“Obsesión por introducir tema de las FARC en política chilena puede ser dañino”

Afirmando que la “obsesión por introducir a la fuerza el tema de las FARC en la política chilena puede terminar siendo dañino”, el senador y presidente del Movimiento Amplio Social (MAS), Alejandro Navarro sostuvo que este nuevo episodio, suscitado por la solicitud de extradición del militante del PC, Manuel Olate, acusado de ser el “nexo chileno” de la guerrilla colombiana, no se sostiene, pues se basa sólo en unas fotos y unos correos electrónicos encontrados en el computador del fallecido comandante Raúl Reyes”.

Imagen: noticias.com.co

El líder del MAS señaló que “en esta situación, se ha tratado de instalar que Manuel Olate sería “Roque”, el contacto chileno de las FARC, cuando eso ni siquiera ha sido probado. Lo único concreto es que en el contexto de su actividad solidaria latinoamericanista, Olate estuvo en un campamento de las FARC en Ecuador. La lógica a seguir es básica: si Olate fuera quien se le acusa y su función fuera la que se le quiera atribuir, jamás se habría sacado fotos como las que se han querido exhibir como pruebas”.

Navarro indicó que “es lamentable que exista sintonía entre los gobiernos de Chile y Colombia para exportar a nuestro país un conflicto y una realidad que nada tienen que ver con nosotros. Se ha buscado estigmatizar a los refugiados colombianos que han llegado a Chile, se ha buscado generar un falso link entre las FARC y las organizaciones mapuche y ahora se quiere insistir en esta tesis forzada queriendo convertir a Chile casi en una base de la guerrilla cuando todos sabemos que eso no es así”.

El parlamentario dijo que “no es admisible que ahora se quiera retrotraer la historia y cuando el PC ha recuperado su lugar en el Parlamento y lo ha hecho bien, se le quiera involucrar, y especialmente al diputado Lautaro Carmona, como ya lo hicieron con la senadora colombiana Piedad Córdoba, en una estrategia y una operación que sólo busca generar condiciones para justificar más represión contra grupos sociales como los mapuche o los jóvenes anarquistas, para luego seguramente seguir con los sindicatos o movimientos políticos y culturales que son refractarios al sistema neoliberal”.

Finalmente, Navarro dijo esperar que “el gobierno asume y dimensione lo mal que hace este intento por convertir forzadamente a las FARC en un elemento de la política nacional y no se haga parte de esta fórmula expansionista que el gobierno colombiano insiste en usar para justificar su política interna, contra la guerrilla y el narcotráfico, en estrecha alianza con Estados Unidos”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *