Alejandro Navarro: “Eliminar la filosofía es cercano a la barbarie”

filosofía

El profesor de filosofía de profesión manifestó que “esta propuesta ha creado un rechazo transversal desde todos los sectores, pues tanto la ciudadanía como los expertos concuerdan en que esta asignatura es fundamental para tener una sociedad instruida”.

“Al parecer el Ejecutivo está siguiendo la vieja máxima que dice: es más fácil gobernar a un pueblo sin educación” enfatizó.

“Necesitamos una nueva malla curricular para la enseñanza en nuestro país, de acuerdo a los tiempos que corren, que promueva una sociedad desarrollada y que por cierto, incluya a la filosofía como ramo obligatorio”, agregó.

Expresando su “total rechazo”, a la idea del Gobierno de eliminar la asignatura de filosofía de los colegios y liceos, dejándola solo como un ramo electivo, el senador Alejandro Navarro se refirió a dicha propuesta, que ha creado un debate nacional.

El parlamentario, quien es profesor de filosofía de profesión, recalcó que “el quitar esta asignatura de la malla curricular en educación media, se transformará en una crisis a largo plazo, pues es el único ramo que promueve a cabalidad el debate, el análisis profundo, la capacidad de pensar y resolver problemas”.

Cabe señalar que el plan del Ministerio de Educación propone tener nuevos ramos obligatorios, los que serán Artes, Ciencia, Naturaleza y Sociedad, Educación Física y Salud, Lengua y Literatura, Matemática, Consejo de Curso y Educación Ciudadana. Es en esta última asignatura donde se impartirá Filosofía, de manera parcial, lo que fue recomendado por la Comisión Engel.

Al respecto, Navarro fue enfático: “el amor al conocimiento, que es el concepto griego detrás de la filosofía, es lo que al parecer algunos temen, el que la ciudadanía se empodere, que tenga la capacidad de pensar, analizar, racionalizar”.

“Da la impresión que se pretende mantener el Status Quo, es decir, que todo siga igual, que nada cambie; la misma educación, la misma sociedad, los mismos políticos”, adicionó.

“Ya hemos visto”, prosiguió, “las nefastas consecuencias que provocó la eliminación de la educación cívica en los currículos académicos y ahora Filosofía. Y ambos en Gobiernos Democráticos”.

“La gigantesca abstención en las elecciones o la violencia expresada en la mayoría de las marchas de protesta, son solo dos ejemplos de aquello”, explicó.

El presidente de la Comisión de DDHH del Senado recordó que, “la filosofía es una ciencia que se ocupa de responder las grandes interrogantes del hombre, desde el origen del universo hasta los problemas actuales que nos afectan, por lo que eliminar la asignatura provocará un problema educativo”.

“Pues sus características permiten a los alumnos no solo desarrollar habilidades como el pensamiento crítico, sino que también otras esenciales para los seres humanos como el diálogo o la capacidad de reflexión”, agregó.

El senador por la Región del Biobío añadió que, “en una sociedad donde cada día se hace más necesario pensar, aprender, eliminar la filosofía es cercano a la barbarie. Alguien claramente equivocó el camino, pero aun es tiempo para retractarse”.

“En los tiempos que corren, necesitamos una nueva malla curricular para la enseñanza en nuestro país, que no se enfoque solo en el cálculo o la economía, sino que promueva el desarrollo de nuestra sociedad teniendo como base la mejor educación posible para las generaciones que vienen y para ello es fundamental que se incluya a la filosofía como ramo obligatorio”, agregó.

El congresista sentenció, “por lo que yo espero que la Ministra Delpiano recapacite, escuche a la ciudadanía y a los expertos y no le quite su estatus, la importancia que conlleva, relegándola a un segundo plano, como materia electiva”.

“Pues los efectos no se verán ahora, sino en algunos años, cuando la sociedad se transforme en una masa de corderos sin capacidad de debate, de reflexión”, expresó el congresista.

El Senador Alejandro Navarro agregó que, “aunque la Coordinadora de Currículum, Alejandra Arratia y la Subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, digan que este proceso durará 2 años y que sólo es una ronda de consultas. La intención es equivocada y hay que enmendar el rumbo”.

“Es increíble y no me cabe en la cabeza que eso sea lo que quiere el gobierno de Michelle Bachelet”, finalizó el parlamentario y profesor de filosofía de profesión.

Fuente: El Ciudadano

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.