“Ningún padre o madre tendrá el derecho de poner a un hijo en contra del otro”

Su “total alegría” manifestó el senador Alejandro Navarro por el proyecto de ley aprobado esta semana en el congreso sobre tuición compartida y que fue despachado al Ejecutivo para que sea luego promulgado. “En este Día del Padre, esta moción se ha convertido en una retribución bien merecida para todos los hombres que han sufrido por, principalmente, un precepto del año 1855, el artículo 225 del Código Civil, que determinaba que si ambos padres viven separados, era la madre quien quedaba con el cuidado personal del hijo. Hoy, es el interés superior del niño el que determina con quién estar”.

 

Imagen: puelchefm.clEl presidente del MAS explicó que “si los padres viven separados, será por medio de un mutuo acuerdo, que se defina que el cuidado personal de los hijos le corresponda al papá, a la mamá o a ambos de manera conjunta. Si no existiese ese acuerdo, pues estará en manos del juez la determinación. Sea como fuese, el padre igualmente tendrá la garantía de fijar un contacto periódico y estable con su hijo o hija, en el cual pueda participar en el cuidado personal y buena crianza”.

 

Para el senador Alejandro Navarro, quien es padre de cuatro hijos: Antonia, Alonso, Araxza y  América, “este proyecto de ley impulsado por la relevante participación de la organización Amor de Papá,  se suma a la consideración de nuestro proyecto de ley que ingresé el 15 de junio del 2010 a la Comisión de Constitución en el Senado que va orientado a que los hijos tengan una relación directa y regular con sus abuelitos. Punto que, por supuesto, nos tiene muy contentos”.

 

Asimismo, agregó que “como país hemos dado un paso muy importante, sin embargo queda dar otros: me refiero a discutir un proyecto de ley el 19 de marzo del 2012 de mi autoría y que puntualiza las condiciones para poder evitar o mitigar los daños en caso de separación de los padres por el llamado ‘síndrome de alienación parental’ o ‘sap’. Esta condición, evaluado por especialistas en todo el mundo y que está presente en la sociedad chilena, consiste en que uno de los padres aliena a los hijos en contra del otro generando odio y condiciones de falsedades. Cuestión que finalmente lo único que logra es que el hijo o la hija tenga odio hacia los dos”.

 

Y explicó: “Queremos regular y evitar las falsas acusaciones a que se obliga a los niños en contra de uno de los padres, a veces incluso de carácter sexual. Hay estudios en el mundo que revelan que cerca del 78, 80 por ciento son falsas afirmaciones. Por eso, reitero, debemos debatir la alienación parental en el Congreso, puesto que es una arista que se podría dar en la tuición compartida y que, creemos, debe ser sancionada. Ningún padre tiene derecho a usar al niño en contra del otro, porque eso daña fundamentalmente al hijo”.

 

Y enfatizó que, tales discusiones legislativas, finalmente irán en directo beneficio de revertir la situación que viven padres recluidos en el dolor de tener que estar separados de sus hijos. “Tal como el Caso Carlitos, de Chillán, vigente aún en la Justicia, en el que Carlos Acevedo después de criar por 8 años a su hijo, éste fue entregado a su mamá, en un manto de irregularidades que incluso tuvo a dos magistrados del Tribunal de Familia de Chillán bajo severas amonestaciones por no cumplir con los principios de concentración y celeridad”.

 

Y concluyó: “Son por casos como éste, por los cuales nos comprometemos a que más padres, que hoy no pueden disfrutar de este día, mañana sí puedan abrazar a sus hijos, en pro del bienestar superior de ellos y de manera permanente”.

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares
  1. Gloria
    Junio 20, 2013

    Excelente noticia para nuestros hijos. Ellos necesitan tanto de la madre como del padre en sus respectivos roles. Ni uno de ellos es menos en su rol. Por fin se legaliza un derecho propio de los hijos. Que buena noticia.

  2. Patricia
    Septiembre 2, 2013

    Me parece una excelente iniciativa, pero que dice la Ley respecto de esos padres que a pesar de existir un acuerdo que regula las visitas, contacto, temas económicos, etc., uno de ellos se desentiende de estas necesidades que el pequeño tiene. Existe una sanción por el daño psicológico al que el niño está expuesto cada vez que uno de los padres promete una visita y ésta no se concreta????
    Qué explicación jurídica le podemos dar a nuestros niños cuando esto sucede?????
    Espero que las consecuencias de estas situaciones también estén contempladas en la Ley, es muy lindo que se pueda compartir la crianza de un hijo en forma normal y que el fin último de esta sea hacer feliz a los niños, entregar valores y procurar hacer de ellos personas de bien y que sean útiles a nuestra sociedad. Ojalá que no se deje al libre albedrío las consecuencias que tiene ese abandono e irresponsabilidad por parte de uno de los padres.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *