“Algunos se prestan para convertir a Cuba en una cuña en la Concertación”

Diputado Alejandro Navarro ante pronunciamiento de Cámara sobre Cuba:

imagen-post-mediocs-cubanos

Su preocupación “por la ‘alianza’ entre la DC y la derecha para obtener como fuera una ‘condena’ contra Cuba” manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien dijo que “es llamativa la asistencia de los parlamentarios para votar este proyecto de acuerdo, así como la omisión sistemática del bloqueo y sus efectos, así como de los prisioneros que hay en Guantánamo”.

El parlamentario del PS señaló que “aunque el propio presidente ha dicho que esta votación es un ritual propiciado por Estados Unidos, hay algunos que se han empecinado en generar ‘nuevas alianzas’ en torno a una posición común sobre Cuba, lo que en la práctica, paralelamente, también se está convirtiendo en una cuña en la Concertación, lo que claramente sólo favorece a la derecha”.

Navarro coincidió con los senadores Naranjo y Núñez, en el sentido de enfrentar los temas de derechos humanos con los instrumentos internacionales aceptados y no utilizar a la Comisión de DDHH como fachada para seguir propiciando el doblegamiento de Cuba por hambre y enfermedad a través de un bloqueo que ya se prolonga por más de cuatro décadas”.

El legislador indicó que “los impulsores de sanciones a Cuba nada dicen de los graves perjuicios materiales y humanos que el bloqueo causa al pueblo cubano, obstaculizando su desarrollo económico, cultural y social, y que además, ha ido acompañado de agresiones militares, guerra biológica, transmisiones ilegales de radio y TV, actividades terroristas, atentados contra sus autoridades y estímulo a la emigración ilegal”.

“Además -prosiguió- Cuba es mantenida sin justificación alguna en la ‘lista del mal’ que ilegítimamente ha elaborado EEUU sobre países que estarían promoviendo o protegiendo el terrorismo en el mundo, reiterando además, la falsa acusación acerca de una supuesta producción de armas biológicas por parte de Cuba”.

El diputado recordó que “desde 1992 la ONU ha votado mayoritariamente a favor de una resolución que exige poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EEUU contra Cuba, fomentando el respeto a los principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas, y reafirmando la igualdad soberana de los Estados, la no intervención y no injerencia en sus asuntos internos y la libertad de comercio y navegación internacionales, consagrados, además, en numerosos instrumentos jurídicos internacionales”, sin que hasta ahora se cumpla.

El parlamentario dijo que “hasta ahora Chile ha tenido una postura contraria a leyes y regulaciones que afecten la soberanía de otros Estados y los intereses legítimos de entidades o personas, así como a la libertad de comercio y navegación, vulnerando el derecho internacional, y ha reiterado que al afectar los legítimos intereses económicos y comerciales de terceros países, se desconocen las normas básicas a la libertad de comercio entre naciones soberanas”.

Navarro señaló que “lo que los ‘defensores’ de Cuba tampoco han dicho es que como parte de la delegación norteamericana ante la Comisión de DDHH participará Luis Zúñiga Rey, que tras su actual condición de diplomático, exhibe un pasado terrorista como consta en el informe del Relator Especial de la ONU sobre Mercenarismo, Enrique Bernales, presentado precisamente ante la CDH en 1999”.

El legislador indicó que “tampoco se ha dicho nada por la negación de visas que desde diciembre del 2002 hasta la fecha, 15 delegaciones y 57 personas han debido sufrir por tales decisiones. Ni siquiera se han preocupado por una decisión norteamericana de tomar acciones contra 10 agencias de viajes y empresas vinculadas a la isla, entre ellas empresas de Canadá, Santiago, Buenos Aires y Londres, dedicadas a promover el intercambio y destino turístico cubano”.

“A diferencia del Congreso chileno -prosiguió- los parlamentos de varios países sudamericanos, entre ellos Argentina, Brasil y México, han solicitado a sus gobiernos que durante las sesiones de la Comisión de DDHH, se abstengan de votar cualquier resolución condenatoria en contra de Cuba, respondiendo al espíritu solidario y latinoamericanista de cooperación y diálogo que, a su juicio, debe ser paradigma de la política exterior latinoamericana”.

Finalmente, Navarro dijo que “durante el 2003 las condenas a muerte en el mundo fueron 1.560. Ninguna de esas ejecuciones fue en Cuba. ¿Cuántas protestas hubo por esas ejecuciones? ¿Cuántas denuncias ante la Comisión de DDHH?. Confiamos que Chile se abstendrá o rechazará la propuesta de resolución, no convirtiendo la preocupación por los derechos de las personas en el continente en un tema de intervención política a una nación con la que Chile tiene estrechos vínculos históricos”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *