Aprobado proyecto que regula trabajo de deportistas

Diputado Navarro expresó su satisfacción por votación en la Cámara

deportes

Su satisfacción por la aprobación, después de 8 años de tramitación, del proyecto de ley que regula las normas laborales que afectan a los deportistas profesionales, que resguarda el pago mensual de los sueldos y crea para el sector un contrato especial que desincentiva las malas prácticas, expresó el diputado socialista Alejandro Navarro, quien expresó su confianza en que esta iniciativa será definitivamente aprobada en el Senado.

El parlamentario informó que la Cámara Baja aprobó en primer trámite constitucional el proyecto que resguarda los derechos laborales de los deportistas profesionales, entrenadores y cuerpo técnico, creando un nuevo contrato de trabajo para este sector, que agrega normas específicas a las disposiciones generales que contempla nuestra legislación.

Navarro precisó que la normativa propone pactar una indemnización que compense a las entidades deportivas que han participado en la formación y educación de los deportistas jóvenes y establece desincentivos a la práctica de los “contratos dobles”. “Además, la iniciativa protege al deportista ante las cesiones temporales y definitivas de sus servicios, estableciendo la necesidad de su aceptación expresa y su participación en las eventuales ganancias de la transferencia”.

El diputado del Distrito 45 añadió que atendiendo una de las demandas esenciales del sindicato de futbolistas, el proyecto “resguarda la obligatoriedad del pago mensual de remuneraciones y faculta a la entidad nacional superior de la respectiva disciplina deportiva para exigir información sobre el cumplimiento de las obligaciones laborales y previsionales contraídas con sus trabajadores, junto con la posibilidad de retener montos adeudados por las entidades afiliadas para asegurar su pago”.

“De esta forma -agregó- se asegura que los contratos serán fijos, con una duración mínima de un año y máxima de cinco años, renovables por acuerdo de las partes, que se firmarán en triplicado: un ejemplar al deportista o trabajador que desempeñe actividades asociadas a la actividad; otra copia quedará en poder del empleador y la tercera copia se registrará, antes de 10 días hábiles, ante la entidad correspondiente y deberá mencionar todo beneficio o prestación que reciba el deportista”.

Navarro dijo que “dichos contratos se celebrarán por tiempo determinado, pudiendo establecerse un plazo fijo, caso en el que la duración no será inferior a uno ni superior a cuatro años, o bien se acordará, excepcionalmente, por una o más temporadas y que no obstante si el contrato se pacta a plazo fijo y el vencimiento tiene lugar antes de finalizar la respectiva temporada, el contrato se entenderá automáticamente prorrogado hasta el término de ésta”.

“Cuando un deportista celebre su primer contrato en calidad de profesional -prosiguió- con una entidad deportiva distinta a la que participó en su formación, la normativa plantea que se podrá pactar el pago de una indemnización en razón del trabajo formativo. Asimismo, se estipula que el uso y explotación comercial de la imagen del deportista profesional, requerirá de autorización expresa y la constancia de esta autorización deberá especificarse en el contrato de trabajo”.

El parlamentario precisó que “los deportistas profesionales quedarán excluidos de la limitación de la jornada de trabajo, así como del descanso en domingos o festivos y que las remuneraciones se pagarán con la periodicidad estipulada en el contrato, sin que el pago pueda exceder de un mes. Del mismo modo, la cancelación de premios o incentivos deberá hacerse dentro de 30 días”.

El diputado, integrante de la Comisión de Trabajo, puntualizó que “mientras dure el contrato, la entidad deportiva podrá acordar el traspaso temporal o definitivo de los servicios del deportista, para lo cual requerirá la aceptación expresa de éste, quedando todo por escrito. El término del contrato produce la libertad de acción del deportista profesional. Además, el organismo máximo de la respectiva disciplina deportiva deberá ser informada, por las entidades deportivas que participan en las competencias que organiza, sobre el monto y estado de cumplimiento de las obligaciones laborales y provisionales”.

Por último, Navarro precisó que el proyecto plantea que “en ningún caso podrán imponerse sanciones por situaciones o conductas extradeportivas y que tampoco castigos que signifiquen la reducción de las vacaciones o cualquier descanso, ni la exclusión de los entrenamientos con el plantel profesional, asegurando a los deportistas el derecho a manifestar libremente sus opiniones sobre temas relacionados con su profesión. Las infracciones serán sancionadas con una multa a beneficio fiscal de 50 a 150 unidades tributarias mensuales”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *