“Paro de Asmar: Armada es incapaz de negociar y daña a trabajadores”

  • El congresista de la Región del Biobío que en lo macro llamó a repensar la preponderancia del Estado con Astilleros y Maestranza de la Armada, señaló aspirar a que “los directivos de Asmar no dilaten más el conflicto y cedan a las reivindicaciones laborales planteadas por los trabajadores. Así no solo Asmar ganaría, sino que también la Región del Biobío y, por supuesto, Chile”.
  • Ante la caída de la pesca y la crisis de Huachipato, Navarro llamó a “hacer todo lo que está al alcance para salvar a Asmar y darle una justa salida a los trabajadores, puesto que la empresa es la principal proveedora de empleo en la Región del Biobío”.

 

“Impaciente” ante el estado de salud de los trabajadores huelguistas de hambre de Asmar que en la Catedral de Concepción piden a la empresa que, dentro de sus puntos, uno principal es que les nivelen la escala de remuneraciones, dijo sentirse el senador Alejandro Navarro, quien criticó duramente “la nula capacidad de negociar que  la institución de la Armada ha explicitado y mantenido. En estos más de 40 días de movilización, quedó certificado que los oficiales uniformados no poseen la competencia de cumplir roles de agentes negociadores; han extendido en demasía un conflicto cuyos costos de productividad por la postergación del tratamiento naviero han resultado innecesariamente perjudiciales al país”, manifestó.

 

Y sostuvo: “Esperamos que este gobierno que administra el país, cuyo Presidente también dirige a esta empresa estatal, pueda aportar con el 50% de la solución. Avanzar ahora, y ver el otro 50% en marzo cuando asuma el próximo gobierno, que esperamos sea liderado por Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría. Lo que no puede ser es que se eluda una solución a la más grande industria de la región con más de 2.500 trabajadores directos e indirectos”.

 

Ante ello, el parlamentario indicó que “hemos solicitado a la Comisión del Trabajo y Previsión Social, presidida por el senador Pedro Muñoz, que prontamente los dirigentes sindicales de Asmar expongan detalladamente las inconformidades en las condiciones laborales. Puesto que la empresa, como ha quedado demostrado en este conflicto que ha durado más de un mes, no puede mostrar intransigencia en las peticiones. Allí el ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, deberá responder. Asmar, que carga con una escala salarial discriminadora nacida, por cierto, en dictadura, debe ser reinventada desde su administración hasta su gestión”.

 

El líder del MAS manifestó que “los senadores de la Nueva Mayoría están disponibles de recibir a los trabajadores en el Senado y de poder colaborar en la búsqueda de un acuerdo, porque los votos en el Senado y en la Cámara de Diputados están disponibles para remendar una salida respecto de los recursos. Hay voluntad. Lo que sucede es que en este gobierno presidencialista todo pasa por el Ejecutivo. Yo llamo a los trabajadores a perseverar, a seguir firmes y responsables, como hasta ahora, que han demostrado ser trabajadores de alta capacitación”.

 

Asimismo enfatizó que “los trabajadores si persisten en que pueden mejorar su estado laboral es porque tienen los argumentos cualitativos, de ser una empresa estratégica y fundamental en el desarrollo naviero, y a su vez argumentos cuantitativos, de pedir un aumento de sueldo que iría en el orden de solo 500 mil dólares anuales, en el marco de los 11 millones de dólares que la empresa publica como utilidades”, sostuvo Navarro, en sintonía a lo que los mismos trabajadores han requerido.

 

El senador Alejandro Navarro, quien desde un comienzo ha dado su respaldo al movimiento emprendido por los trabajadores de Asmar, señaló que “la empresa de más de 4 décadas de vida, y que si bien en el mercado ha figurado un papel relevante, pero sin cumplir con las altas expectativas que podría tener desde la Armada, nos evidencia que hay que, reitero, revisar la administración; porque si no avanzaron de inmediato en domar la crisis, es porque algo anda mal, y es perentorio, por tanto, una evaluación estructural de la institución”.

 

Esto, porque según el líder del MAS, “tal como lo propusimos en mi campaña a senador, queremos convertir a los Astilleros y Maestranzas de la Armada, en el mejor y más grande desde California, Estados Unidos, al Cabo de Hornos, Chile. Esto teniendo en cuenta que en 10 años más las obras del Canal de Nicaragua debiesen estar concluidas y con el espacio dispuesto a la navegación, lo que expandiría el comercio de América Latina con Europa y China. Allí Asmar debe adquirir protagonismo, pero si consideramos los conflictos de hoy, con una administración de Asmar con capacidades deficitarias de negociación ante sus trabajadores, la verdad es que es difícil que logremos tal relevancia”.

 

“Esto llegó a la punta del embudo”, señaló Navarro, advirtiendo que “la huelga de hambre, el que trabajadores no reciban sus pagos por estar en días de huelga, los pueden llevar a hacer acciones desesperadas. La paciencia de ellos se agota”.

 

Finalmente, el congresista enfatizó: “La Armada es una pésima negociadora. Por lo tanto, esto debe ser asumido por el gobierno. Yo espero que el estatuto corporativo de Asmar dé la flexibilidad necesaria para que no sea una rama de las Fuerzas Armadas la que administre a la más importante industria de la Región del Biobío. Que a lo menos sea una administración mixta entre el gobierno y la Armada. De tal forma, probablemente este conflicto se hubiese ahorrado unos 30 días de huelga”, comentó.

 

 

 

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares
  1. Raquel Elena Carrascos Diaz
    Diciembre 8, 2013

    q termine pronto esta huelga

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *