“Accidentes laborales rechazados constituirían millonario fraude al Fisco”

  • El legislador irá al Ministerio Público a una reunión con el Fiscal junto a Óscar Nova, manipulador mecánico cuyo accidente fue ilógicamente rechazado por la Mutual de Seguridad de la CChC, y que Fonasa debió correr con los gastos de incapacidad laboral y tratamientos médicos, lo que afectó seriamente su economía familiar.
  • Además, se entregará a la ministra del Trabajo Evelyn Matthei antecedentes sobre el lucro y las sociedades espejo de las mutuales, con el fin de que ese Ministerio, de quien depende la Superintendencia de Seguridad Social y las mutuales, pueda fiscalizar, lo que Navarro llamó, “graves irregularidades”.

 

Como resultado de las insistentes denuncias y el “escándalo” que el senador Alejandro Navarro dijo, “destapó anoche TVN en el reportaje del programa Esto No Tiene Nombre, titulado ‘Accidentes laborales: ¿quién paga?’”, el presidente del MAS pedirá a Fiscalía que investigue “lo que creemos es un multimillonario fraude al Fisco de parte de la Superintendencia de Seguridad Social; y una defraudación de las Mutuales hacia el Estado”.

 

“No es posible que FONASA se deba hacer cargo de los accidentes laborales que rechazan las mutuales en confabulación con la SUSESO de manera indiscriminada, y se tenga que costear las licencias y gastos con el dinero de todos los chilenos, en circunstancias que estas las deberían pagar la mutuales”, comentó el senador del MAS.

 

A su vez, Navarro aseveró: “Estamos frente a un abuso insolente en contra de los trabajadores; las mutuales, supuestas entidades sin fines de lucro, creadas para resguardar la salud laboral y prevenir los accidentes laborales, están martirizando a los chilenos, esto, bajo la clara complicidad de la SUSESO, quienes se han convertido también en ‘guardianes del lucro’ de las mutuales, convirtiendo los accidentes laborales en un negocio”.

 

El parlamentario indicó que “de cada 10 apelaciones presentadas a la SUSESO, 7 son rechazadas sin aplicar ningún criterio que responda a la salud laboral. Estos y otros antecedentes que poseemos sobre lucro y sociedades espejos en las mutuales, así como la AChS que tiene más de un centenar de ellas, serán puestos a conocimiento de la Ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei. Si ella rehúye de fiscalizar, le advierto, correrá la misma suerte la del recién destituido ex ministro de Educación, Harald Beyer”.

 

El congresista del Biobío, recordó recibir y denunciar el caso del trabajador tomecino Óscar Nova, manipulador mecánico de la empresa Techint, que tuvo una caída en su trabajo en la Minera La Escondida, en horario laboral en agosto del año pasado y que su Mutual de Seguridad, CChC, le rechazó cubrir los gastos médicos; “Es en base a este caso, que es solo la punta del iceberg, que se lo presentaremos al fiscal, y que será publicado también por el programa Esto No Tiene Nombre de TVN, que pediremos que se investiguen los presuntos delitos de las mutuales, en complicidad de la SUSESO a costas del Estado”.

 

Fonasa responde injustamente

por las mutuales

 

Navarro denunció que “ha sido ese rechazo de enfermedades profesionales o accidentes laborales de parte de las mutuales el que ha tenido que ser asumido por FONASA como accidentes o enfermedades de tipo común. Lo que corresponde a una jugarreta muy grosera. Y no solo se da en el ámbito público: hace poco se supo que casi dos mil millones de pesos las mutuales chilenas le devolvieron a la Isapre Más Vida por licencias médicas que ésta  pagó por prestaciones que correspondían a accidentes de trabajo o enfermedades profesionales que habían tenido los trabajadores afiliados”.

 

El congresista lamentó que “los accidentes no denunciados terminen siendo asumidos por Fonasa”. Por lo que sostuvo que “solicitará una comisión investigadora, donde también médicos especialistas revisen cada uno de los casos que ha recibido Fonasa, y que vienen rechazados tanto de las mutuales, como de la Suseso y que han debido costear de los fondos de salud de todos los chilenos”.

