“A LA HORA DE BUSCAR TRABAJO NO IMPORTAN NI LA EDAD NI EL SEXO DE LAS PERSONAS”

Diputado Navarro y aprobación de proyecto que busca evitar discriminación en empleos

temporeros

Su alegría por la aprobación del proyecto que busca establecer una reforma al Código del Trabajo para evitar la discriminación por edad y sexo en la postulación a empleos, manifestó el parlamentario socialista e integrante de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, Alejandro Navarro.

El legislador dijo que “debemos alegrarnos si un proyecto despierta pasión porque ello significa que tiene médula, tiene contenido y es importante. Cuando los proyectos no son importantes la Sala está tediosas, no hay debate y pareciera que da lo mismo aprobar o rechazar un proyecto. Si los ánimos se encienden, hay un debate fuerte sobre principios, valores y sobre el impacto que el proyecto puede llegar a tener”.

“Incluso –agregó el subjefe de la bancada PS- se justifica algún tipo de exceso en el debate, porque en el don de la palabra está dado el enfrentamiento, siempre que no pase más allá, aún cuando hay algunos señores diputados que han llegado a los golpes. Es necesario mantenerse dentro del marco del respeto, aún cuando las palabras sean fuertes”.

“Sin embargo, los trabajadores viven a diario no sólo una agresión de palabra o un enfrentamiento verbal, sino el despido, la vejación, un maltrato psicológico de hecho y de palabra, ante lo cual hay una indefensión y una desprotección que todos conocemos. En consecuencia, es preciso fortalecer esos derechos, a fin de que la dignidad del trabajador sea respetada”, señaló el parlamentario. En tal sentido –prosiguió- el Senado aprobó una moción que modifica el artículo 2 del Código del Trabajo, a fin de establecer un nuevo derecho, el que puede perseguirse a través de los tribunales del trabajo ante una infracción al mismo”.

“Por otra parte, su letra b) incorpora al señalado artículo un inciso tercero, nuevo, que aprobó el Senado, que sin duda fue un aporte importante, ya que establece que constituyen una infracción las ofertas de trabajo efectuadas por un empleador, directamente o por cualquier medio, que señalen como requisito para postular discriminación de edad o por sexo y podrán ser denunciados ante los tribunales del trabajo, ya que se encuentran sobrecargados –el 80 por ciento de las causas que allí se ventilan son por denuncias de deudas previsionales, no se pagan las cotizaciones, por eso tienen un sobrepeso de trabajo y cualquier denuncia demora ocho, nueve y hasta dieciocho meses en tramitarse”, indicó Navarro.

El diputado dijo que “en tal sentido, el gobierno ha prometido una reforma laboral que incluya una modificación profunda en los tribunales del trabajo que permita hacer de éstos un instrumento más eficiente en la defensa de los derechos de los empleadores y esencialmente de los trabajadores. Por ello, el paso dado hoy es muy importante, porque va a posibilitar que en casos justificados y ante un hecho claramente flagrante, es decir, que frente a una condición tal y natural exista una discriminación de tal naturaleza, por opinión política”.

El legislador socialista recordó que “el artículo 2 del Código del Trabajo establece que son contrarias a los principios de las leyes laborales las discriminaciones, exclusiones o preferencias basadas en motivos de raza, color, sexo, sindicalización, opinión política y otras. Si algún trabajador se siente discriminado políticamente, en las esferas pública o privada, en cuanto a negarle el ingreso a un trabajo por ser socialista o de la UDI, puede recurrir a los tribunales”.

“En consecuencia con ello -prosiguió- he sugerido a algunos de mis colegas que si las denuncias que se han señalado son tan graves como parecen ser, recurra a los tribunales del trabajo, quienes deberán decidir a través de un proceso público, pero que no se haga durante una discusión sobre dos elementos tan claros como son la discriminación por edad y por estado civil. Por eso, la exigencia del test de embarazo se consideró arbitraria y objeto de denuncia, lo que hoy se ha hecho y ha sido una señal positiva”.

“Sin embargo –dijo el parlamentario- espero que los temas sobre discriminaciones de edad y estado civil no operen sólo porque una normativa legal los prohibe, sino que sea una señal, un elemento concreto que los empleadores deban tener presente para variar su criterio en este sentido. En el fondo se debe construir una alianza, un trato más amplio respecto del mundo del trabajo, hoy tan congestionado y venido a menos en la relación y en la construcción de los conceptos de empresa y trabajo”.

Navarro indicó que “por eso pedí expresamente a la Sala que diera su aprobación al proyecto, a fin de que sea ley a la brevedad, ya que ésta se transforma en un hecho concreto cuando lo consuetudinario, su práctica hace que sea efectiva. A la vez, espero que la modificación que estamos introduciendo la haga efectiva y que los trabajadores tengan la posibilidad de efectuar las denuncias. Hoy los trabajadores no se atreven a hacer ningún tipo de denuncias, porque, tal como hoy ha ocurrido en la Compañía Nacional de Telecomunicaciones de Chile, donde han echado al pariente, al primo, al hermano y a todos los dirigentes o delegados sindicales porque se han atrevido a alzar la voz”.

“Hoy nadie se atreve a hacer denuncias –enfatizó el diputado- porque tenemos un Código del Trabajo feble, débil, que no protege al trabajador. En este ámbito estamos tratando de fortalecerlo mientras se produce un debate más profundo sobre las reformas laborales. Debemos actualizar nuestro Código y a quienes señalaron públicamente que están por la igualdad y por la no discriminación los llamé a aprobar el proyecto, lejos de todo debate ideológico y sólo protegiendo los derechos de los trabajadores en un ámbito de igualdad de oportunidades, porque todo hombre y toda mujer tienen derecho a tener la posibilidad de demostrar que pueden hacer bien su trabajo, la cual no puede estar vedada a priori”.

“En este sentido –concluyó el legislador del PS- muchos preferirían presentar sus antecedentes antes de que, previo a eso, se les niegue la oportunidad de mirar cara a cara al empleador para competir libre y lealmente por un empleo. Ese es el sentido del proyecto y el gran acierto de los senadores señores Viera-Gallo y Gazmuri”.

Fuente: Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *