“Por lo visto, la Ley Longueira requerirá cirugía reconstructiva en el Senado”

  • El parlamentario del MAS dijo que “hay que empezar por reponer la indicación que establece que los peces son de todos los chilenos, eliminar los supuestos derechos perpetuos de la industria y establecer un mecanismo de subasta que genere recursos para el Estado y el sector pesquero sin seguir sobreexplotando los recursos”.

 

Imagen: urbanbox.cl

Sorprendido “del cutis de madera de aquello parlamentarios que prestaron su voto para tratar de establecer que los recursos pesqueros no son de todos los chilenos, sino de unas pocas familias, echando abajo la indicación que había sido aprobada en la Comisión de Pesca”, el senador Alejandro Navarro, dijo que “por lo visto tras su tramitación en la Cámara de Diputados, la tristemente célebre Ley Longueira requerirá bastante cirugía reconstructiva en el Senado”.

 

El legislador del MAS, sostuvo que “además de reponer el estatuto jurídico de los peces, queda claro que por la vía de las indicaciones tendremos que corregir algunos defectos y carencias que este proyecto sigue manteniendo. En primer lugar, no aceptando privilegios indefinidos y perpetuos para nadie, porque no corresponde. Ninguna actividad económica tiene excepciones como esa y la posibilidad de invertir y de generar empleo, no puede ser argumento suficiente para seguirles entregando gratis el millonario usufructo de la pesca a las claramente identificadas siete familias que en aún menos pesqueras concentran más del 90% de la pesca”.

 

“Sostener que los privilegios perpetuos son la única forma de entregar certeza jurídica a los inversionistas del sector es un chantaje inaceptable. Cuando se aprobó la Ley de Límites Máximos de Captura por Armador (LMCA) la industria sabía que esa concesión duraba una década. Además está claro que a estas alturas ya han recuperado con creces sus inversiones. Y por cierto, no son los únicos capaces de invertir y de generar empleo. Por lo demás, aunque se aprobará esa pretendida perpetuidad, de todas formas hay mucha gente que saldrá de las empresas. Por eso es importante reponer las licitaciones de cuota industrial, porque esa es una fuente de ingresos que permitirá asumir los costos de la plataforma social que se requerirá”.

 

Sobre este último tema, Navarro dijo que “en el Senado también deberemos reponer el concepto de subasta, porque es inaceptable, además de inconstitucional que en su estado actual la Ley Longueira, que en la Cámara se haya eliminado no sólo la propuesta de licitación trucha del gobierno, sino que también se haya eliminado el actual artículo 27 de la ley de pesca, que establece una subasta progresiva -un 5% anual- de la cuota industrial. Por suerte, adelantándonos a este debate, el año pasado, con el respaldo de 15 senadores, presentamos un proyecto de ley que incluye una propuesta de subasta que esperamos el ministro pueda considerar a la hora de reponer ese tema que, además, como senador siempre defendió con convicción el actual Presidente Piñera”.

 

El parlamentario agregó que “otro tema de nuestro mayor interés es separar un criterio biológico, como lo son los Rendimientos Máximos Sostenibles (RMS), de los criterios económicos, como lo establecía el proyecto original. Los RMS deben servir para fijar las cuotas, pero no para gatillar supuestas licitaciones que nunca se producirán, tanto porque dado el actual estado de las pesquerías debería pasar mucho tiempo para eso, como porque como han dicho los científicos, los RMS deben ser un techo biológico, no un piso económico”.

 

“Asimismo -añadió- insistiremos con toda nuestra fuerza en la justa demanda de los pueblos originarios de ser incorporados en esta ley, tanto porque ya existe el antecedente de la Ley Lafkenche, como por los compromisos que implica el Convenio 169 de la OIT. EL gobierno no puede seguir sosteniendo, como hasta ahora, que la pesca no es un tema que afecte directamente a dichos pueblos, cuando antes de que Chile fuera Chile, los Chinchorro, los Changos, los Pascuenses, los Huilliches, los Onas y los Kawesqar ya vivían de la pesca”.

 

Navarro dijo que “por cierto, a todo lo anterior habrá que agregar un esfuerzo más concreto y menos retórico sobre la institucionalidad pesquera nacional. Aunque Longueira habla mucho de sustentabilidad, ésta no se puede alcanzar con la institucionalidad que tenemos en esta materia, con una subsecretaría que sólo es una más entre otras de Economía: necesitamos avanzar hacia un ministerio del mar o de la pesca. El Sernapesca sin más recursos y más funcionarios empoderados en tareas de fiscalización tampoco sirve de mucho, menos aun cuando parte de esa función se externaliza. El IFOP, que sigue siendo medio público y medio privado, tampoco es lo que se necesita en materia científica. Debemos contar con un instituto pesquero público cuyos estudios y propuestas científicas sean vinculantes”

 

Finalmente, el parlamentario dijo que “por último, espero que Longueira no venga a tratar de asustarnos con fantasmas falsos como el de la carrera olímpica, cuando es probable que ya tenga en su escritorio un proyecto de prórroga de los LMCA. Además, no va a haber carrera olímpica, aunque no se apruebe esta ley, entre otras cosas, porque no hay peces, ni flota para ello. EN el peor de los casos tendremos la actual ley por un par de años más, como se hizo con el DL 701 de fomento forestal, mientras discutimos, en el próximo gobierno, una verdadera política pesquera nacional, para todos y no a la medida de algunos pocos”.

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *