Alejandro Navarro o la necesidad de movimiento perpetuo

Son las 8.10 (am) y llegamos a la casa del senador Navarro en Penco. Nos recibe la periodista de su equipo, Carolina Aedo, quien estuvo a cargo de recogerlo en el terminal de buses a las 6 de la mañana, y nos presenta al senador, que está atareadísimo encendiendo la estufa a leña y preparando el desayuno.

Haz click en la imagen
Haz click en la imagen

Fuente: Diario El Sur

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *