“UDI sufre ataque de Alzhaimer sobre rebaja de impuestos a combustibles”

Parlamentario dijo que “este gobierno sigue mostrando los mismos prejuicios ideológicos que los anteriores. En lugar de seguir haciendo negocios con países del conflictuado Medio Oriente, debieran ser capaces de explorar acuerdos y negocios con países de la región que tienen grandes reservas de gas y de petróleo, cuando hasta EEUU compra grandes volúmenes de petróleo a Venezuela y ENAP tiene una concesión en la franja de Ayacucho”.

Sosteniendo que “es impresentable que la UDI quiera aparecer hoy como víctima de un ataque fulminante de Alzhaimer político y busque escudarse en supuestos técnicos y económicos para darse una vuelta carnero respecto del discurso que durante dos décadas ha levantado contra el impuesto a los combustibles”, el senador Alejandro Navarro dijo que “es cosa de revisar la prensa o googlear un poco para encontrar las radicales declaraciones de sus parlamentarios pidiendo eliminar ese impuesto”.

El legislador y presidente del MAS señaló que “basta con ver la intervención que hizo el entonces diputado UDI Julio Dittborn el 17 de junio de 2008, a nombre de toda su bancada, señalando que no se podía aceptar que impuesto se rebajara para gremios organizados que ejercen presión y no de los ciudadanos comunes, porque en Chile no había personas de primera y segunda clase. Nosotros esperamos que la UDI sea capaz de mostrar coherencia y ahora que está en el gobierno muestre consecuencia”.

“Y no se trata -añadió- de declaraciones antiguas, sacadas de contexto como alegarán algunos, porque hasta no hace mucho, febrero del 2010, el propio secretario general de la UDI, el senador Víctor Pérez reiteró que su colectividad insistiría en la rebaja del impuesto a los combustibles, criticando duramente lo que calificó como “tecnicismos” de los ministros y anunciando que pedirían al nuevo gobierno de Sebastián Piñera que eliminara dicho impuesto”.

Navarro dijo que “como si eso fuera poco, antes de asumir como subsecretario de la Segpres, el entonces diputado Claudio Alvarado dijo que “lo que hay que verificar es si existen las holguras del presupuesto de la nación para mantener esta rebaja tributaria y, si es así, no conozco a ningún parlamentario que se oponga a una medida de esas características”.

“Pero sin duda, más allá de los dichos y campañas que ha hecho la UDI en los últimos años sobre este tema, lo más relevante es recordar que fue el propio candidato Sebastián Piñera el que sostuvo que se debía rebajar en forma permanente el impuesto específico a las bencinas, tal como lo expresó en junio del 2008 en una entrevista con Radio Digital FM, que recogió Emol, y cuya copia estuvo disponible por bastante tiempo en www.piñera2010.cl”.

El parlamentario agregó que “además de cambiarse de caballo, la derecha que tanto habló, alegó y criticó durante las últimas dos décadas, ahora que está en el gobierno tampoco le ha dado solución a este tema que afecta especialmente a la clase media toda vez que aquellos automovilistas de mayores recursos no deben sacrificar otros ítemes de la canasta familiar para absorber el alza de combustibles”.

“Así es -prosiguió- que el pasado 24 de febrero comenzó a regir el nuevo Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles Derivados del Petróleo (FEPC) que reemplazó al anterior Fondo de Estabilización del Precio del Petróleo (FEPP). Sin embargo, tal como algunos ya lo habían vaticinado, éste nuevo fondo no ha tenido ningún efecto para paliar estas alzas internacionales en el precio de los combustibles, porque la gasolina de 93 octanos sólo subió un 7,7%, la de 97 un 7,5% y el diesel un 6,1%, y el FEPC sólo opera a partir de alzas sobre un 12,5%”.

Navarro dijo que “entonces seguimos donde mismo, dando vueltas en círculos, buscando fórmulas mágicas de cálculo que parezca que ayudan a las personas que han adquirido un vehículo con esfuerzo y que muchas veces constituye su herramienta de trabajo, en lugar de tomar el toro por las astas y en función de los mayores ingresos que el país ha tenido por el precio del cobre, por ejemplo, rebajar o eliminar progresivamente el impuesto que, como sabemos instauró Pinochet en 1985 con el argumento de la reconstrucción luego del terremoto de ese año”.

“Por cierto -continuó el legislador- este gobierno también sigue mostrando los mismos prejuicios ideológicos que los gobiernos anteriores para abordar en una perspectiva de más largo plazo el tema de los combustibles, porque en lugar de seguir mirando y haciendo negocios con países del conflictuado Medio Oriente, debieran ser capaces de explorar acuerdos y negocios con países de la región, que disponen de grandes reservas de gas y de petróleo, cuando hasta los propios EEUU le compran grandes volúmenes de petróleo a Venezuela. En esa misma línea hay, hace ya demasiado tiempo, acuerdos pendientes entre ENAP y PDVSA, que podrían permitir mayores certezas y mejores precios a futuro”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.