“Alcalde de Coronel promueve el apartheid y arriesga demanda por Ley Zamudio”

imagen-post-manifestacion-viviendas-coronel

Ediles se oponen a enmendar plan regulador para construir viviendas sociales.

El líder del MAS senador Alejandro Navarro respaldó a las 530 familias de Coronel quienes buscan que el municipio enmiende el plan regulador de la comuna, con el fin de que se aumente la densidad habitacional de un terreno ubicado en la entrada de Coronel, específicamente en el sector de Lagunillas, para construir un conjunto de viviendas sociales.

El senador Navarro lamentó la actitud del edil de Coronel y de los concejales de la UDI y RN quienes se han opuesto a votar favorablemente esta enmienda.“Tenemos la oportunidad de cambiar la lógica de los programas habitacionales de los 90’ donde la vivienda social era construida en la periferia, segregando a aquellas familias de estratos socioeconómicos más bajos, es decir, los pobres viven en los cerros y los ricos en la ciudad, eso es ser partidario del apartheid social”.

A juicio del parlamentario “es inconcebible que el argumento central de la negativa por parte del acalde y los concejales de la derecha sea que no quieren pobres en la fachada de la comuna, esta situación es una grave discriminación, que debe ser investigada en el marco de la nueva ley Zamudio”.

Para Navarro “la integración de la vivienda social es un tema crucial para romper con el actual escenario de pobreza urbana que persiste en nuestro país. Es necesario que el alcalde de Coronel tenga altura de miras en esta situación y que durante el concejo extraordinario a realizarse esta tarde se apruebe lo que piden los ciudadanos y ciudadanas de la comuna, de otra forma, se agravará este conflicto social que hoy afecta a más de 1.500 personas”.

Navarro afirmó que “si bien las familias tienen el terreno, la actual densidad urbana de este paño, no alcanza para dar solución habitacional a todas las familias, puesto hasta ahora solo 37, 5 casas pueden ser construidas por hectárea. Si la densidad aumenta, se podrá aumentar a 56 viviendas por hectárea, lo que daría una solución a las 530 familias”.

Jessica Aravena, dirigente del Comité de Vivienda Tromen de Coronel, sostuvo que “el alcalde Leonidas Romero no quiere aprobar esto por discriminación”.Él no quiere que en la entrada de Coronel se vean estas viviendas sociales, de gente trabajadora, por lo que nos hace sentir segregados”, afirmó.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *