El parlamentario de País Progresista, calificó como un “Supra Poder” al Tribunal Constitucional, luego que este organismo confirmase su decisión de declarar inconstitucional las modificaciones realizadas por el Congreso a la ley de Presupuesto para el año 2018, lo que significará una considerable merma en los salarios para los trabajadores a honorarios.

“Pues aquí se ha pasado a llevar el traspaso de trabajadores que se encuentran contratados a honorarios por el Estado, y que serán traspasados a contrata, ya que con lo dictaminado por el TC, sus sueldos bajarán en cerca de un 30%”, enfatizó.

Senador de País Progresista no descartó recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“El Estado no está dando el ejemplo. Muchas de las exigencias que les pide a los privados con respecto a los trabajadores a honorarios, el Fisco no los cumple, y hoy el Tribunal Constitucional confirma aquello de la peor manera”, manifestó el senador Alejandro Navarro, luego que el TC declarase inconstitucional la defensa que hizo el Congreso de los trabajadores a honorarios del Estado, por lo que estos verán una merma considerable en sus salarios a fin de mes.

El parlamentario de País Progresista explicó que, “en el presupuesto del 2017 se estableció que al cambiar de calidad jurídica a los 8 mil trabajadores y trabajadoras a honorarios del Estado, estos mantendrían su remuneración bruta, ya que el concepto fue respetar el traspaso de bruto a bruto, es decir, que esta no sería reducida”.

“Pues siempre dijimos que no serían alterados sus ingresos, porque al Estado no le va a costar un peso más, por lo tanto se cambiaría la calidad jurídica sin alteración de las remuneraciones”, recordó.

“Pero lo que el TC eliminó es la prevención que tomamos los parlamentarios para que no se les siga considerando como renta a los trabajadores a honorarios los bonos de modernización, pues esto significa que en 12 meses los trabajadores tendrán una disminución grave de sus remuneraciones, cercana al 30%”, agregó.

Para Navarro, “una merma del 30% significa dejar de pagar sus cuentas, es decir, el beneficio de estar a contrata, que debiese ser mejor que solo boletear, se contrapone con el beneficio del sueldo, pues aquí se está causando un grave daño a los ingresos de los trabajadores a honorarios del Estado y esto tiene que ser resuelto”.

“Lo irrisorio”, continuó, “es que a pesar que el Congreso había acordado lo contrario, gracias a la intervención del TC, el Estado está haciendo un traspaso jurídico con un grave daño en las remuneraciones. Se está afectando la dignidad de los trabajadores a honorarios e incumpliendo un compromiso”.

A juicio del parlamentario “hoy este Supra Poder puede modificar y eliminar compromisos presidenciales y programas de Gobierno, aprobados ampliamente por el Congreso”.

“Por ello creemos que es inaceptable que este Supra Parlamento, esta tercera cámara, borre de un plumazo el duro trabajo de los Parlamentarios, el Gobierno y las organizaciones de trabajadores”, afirmó el senador por la Región del Biobío.

Alejandro Navarro finalizó haciendo hincapié en que, “es hora de revisar si este Tribunal es hoy el instrumento que Chile y una institucionalidad de Siglo XXI requieren para representar el interés y los derechos de la ciudadanía en su conjunto”.

“Mientras tanto y en pos de la protección de los trabajadores, realizaremos diversas acciones, tales como solicitar una reunión urgente con el Ministro de Hacienda, así como con todas las organizaciones de trabajadores a honorarios del sector público en Chile, y donde no descartamos recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pues aquí, al anular la defensa del Congreso a los trabajadores, el TC pasó a llevar la voluntad del pueblo”, sentenció el senador de País Progresista.

PRENSA

ALEJANDRO NAVARRO BRAIN