Alcalde Saavedra deberá responder por tachones ilegalmente instalados

Informe de la Contraloría nuevamente le da la razón al senador Navarro

De acuerdo a la Ley de Municipalidades el o los responsables deberán reponer con su patrimonio los recursos malgastados, luego del sumario que realizará el organismo fiscalizador.

Un sumario administrativo por el error vial que cometió la Municipalidad de Talcahuano al instalar tachones para reducir la velocidad del tráfico en la calle Juan Antonio Ríos, de la población Libertad, y la orden del retiro inmediato de la totalidad de dichos objetos de la carretera, realizará la Contraloría de la República, según lo informó el senador y candidato presidencial, Alejandro Navarro, quien recibió el resultado del pronunciamiento que solicitó en abril de 2008 al organismo fiscalizador, al considerar “ilegal la implementación de ese tipo de barreras, las que por norma sólo pueden ser usadas para segregar vías o calles, quedando expresamente prohibida su utilización como elemento reductor de velocidad, ya que amenaza la integridad física de los conductores y peatones”, comentó el legislador.

Navarro, además comentó que “el informe, que nos da la razón de la denuncia que presentamos, es claro y señala expresamente que la Municipalidad cometió dos hechos graves: uno, que implementó esta medida sin solicitar la autorización a la Seremi de Transporte, pasando a llevar el decreto Nº 228 de 1996 del Ministerio del ramo; y dos, usó ilegalmente un elemento para reducir velocidad, que por norma sólo debe ser usada para separar vías o calles”.

“Por ende-dijo el parlamentario- aquí estamos frente a un hecho de detrimento del patrimonio municipal, ya que la medida-que nunca debió ser implementada-fue pan para hoy y hambre para mañana, ya que con el informe de Contraloría, de acuerdo a lo manifestado por la Seremi de Transporte, el alcalde Saavedra debe retirar del lugar los tachones mal puestos; por lo que el Municipio perderá los 3 millones 200 mil pesos-aprobados por decreto alcaldicio- que se gastaron en dicha implementación”

Por todo lo anterior, el legislador señaló que espera “que la Contraloría, luego del sumario, proceda a iniciar el juicio de cuentas a la brevedad, con el fin de que haga efectiva la responsabilidad patrimonial por el acto ilegal de los alcaldes, y cobre del bolsillo del responsable la plata municipal que se malgastó por culpa de la ignorancia de quien no supo implementar la normativa. Esto, de acuerdo al artículo 54 de la LOC de Municipalidades”.

Navarro explicó que “al aplicar la medida, la Municipalidad tuvo un problema de fondo y un grave error de conceptos, porque los únicos dispositivos que se pueden utilizar para dicho fin son los ‘lomos de toros’, y no los tachones. Para disminuir la velocidad de los vehículos motorizados en una calle o vía, deben instalarse dispositivos adecuados para ello, y esto debe hacerse de acuerdo al Decreto N° 228 del año 1996, del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, que reglamenta la instalación, el diseño y la señalización de resaltos reductores de velocidad”.

“Y las normas que los rigen-agregó el senador- constan de tres aspectos, como la justificación, las características de diseño y las de señalización y demarcación. Además, de una serie de requisitos que se deben cumplir para implementarlos”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *