“Abbott nos recordó que cuando fue fiscal regional fue denunciado y formalizado por haber perseguido a quienes importaban ilegalmente máquinas tragamonedas”

En el marco de la tramitación de los proyectos de ley sobre máquinas de juegos o tragamonedas en la comisión de Gobierno, el senador Alejandro Navarro aseguró que “estas se deben prohibir de manera gradual y no regular, porque al regularlas terminamos legalizando una actividad que ya es ilegal”.

El senador dijo no entender por qué la comisión se declaró secreta, por cuanto aseguró que “todo lo que se dijo ahí es de interés público, sobre todo cuando el fiscal nacional Jorge Abbott nos recordó que siendo fiscal regional fue formalizado en calidad de imputado, tras haber denunciado a quienes organizaron la importación ilegal de máquinas tragamonedas”.

Abbott fue fiscal regional de Valparaíso y debió enfrentar 4 querellas presentadas en su contra por dueños de tragamonedas de Viña del Mar, tras una masiva incautación de 160 máquinas de juego en agosto de 2006.

“Con esto queda claro que se ha creado un mercado secundario de los juegos de azar completamente ilegal y yo espero que la votación final sea prohibirlas y no legalizarlas a través de una regulación”, enfatizó.

“Estas máquinas de azar -más de 3 mil locales en todo Chile- son totalmente ilegales según la opinión de todos los que participaron hoy en la comisión. Nadie ha podido prohibirlas, los alcaldes las siguen autorizando”, aseveró.

Detalló que “hay 2 proyectos de ley en tramitación: uno que busca prohibirlas que es de mi autoría y otro que buscar regularlas. La PDI, Carabineros y el propio fiscal Abbott, han señalado que estas máquinas son ilegales y crean condiciones de delito”.

“He conversado con el presidente de la comisión, y no se entiende por qué fue secreta. Nada de lo que escuché de la PDI, del fiscal nacional Abbott, de Carabineros y de Aduanas, son parte de un secreto, son todas informaciones públicas y creo que le hace mal al Senado y al Congreso declarar sesiones secretas de temas que son de mucha importancia y gran interés para la opinión pública. La gente quiere saber si cuando juega, lo está haciendo de manera legal o ilegal”, indicó.

“Lamento profundamente que se mantenga el secretismo en el tratamiento de proyectos de ley. Se pidió en la comisión de gobierno una sesión secreta donde participaba el fiscal nacional Jorge Abbott, el general de Carabineros de Chile, inspectores generales de la PDI y el director nacional de Aduanas. No concluí de mi participación que hubiese elementos que hicieran posible declarar secreta esa sesión. Nada de lo que allí se discutió forma parte forma parte de algo que debiera ocultarse, es más, se habló de la cruda realidad, de las mafias que existen de estas máquinas de azar a lo largo de todo Chile y por lo tanto creo que el secretismo no contribuye a mejorar la imagen del parlamento ni contribuyen a informar debidamente a la ciudadanía”, enfatizó

A su juicio “muchos de los trabajadores, dueñas de casa, jóvenes que juegan en estas máquinas, creen que es un negocio legal, cuando es ilegal y peligroso. Por lo tanto, espero que ninguna comisión del Senado vuelva a declarar sesión secreta a sesiones que tienen que ser de conocimiento de la ciudadanía, porque la transparencia así lo exige”.

Prensa Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *