“Seremi de Obras Públicas ampara a Edeco y abandona a trabajadores”

  • “Una obra que, por la alta peligrosidad de ocurrencia de accidentes vehiculares, debe mantener la continuidad, resguardando plena garantía laboral”, expresó el presidente del MAS, Alejandro Navarro, ante el anuncio de que la faena vial que une Lirquén con Tomé permanecerá inconclusa. Paralelamente, el Senador apuntó al MOP y a la empresa Edeco de “jugar con fondos públicos, exceptuando todo respeto por los trabajadores, proveedores y transportistas”.
Imagen: soychile.cl

Desde que comenzaron las intervenciones de reponer y ampliar la Ruta 150 en 3 kilómetros, el Senador del Biobío, Alejandro Navarro, ha estado atento a la preocupación de los trabajadores y los efectos en sus familias por la incertidumbre que viven respecto al irregular desarrollo del proyecto: “Es inaceptable que por supuestas dificultades económicas la empresa Edeco le solicite al MOP poner término anticipado al contrato; no puede ser que llevando más de la mitad de avance de obra, 60%, y que al  entregar a servicio el camino antiguo entre Quebrada Honda y Punta de Parra, la empresa deje la faena y se vaya”, denunció Navarro.

Para el legislador, “acá se debe culpar al que no ha hecho su pega que es fiscalizar la obra de Edeco S.A., empresa elegida tras licitación en la que compitió con 10 firmas y que al ser confirmada con su propuesta de faena evaluada en $4.414 millones, comenzó su labor el 2011; esa responsabilidad a la que me refiero corresponde a la Seremi de Obras Públicas del Biobío y específicamente al seremi Arnaldo Recabarren. Son ellos los encargados de que el proyecto concluya, como estaba acordado, en marzo de 2013. Sin embargo, no fueron capaces de anticipar este hecho, siendo garantes y responsables de lo ocurrido”, criticó Navarro, quien, en este contexto, solicitó la renuncia de la autoridad regional.

Asimismo, el parlamentario dijo estar “sorprendido por la pasividad de este Seremi, pues en sus manos cabe la responsabilidad del resguardo y cautela de la administración de las millonarias inversiones fiscales  que provienen de todos los chilenos”. Sumado a ello, Navarro señaló que “al parecer el Seremi no hace uso adecuado de los instrumentos fiscales de  evaluación financiera y de la inspección fiscal de estas obras,  pues en ningún momento se previó que la empresa dejaría el proyecto y menos que existiría así de rápido el deseo de alienación de contrato con otra empresa, como si fuera normal dicho procedimiento”, dijo.

En esa misma línea, Navarro enfatizó en el punto de que “cada obra pública posee un inspector fiscal que debe constantemente inspeccionar el desarrollo de estos proyectos; pues aquí, entonces, estamos frente a un claro error de parte de Vialidad, ya que de manera evidente no se avisó de forma oportuna a las autoridades respectivas, como por ejemplo a los alcaldes de Tomé y Penco, sobre la suerte de la empresa Edeco. Es más, todo  indica que el Seremi se desentendió del fracaso de este proyecto, todo producto de la mala gestión existente en el equipo ministerial, puesto que en el marco de un proyecto de más de $4 mil millones, es totalmente reprochable, que no se lleve a fin la obra”.

Paralelamente, comentó: “Se requiere de una pronta solución del tema, puesto que la espera –aseguró Navarro- está potenciando accidentes de envergadura y pone actualmente en riesgo la vida de las personas que recorren día a día a través del transporte público, particular, de carga pesada, entre otros, que utilizan la ruta  intercomunal Penco – Tomé”.

De acuerdo al senador del MAS, “de que Edeco tendría este desenlace, que por problemas económicos abandonaría la obra, era un secreto a voces. Lo peor es que el Ministerio de Obras Públicas, no creo equivocarme, estaba advertido de lo que vendría, y, muy importante, hoy no atiende a la estabilidad laboral de los trabajadores. Y se desampara también a contratistas y proveedores a los cuales no se les ha pagado, muchos de ellos de Lirquén, Penco y Tomé, dentro de los que cuentan camioneros, ferreterías, restoranes,  dueños de maquinaria, entre otros”.

Sobre la obra que era materializada por Equipos y Construcciones Edeco S.A., y que intervenía entre los kilómetros 12,5 y 15,5 las dos calzadas de 7 metros de ancho en hormigón y bermas de 1 metro, con obras de saneamiento y de mejora en la seguridad vial, de acuerdo al congresista, “debemos parar la sinvergüenzura  de esta Empresa que se originó en poner de la noche a la mañana, en un santiamén, fin al proyecto, a pesar de la disposición de dinero fiscal a su haber y de que ellos sigan funcionando en otros proyectos  a nivel nacional; tras lo cual irse para Santiago, sin preocupación alguna de parte del MOP a favor del bienestar de los trabajadores, proveedores ni transportistas es una situación que no aceptaremos”.

“Se debe revisar sistema de licitaciones de obras públicas”

Para el senador del Biobío, “es primordial analizar ahora la configuración de las bases de licitaciones que hoy se gestiona en obras públicas, pues como hemos apreciado, éste no es el primer caso en el cual el Estado pierde millones de pesos al ver que quienes desarrollan la obra terminan abandonando la faena”.

Seguido de lo anterior, Navarro recordó el caso del Puente Viejo: “En aquella oportunidad, con el fin de demoler y retirar los restos del puente destruido por el terremoto del 27 F, la empresa Sacyr que ganó la licitación proponiendo un contrato de $1.989.356.642,  aún extrañamente con un costo mayor por 2 millones de dólares en comparación a otro oferente, también cesó sus funciones antes del tiempo estipulado dejando inconclusa la obra”.

Y añadió: “Tal como lo pronunció Contraloría en respuesta a nuestra denuncia por irregularidades en la ejecución del contrato de demolición del Puente Viejo, tuvo que ser finalmente la Dirección de Vialidad del Biobío la obligada a ordenar el retiro de los escombros, lo que le correspondía a la cuestionada empresa”. Es por ello que el Senador del MAS solicitó “discutir cuanto antes el sistema de licitación del MOP, de lo contrario seguirán sucediendo hechos similares a los del Puente Viejo o de la Ruta 150, en donde los más perjudicados son los trabajadores, los ciudadanos, el bolsillo del Estado, a costas de las empresas que dudo se retiren con las manos vacías”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares
  1. chabela
    Julio 14, 2012

    bien desafortunadas las expresiones amenazantes de la senadora von baer
    pero opino que los parlamentarios tendrían que dar una imágen de austeridad y de altruísmo .

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.