“Algunos creen que callar irregularidades es ser más amigo de los bomberos”

Diputado Navarro discrepó de afirmaciones de senador Muñoz Barra (PPD):

bomberos

Su absoluto desacuerdo con las afirmaciones hechas por el senador PPD Roberto Muñoz Barra, en el sentido de que la Contraloría y Justicia habrían desechado la existencia de irregularidades en la Junta Nacional de Bomberos, manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien dijo que “algunos creen que callar estas situaciones los hace más amigos de la institución. Los bomberos pertenecen a todo el país y no a los que se quieren apropiar y usufructuar de su imagen y su prestigio”.

El parlamentario del PS señaló que “seguramente el senador Muñoz Barra, preocupado por los múltiples problemas que enfrentan los habitantes de la Novena Región Norte de la Araucanía, especialmente los mapuches, no ha tenido el tiempo suficiente para leer in extenso los informes emitidos tanto por la Superintendencia de Valores y Seguros, del 17 de febrero, así como por la Contraloría General de la República, de junio de este año”.

“Si los hubiera leído -añadió- no podría haber pasado por alto que tanto la SVS como la Contraloría establecen un conjunto de irregularidades, faltas procedimentales y administrativas, y, eufemísticamente, también se hacen un conjunto de ‘recomendaciones’, que no son otra cosa que enmendar el arbitrario, desordenado y poco transparente uso de los recursos públicos recibidos que hace la Junta Nacional”.

Navarro dijo que “ambos informes proponen la implementación de procedimientos, sujetos a las normas contables que se usan en Chile, y no en documentos borradores, como lo constató la auditora externa Price Water House, porque hace falta mayor transparencia sobre el uso de los miles de millones de pesos. Además, se hacen propuestas concretas sobre la necesidad de contar con normas obligatorias sobre licitaciones públicas, en especial en la compra de carros bombas”.

El legislador señaló que “llama la atención que muchas personas se hayan referido a estos informes, sin mostrarlos ni difundirlos. Por eso, esperamos que voces como la del senador Muñoz Barra, digan si les parece normal que la Junta Nacional haya pagado el 2002, 930.884 millones de pesos en intereses por letras aceptadas en la compra de carros bombas y 331.576 millones de pesos en intereses por IVA diferido, lo que según los acuerdos comerciales y tributarios, significa aumentar el valor final de esos vehículos en un 15%”.

El diputado indicó que “sobre la compra de carros bombas, la Contraloría es clara al constatar que se ha comprado a un solo proveedor, sin llamar a licitación y que aunque recibió otras propuestas generales no pudieron hacer ofertas económicas competitivas porque no se les remitieron las características técnicas y financieras requeridas. Si quien usara así los recursos del Estado fuera un municipio, estaríamos pidiendo la destitución de algún alcalde, sin embargo, la Junta Nacional, sólo argumenta que no existe ninguna norma que los obligue a hacerlo”.

“Por eso -prosiguió- parece paradojal que quienes nos han acusado injuriosamente de querer dividir a los bomberos del país, en su administración de los recursos aparezcan generando discriminaciones cuyas razones no están claras. Así, el informe de la Contraloría dice que desde 1984 se han entregado 727 carros a 243 cuerpos de bomberos. Mientras 51 cuerpos no han recibido nunca un carro, hay otros 141 que han recibido más de uno, entre ellas las de Santiago y Ñuñoa, que han recibido 30 y 22 vehículos respectivamente”.

Navarro agregó que “en el marco de la reciente discusión presupuestaria, volvimos a ser testigos incrédulos de los que son capaces de hacer quienes se autodenominan amigos de bomberos -aunque más bien debiera llamarse amigos de Hinzpeter- ya que aprobaron un conjunto de indicaciones que permitirán que los millonarios recursos que recibe la Junta Nacional a través de la ley de sociedades anónimas, no deban ser rendidos, lo que parece verdaderamente escandaloso”.

Finalmente el parlamentario, dijo que “por todo esto, hemos hecho una nueva presentación ante la Contraloría -con fecha 7 de octubre- pidiendo aclarar y precisar observaciones generales del primer informe, sobre materias que deben ser examinadas más rigurosamente. Además, gracias a nuestra fiscalización, hay bomberos que recién se han enterado que existen recursos de las sociedades anónimas. Muchos de ellos son los que piden dinero en las calles porque los recursos no les llegan. Su digna y heroica labor debe ser respetada no sólo fuera de la institución, sino, fundamentalmente, dentro de ella”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *