“Superintendencia de Medio Ambiente debe evaluar estado total del ducto de Celulosa Nueva Aldea”

“Celulosa Nueva Aldea ha causado un impacto negativo relevante, no solo en el medio ambiente, sino que también en la vida de las personas. Por tanto, solicitaremos a la Superintendencia de Medio Ambiente saber cuáles son las medidas que la empresa empleará para reparar, mitigar y compensar a los vecinos”, sostuvo el senador Alejandro Navarro. Esto, tras visualizar la zona terrestre en el sector La Concepción, ubicada entre las localidades de Ñipas y Carrizales, en las inmediaciones de la planta industrial, en donde brotaron los residuos de la planta al reventar la matriz por la que transitan.

 

Además de esta denuncia ante la Superintendencia de Medio Ambiente, paralelamente el miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, también hará saber a la Fiscalía de Quirihue, que es la que corresponde a la provincia de Ñuble, sobre el evento contaminante.

 

Asimismo, anunció Navarro: “Vamos a invitar a los actores sociales a la Comisión de Medio Ambiente del Senado, a la que pertenezco, a una sesión pública y televisada de tal manera de poder escuchar el conjunto de reclamos y demandas que van más allá de este incidente y que dicen relación con ruidos molestos y olores para los habitantes, condiciones que estamos estudiando sean parte de un recurso de protección”. Esto último, recordando la acción judicial iniciada por el parlamentario a favor de los vecinos de El Triángulo y que castigó a Enap por pestilencia.

 

El congresista y presidente del MAS lamentó “la carencia de un sistema de participación ciudadana en la fiscalización del cumplimiento de la normativa ambiental y particularmente del seguimiento de los elementos claves como son la descarga de riles; pues, a raíz de ello, se ha creado una profunda desconfianza de sectores los habitantes con Celco en la Región del Biobío.

 

Para Navarro, “este nuevo incidente no puede ser minimizado y desestimado a priori por parte de la empresa. Son los organismos técnicos del Estado, de salud y medio ambiente, los que deben informar respecto de los alcances de esta ruptura del ducto que ha generado la contaminación del Estero Velenunque, en la comuna de Ránquil”. Es así, ya que, añadió, “los contenidos y alcances de estos derrames de riles deben ser investigados y determinados por organismos independientes de la empresa”.

 

“La ruptura de esta matriz –advirtió Navarro- va a obligar a el uso de alta tecnología, por lo que mi pregunta es: ¿si luego de la reparación de la planta de tratamiento y su apertura, las presiones generadas fueron las que lograron o rompieron el ducto, entonces en cuántos  segmentos más se pueden estar generando los mismos problemas?” A lo que respondió: “Para ello hay ingeniería y robótica que permite una visión interna de los tubos de tal manera de detectar fugas con anticipación”, dijo.

 

En definitiva, lo que Navarro planteó es que “estos riles que fluyeron por la sobresaturación del suelo, gracias a lo cual fue la única manera detectar el incidente,  quisiéramos saber si es el único punto en donde hay fugas de desechos industriales, pues eventualmente pueden existir otras. Por lo tanto, espero que posterior a esta denuncia, Celulosa Nueva Aldea pueda dar todas las facilidades a los vecinos y a la autoridad para ejercer el control de fiscalización”.

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.