conflicto es: lobos marinos versus pescadores artesanales. He ahí que la Subpesca tiene que controlar esta población de mamíferos en un área de protección y emplear un plan de contingencia que merme el daño que pescadores sufren en sus implementos de trabajo”.

 

Imagen: soychile.cl

En reacción a los ataques de lobos marinos a personas en la comuna de Talcahuano, el senador y miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, Alejandro Navarro, afirmó: “Lo advertimos el 26 de diciembre de 2012: por  medio de un oficio, indicamos que la seguridad de los transeúntes de Talcahuano se vería alterada, ya que los lobos marinos, al no tener cercano los residuos, se sentirían obligados a recorrer las calles por donde camina la gente y pasa la locomoción colectiva, para encontrar algo de alimento. Pues bien, teníamos razón, y ahora debemos lamentar estos ataques que claramente podrían haber terminado en tragedia”, indicó el Senador.

 

Navarro, a su vez, manifestó que “las condiciones de hambruna que viven estos lobos marinos hoy, les fomenta el estrés, lo que los ha convertido en auténticas pandillas, que ya en un par de experiencias nos demuestran que para nada son inofensivas; basta recordar que en una ocasión, un lobo casi le come la cabeza al Presidente Piñera. Problemática que se suma a un conflicto más antiguo: la competencia con los pescadores artesanales en el sector marino, quienes desde hace décadas se han visto perjudicados por ser dañada su faena de pesca”.

 

Y agregó: “Hoy, al tener en cuenta este peligroso escenario para los choreros en la bahía de Talcahuano, lo que podemos deducir es que de política medio ambiental exclusiva en torno a mamíferos marinos, ésta en definitiva no existe. Y eso es una grave irresponsabilidad de este gobierno, puesto que es el Sernapesca el que debiese velar en atender las necesidades de estos lobos, como especie marina protegida que son, según la Ley 18.892 General de Pesca y Acuicultura”, afirmó Navarro.

 

Ante esta situación, el congresista de la Región del Biobío señaló que “asimismo, solicitaremos al MOP que opere en disponer de un espacio artificial óptimo para estos animales, para que puedan permanecer allí y no invadan los restaurantes, las viviendas y las avenidas”.

 

Y en ese punto, el senador puso énfasis que ante los dimes y diretes de quién es la responsabilidad de que los lobos marinos transiten por las calles, aclaró: “Loslobos marinos se ubican en La Poza, sector correspondiente a la Dirección de Obras Portuarias, como lo indica el oficio O.T.A.I.P.A. Ordinario N° 12900/24, de fecha 21 de enero de 2013 en respuesta a mi requerimiento de información AD007W-0000460 a la Armada de Chile. Sin embargo, reitero: la protección de estos animales, corresponde al Servicio Nacional de Pesca, institución que junto al MOP, solicitaremos cumplan con su papel de crear un ambiente para estos animales que permita que los habitantes no los perciban como enemigos”, concluyó Navarro.

 

Lobos marinos versus pescadores artesanales

 

De acuerdo a Navarro, “los lobos marinos son parte de un paisaje turístico atractivo en el puerto de Talcahuano y debiesen seguir siéndolo. Incluso hay un sector con el nombre ‘Los Lobos Viejos’. Por eso, la Subsecretaría de Pesca, tomando consciencia en similares conflictos producidos por lobos hambrientos como en Valdivia, Puerto Montt o Chiloé, es que en Talcahuano debiese existir un estudio y control de la especie para mejorar la convivencia con pescadores artesanales”.

 

A lo que detalló: “El subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, el mismo paladín de la Ley Longueira que, como lo denunciamos ante Contraloría el 13 de mayo de este año, le ha permitido a industriales devorar recursos sin que sean declarados pesquerías, en vez de preocuparse de cómo exterminar los lobos marinos, debiese estudiar cómo los puede sacar de la competencia con los pescadores artesanales de una manera adecuada. Y eso está en controlar la reproducción de la especie y en garantizarle el alimento que requieran, en un área de protección, para impedir que mueran entre la escasez de recursos pesqueros y los muros que les prohíban el paso a los basureros de la ciudad; y, por supuesto, así se proteja a la gente y los pescadores artesanales”, señaló Alejandro Navarro.

Descargar oficio de respuesta

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *