“Propuesta de Golborne sobre Bolivia evidencia síndrome del pato cojo en el gobierno”

  • El candidato presidencial de la derecha propuso una reforma constitucional que prohíbe perpetuamente entregar territorio a Bolivia para una salida al mar.
  • Aproximádamente a las 13:00 horas, a través de su cuenta twitter, Golborne, indicó ayer que “presentaremos propuesta para incorporar en la Constitución cláusula que prohíba entregar territorio y soberanía para acceso al mar de Bolivia”

Afirmando que “si hoy, con el gobierno del Presidente Piñera las relaciones con Bolivia están congeladas, con un eventual gobierno de Golborne solo se garantizaría el enfrentamiento”, el senador Alejandro Navarro agregó que “lo que queda más claro después de esta reunión es que el síndrome del pato cojo ya está instalado en La Moneda, toda vez que no queda claro quien manda, porque mientras el Presidente dice una cosa, la UDI va a la reunión a levantar la tesis de Golborne”.

Imagen: elcorresponsal.cl

Para el senador Navarro “así el síndrome del pato cojo queda en evidencia, por que la ciudadanía y nosotros mismos a quien le creemos: al candidato presidencial de la derecha Laurence Golborne apoyado por el presidente Piñera o al propio Presidente; es necesario saber quien manda en el gobierno: ¿manda la UDI o manda Piñera?, toda vez que el Gobierno sigue hablando de defender Chile y continuar con el dialogo, mientras que Golborne lo que hace es una virtual declaración de Guerra, ya que su propuesta cierra una salida pacífica, es una portazo al dialogo, y por cierto solo dejar abierta la misma opción mediante la cual Bolivia perdió su territorio, es decir la guerra. Tal parece que 130 años para algunos han pasado en vano. Estos son los señores de la guerra, los que cualquiera sea el resultado siempre ganan, por que los que perecen en la guerra son siempre los hijos del pueblo.”

El presidente del Movimiento Amplio Social (MAS), aseveró que “por otro lado también es evidente la desesperación de la UDI, porque trata de convertir el tema de la demanda marítima boliviana en tema de campaña, buscando emplazar a Bachelet, tal como lo está haciendo con el tema de la acusación constitucional contra Beyer. En todo caso es claro que lo hace solo basándose en encuestas y con fines puramente electorales. Personalmente leí en la reunión la noticia con la propuesta formulada por Golborne, dejando en evidencia la contradicción oficialista, porque mientras el Presidente pedía respaldo a su propuesta de unidad nacional, el candidato gremialista cerraba las puertas a una salida pacífica y negociada, dejando como única posibilidad el conflicto bélico”.

“Lo peor -añadió- no fue la propuesta que el presidente de la UDI defendió oponiéndose al Presidente Piñera, sino que las amenazas que Melero profirió contra los dirigentes de la oposición presentes en el encuentro con generar un debate público sobre el tema, apostando aun escenario más radical y de confrontación. Ciertamente no nos interesa propiciar la confrontación en un tema sensible como este, pero no tenemos problema en asumir un debate que no resolveremos nosotros ahora, sino que las futuras generaciones más abiertas al mundo e integradas a la región, cuando la palabra soberanía tenga más que ver con dignidad y derechos de personas y pueblos que con la defensa chovinista de fronteras”.

Para el parlamentario “en todo caso, no deja de llamarle la atención que la única reforma a su sacrosanta constitución que la UDI está dispuesta a hacer, es la que prohibiría salida al mar para Bolivia, pese a ser una posición solo sustentada en sondeos de opinión, que carece de racionalidad, y por la cual están deslealmente dispuestos a dejar al Presidente Piñera en el limbo, porque mientras el Presidente pide apoyo para la posición oficial, el candidato de la UDI que aspira a reemplazarlo propone una salida radical, completamente distinta a la señalada por el mandatario”.

Navarro insistió en que “pese a que la reunión fue una encerrona política entre los fuegos de la Alianza de derecha y el gobierno, respaldamos la vigencia del tratado de 1904, aunque ciertamente compartimos e insistimos en que Chile debe dar una salida al mar para Bolivia, cuya soberanía quede al debate del futuro, en consideración de que hoy no hay unanimidad nacional, no hay una mayoría parlamentaria que pueda aprobar una ley para este objetivo, de que hay elecciones parlamentarias y presidenciales este año, y teniendo en cuenta que el discurso de proteger la soberanía es altamente rentable para la derecha, sin embargo, es una contradicción grave por un lado defender la soberanía y por el otro regalar todos los peces de nuestro mar a 7 familias empresariales.”

El legislador además indicó que “tengo la convicción que en un futuro cercano, la crisis energética, el calentamiento global y el cambio climático harán que la integración este por sobre esta mal llamada soberanía, y que será la tarea para las generaciones chilenas y bolivianas mas integradas cumplir con una salida al mar en paz y en total acuerdo.”

El presidente del MAS reiteró su percepción de que “la propuesta de Golborne sorprendió a Piñera, el candidato presidencial de la derecha opto por sacrificar la credibilidad del presidente a cambio de unos mezquinos puntos en las encuestas, pues surge la legitima duda sobre si Piñera conocía las declaraciones del candidato o no, considerando que fueron hechas a las 13:05 de la tarde, es decir, mucho antes de la reunión en La Moneda con todos los presidentes de los partidos políticos y los presidentes de relaciones exteriores.”

Navarro finalizó indicando que “con esta estrategia la UDI, además, busca ocultar que este gobierno no tiene propuesta sobre las relaciones con Bolivia, que solo existe un discurso basado en un nacionalismo territorial, porque no hay amenaza real. Resulta llamativo que siendo la UDI tan critica de la posición del gobierno boliviano y del Presidente Morales, utilice para defender su posición la misma lógica que ellos emplean, ya que en la Constitución boliviana hay un mandato expreso a quien ejerza el mando de la nación para levantar la demanda marítima, y que propongan una reforma a su añeja constitución para evitar llegar a un acuerdo que permita una salida marítima al vecino país, es actuar bajo la misma lógica. Lo concreto es que Golborne y la UDI pusieron dinamita a la reunión”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.