 

El legislador comentó que “la razón por la que estimamos que las mutuales no quieren pagar los seguros que solventan mes a mes los trabajadores, es para aumentar sus ganancias las que entre 2010 y 2011 aumentaron en un 153%. Paralelamente, sabemos, a muchas empresas no les gusta declarar los accidentes laborales, pues les suben la prima del seguro a los empleadores, lo que también es materia sobre la cual en el gobierno de Bachellet se deberá legislar. Las mutuales, cuyos gerentes pueden ganar pasados los 16 millones de pesos se aprovechan de ello, y la SUSESO los apoya sin mayor investigación. Aquí todos ganan, menos los trabajadores”, señaló Navarro.

 

De acuerdo al líder del MAS, “este asunto es masivo, y parece responder a una estratagema pública – privada, planificada e intencionada por las mutuales de seguridad para que no cancelen los seguros y se queden con ellos; así, el subsidio lo pague quien no debe pagar, el Fisco a través de FONASA, con el dinero de sus cotizantes”.

 

“Tal como nos ha señalado el doctor Rodrigo Benavides, médico director especialista en Salud Ocupacional, hay una investigación correspondiente a un muestreo acotado realizado por la consultora de Ricardo Bitrán a los rechazos de las mutuales que llegaban a MAS Vida, salió a la luz que un 37% correspondía a accidentes laborales, debiendo las mutuales devolver dos mil millones de pesos; si esto ocurre en las isapres, que atienden a un público mayoritariamente del sector de servicios, solo basta imaginar lo que está ocurriendo en FONASA, que es donde cotiza principalmente la clase trabajadora”, sostuvo Navarro.

 

Delitos

 

“En caso de que el Ministerio Público confirme nuestras sospechas –continuó Navarro- se constituyen los siguientes delitos”:

 

El Art. 239 inc. 1 del Código Penal dispone: “El empleado público que en  las operaciones en que interviniere por razón de su  cargo, defraudare o consintiere que se defraude al  Estado, a las municipalidades o a los establecimientos  públicos de instrucción o de beneficencia, sea originándoles pérdida o privándoles de un lucro legítimo, incurrirá en la pena de presidio menor en sus grados medio a máximo”.

 

“Esto si funcionarios y autoridades determinadas de la Superintendencia de Seguridad Social, que deberán ser identificadas en el curso de la investigación, a sabiendas, desechan las reclamaciones de los trabajadores que solicitan la recalificación de sus accidentes a ‘de naturaleza laboral’, impidiendo que opere el seguro de accidentes de la Ley 16.744, por lo que quedan de cargo del FISCO”, afirmó Navarro.

 

Y el Art. 473 del Código Penal: “El que defraudare o perjudicare a otro usando de cualquier engaño que no se halle expresado en los artículos anteriores de este párrafo, será castigado  con presidio o relegación menores en sus grados mínimos y multas de once a veinte unidades tributarias  mensuales”.

 

En relación a lo anterior, “este delito se estaría cometiendo por los funcionarios de las mutuales de seguridad que niegan sin fundamento la calificación laboral de los accidentes de los trabajadores, a efectos de que las mutuales no paguen los seguros y se queden con esos dineros”, dijo el Senador. A lo que agregó: “Como el delito de defraudación es un delito patrimonial, requiere de perjuicio, el que salta a la vista con las licencias y gastos de FONASA”.

 

Si corresponde a fraude al Fisco, dijo Navarro, se contemplaría “presidio menor en su grado máximo (5 años de privación de libertad); inhabilitación especial perpetua para el cargo u oficio público y multa por el 50% del perjuicio ocasionado”. Y añadió: “Si es por el delito de estafa residual, corresponde presidio menor en su grado mínimo (61 días a 301 días de privación de libertad), junto a una multa de 20 UTM”.

 

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *