Alcalde de Cobquecura pagó la deuda de los profesores para evitar querella de Navarro

caro_cobquecura

Evitando recibir una querella de parte del senador Alejandro Navarro en apoyo a los 32 profesores y funcionarios del Liceo Polivalente Diego Missene Burgos, de Cobquecura, que se encontraban afectados por el no pago de sus sueldos e imposiciones, el alcalde saliente de la comuna, Osvaldo Caro, decidió cancelar la deuda, notificándolos cuando los denunciantes y el legislador, iban camino a tribunales, a presentar la acción judicial.

Denuncia no presentada

Cabe destacar que los docentes, tras 14 días sin el pago de sus remuneraciones correspondientes al mes de octubre más 6 meses de imposiciones adeudadas, se reunieron ayer jueves 10 de noviembre con el senador Alejandro Navarro, con quien acordaron realizar hoy viernes 11 la presentación, la que fue publicada por la prensa local.

La respuesta que tenían antes de decidir la acción era que no les iban a transferir fondos “porque el sostenedor, en este caso el alcalde (Osvaldo) Caro, no cumplió con el convenio que hizo en 2016 por $30 millones con los que tenía que pagar cotizaciones”, según lo indicado por la directora del Daem de Cobquecura, Manon Cañas, al Diario Crónica Chillán.

El legislador por Ñuble, expresó que “por una parte nos alegramos bastante que esto se haya resuelto y que a los profesores se les pague lo que se les debe, pero por otro lado, sentimos molestia, ya que reaccionaron al cumplimiento de los compromisos sólo cuando supieron que íbamos a interponer una querella criminal en contra del alcalde de la comuna, por apropiación indebida y amenaza hacia los docentes, a los que incluso, señalan, les lanzó la camioneta encima”

Por su parte, el Consejero Regional de Ñuble, Cristian Quiroz, expresó que “la situación que afectaba al personal de la educación de la comuna era extremadamente grave. Es paradojal que mientras en Chile los funcionarios públicos se movilizan para un reajuste digno de sus remuneraciones, en Cobquecura a ese objetivo se sume algo aún más esencial, la exigencia para que el empleador cumpliera con su obligación legal de pagar oportunamente por el trabajo desarrollado”.

Agregó “que los profesores y asistentes de la educación no reciban sus salarios, compromete el bienestar de un conjunto de familias y evidentemente que afecta también la calidad de la educación y la óptima prestación de servicios al que tienen derecho las y los estudiantes”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.