Alejandro Navarro: “No habrá nueva Constitución durante este Gobierno”

imagen-post-el-ciudadano-no-habra-nueva-constitucion

A diferencia de sus colegas de la Nueva Mayoría, el senador y presidente del MAS, Alejandro Navarro, desestima de plano que durante este gobierno sea promulgada una nueva Carta Fundamental.

Para el senador del MAS Alejandro Navarro, este “no es el momento” para la nueva constitución.  “Quiero ser categórico: no va a haber nueva constitución en el gobierno de Michelle Bachelet. Es necesario que la coalición lo asuma. Ya lo dijimos el año 2013. No hay el espacio político. Se requieren 25 votos para convocar a un plebiscito. Cuando hablo de una nueva Constitución, no hablo de una parchada, sino de una nueva, que tiene como base una Asamblea Constituyente, un proceso constituyente, pero, para hacer un plebiscito, que sería el camino, se requieren 25 votos, y hay 21. Allamand (Andrés) lo ha dicho. No va a haber nueva Constitución porque la derecha jamás va a dar el paso, salvo que sea negociada, y eso es un remedo más. No están los votos. No está la legitimidad de este Congreso. En el caso que no hubiera Asamblea Constituyente y que este Congreso generara una nueva Constitución, ella sería generada por un Parlamento distorsionado por el sistema binominal. Hoy no está representada la soberanía popular en el Congreso”.

Senador, partiendo de esa posición tan sincera de su parte, ¿por qué usted cree que la Presidenta y la Nueva Mayoría están avalando un proceso constituyente del cual hoy se tiene poca información, se está inflando una promesa que no se puede cumplir?

Creo que es positivo que comience un proceso de debate constituyente. Cuando la ciudadanía es consultada respecto a si quiere una nueva Constitución, el 80 por ciento lo quiere, pero cuando se le pregunta cuáles son los temas más importante para ella, la nueva Constitución no está en las prioridades. No es una prioridad. Es un deseo. Es positivo avanzar lo más que podamos en la sociedad.

Como padre de familia ¿usted sería capaz de hacerles una promesa a sus hijos que sabe que no puede cumplir en un cierto período?

La Presidenta no prometió una nueva Constitución, sino un proceso constituyente.

Entonces, despejemos esa ambigüedad, ¿qué es un proceso constituyente?

Bueno, la Presidenta ha dicho que hay que definirlo con los actores. Pero, yo creo que no es lo más importante.

¿Qué es lo más importante?

Lo que políticamente es más importante es la elección del 2017, quién va a gobernar Chile entre 2018 y 2022, cuáles van a ser los ejes temáticos que van a dar un nuevo liderazgo a Chile y a la coalición Nueva Mayoría.

Pero, eso es una campaña política…

Por cierto, yo veo en la campaña presidencial del 2017, y en la parlamentaria la consigna de ‘un nuevo Parlamento para una nueva Constitución’, y el presidente o presidenta que elijamos tiene que tener (asumir) el compromiso de que con esa mayoría parlamentaria convocar a un plebiscito que genere una Asamblea Constituyente.

Entonces, ¿este “proceso constituyente” forma parte de una campaña presidencial?

Forma parte del proceso que la coalición está en condiciones de ofrecer en torno a la voluntad de una nueva Constitución, pero, efectivamente no va a existir una nueva Constitución, salvo que quieran negociarla, pero una Constitución negociada a espaldas de la ciudadanía, sin la ciudadanía, no es una buena Constitución; por tanto, hay que ser muy claros: Bachelet no está en condiciones de prometer una nueva Constitución, porque no tiene ni los votos, y el Parlamento, en mi opinión, no tiene la legitimidad, y en ese caso, yo voy a votar en contra; no estoy disponible para votar a favor de un parche más a la vetusta y maloliente Constitución del 80.

¿Qué va a votar en contra?

Lo que fuere. Si no hay un proceso que garantice una Asamblea Constituyente y un debate ciudadano… primero hay que preguntarle al pueblo de Chile si quiere una nueva Constitución.

¿Por qué su postura es tan diferente, pero realista, a la de sus compañeros de coalición que siguen avalando la idea del proceso constituyente?

Siento que hay algunos que pretenden mantener la esperanza de que habrá una nueva Constitución en este gobierno, eso es un infantilismo político; más bien se niega la idea de que no va  a haber porque se considera que es un fracaso de la coalición, y yo creo que el éxito de esta coalición es aprobar las tres reformas fundamentales: tributaria, educacional y laboral, y defender la reforma tributaria para que no la echen abajo, y dejar encaminado el proceso de una nueva Constitución.

¿Usted estuvo presente en el cónclave, qué se dijo sobre esto?

Se habló del proceso constituyente, yo dije que no va a haber nueva constitución en este gobierno.

No obstante su postura, ¿todos salieron convencidos de lo contrario?

No… yo creo que tal vez estemos hablando un lenguaje distinto respecto a lo que entendemos sobre qué es una nueva Constitución; hay quienes pueden entenderla a partir de un acuerdo político generado entre la Nueva Mayoría y la derecha, con exclusión de la ciudadanía, lo cual sería un error histórico que le costaría muy caro al progresismo, y también a Chile, porque esta es una Constitución que se agotó completamente, no resiste un solo parche más, no es posible acomodarla, hay que cambiarla de raíz. Hay quienes todavía confían en que esta nueva Constitución sea realizada por el Congreso y desconfían de la ciudadanía. Eso forma parte de las diferencias que subsisten en la Nueva Mayoría.

Fuente: Patricio Araya / El Ciudadano

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.