Aumento de penas en delito de robo de cajeros automáticos

El señor NAVARRO.- Presidente, hubiera sido adecuado que en esta Sala estuviera el Ministro de Justicia -estamos hablando de un tema relacionado con el procedimiento judicial, con los tribunales de justicia-, porque hay una contradicción flagrante y evidente. El Gobierno nos pide apoyo para una ley de indulto general a fin de poder vaciar las cárceles que están atestadas. Y se plantea que efectivamente los primerizos, un conjunto de personas que reúnen determinados requisitos salgan de la cárcel.

Imagen: terra.cl

Porque efectivamente el procedimiento y el conjunto de leyes que hemos ido aprobando de manera reiterada, muchas veces llevados más bien por un discurso populista, que efectivista, o efectivo.

Y nos hubiera podido explicar el Ministro de cómo nos pide que hagamos indulto y luego nos plantee un proyecto de ley que lo que hace no es resolver el problema. Si alguien cree que aumentando la pena por robo de cajero automático va a haber menos robos, se equivoca. Pero rotundamente equivocado.

La clave de la lucha con la delincuencia no está en el aumento de penas. La clave está en la prevención, la clave está en la seguridad, la clave está en tener condiciones que impidan este tipo de hechos. Y eso tiene a lo menos una responsabilidad del sector privado. Es cierto, los cajeros son necesarios. Y te cobran por cada giro. No es gratis. Como lo dijo el Presidente, esta es de las cosas que en la vida no son gratis: se cobra por cada giro. Y a los obreros de mi patria, cuando van a cobrar sus 180 lucas les cobran por el giro al igual que cuando se sacan 200. Les cobran por giro, no por monto. Y cuando quieren sacar 2 mil, 3 mil pesos, y por cierto que lo he visto en los cajeros, 2 mil pesos, 3 mil pesos, les cobran por cada giro.

Y, por tanto, no estamos hablando de un servicio de utilidad pública. Estamos hablando de un servicio privado, remunerado, con lucro, como está de moda: con lucro. Y, por lo tanto, el lucro tiene que financiar también la seguridad. En Chile hay más de 100 mil guardias privados y vigilantes, que hoy día son parte de la responsabilidad de la normativa del OS10 de Carabineros. Hemos dicho y hemos reclamado que cualquiera es vigilante, y esto debe ser normado, a fin de que efectivamente haya mayor seguridad, en la que no cualquiera puede reunir los requisitos y condiciones para que haya más seguridad. Hemos planteado que las juntas de vecinos puedan en su barrio contratar servicios de seguridad privada para aumentar los niveles de seguridad en el conjunto del territorio que está bajo su jurisdicción.

Entonces, el debate no es si es condenable o no el delito de robo de cajero automático. Es condenable todo delito que signifique ruptura de los bienes privados o públicos, apropiación indebida.

Y yo creo que la premura del Presidente, y lo digo con todo respeto, señor Ministro, en enviar un proyecto de ley que sanciona el robo de cajero automático.

¿Y dónde está el proyecto de ley que sanciona a los delincuentes de cuello y corbata de La Polar, a los delincuentes de cuello y corbata de la colusión de las farmacias?

¿Dónde está el proyecto de ley que sanciona a esos que roban y no les pasa nada?

Porque en este sistema jurídico nuestro un joven que se roba una chaqueta que vale 20 mil pesos, un joven que se roba un celular de 25 mil tiene entre 3 y 5 años de cárcel.

¡Y un sinvergüenza delincuente de La Polar, de las farmacias, que roba miles de millones, que usurpa y abusa de aquellos que más necesitan de sus remedios, pues son enfermos crónicos, no les pasa nada! No he visto ni un desfile de los ejecutivos de las farmacias por los tribunales, y menos por la cárcel. No van a poner jamás un pie en la cárcel si es que este Gobierno, que llegó al poder con la demagogia de la delincuencia, y ahí están los videos en Youtube, vamos… Les decía el Presidente: “¡Se acabó la fiesta!”, “¡Vamos a combatir la delincuencia!”, “!Y, por favor, aquí las cosas van a cambiar!”.

Yo les pregunto a los Senadores de Gobierno y al Ministro cuánto han cambiado las cosas.

El señor NAVARRO.- Paz Ciudadana lo que nos dice es que las cosas no han cambiado: han empeorado. ¡Otra cosa es con guitarra! ¡Otra cosa es con guitarra! Ya los noticieros de televisión no parten con media hora de la delincuencia. Desapareció la delincuencia. Es cierto: desapareció de los medios de prensa, desapareció de los noticiarios. Pero sigue enquistada en las poblaciones.

Y, por cierto, Ministro, vamos a colaborar. Y cuente con mi voto y con mi apoyo cuando se trate de avanzar en contra de los delincuentes.

Pero este proyecto no resuelve el problema. Es un proyecto que tiene mucho más de demagogia que de efectividad: más pena para los que roban los cajeros automáticos, como si los delincuentes van a estar interesados de si van a ir a la “cana” entre tres y cinco años, como si les importara.

Aquí hay que dar señales concretas para ambos lados.

Y, por cierto, uno nunca sabe quiénes están en las redes de las mafias que coordinan el robo de los cajeros automáticos. ¿Dónde está la información para saber cuáles tienen menos seguridad? ¿Dónde está la información para saber dónde se puede actuar para robar? Y esta la tienen las propias instituciones. La tienen los bancos, la tienen la red de cajeros automáticos.

Señor Presidente, yo voy a votar en contra de este proyecto porque quiero del Gobierno un proyecto de ley en contra de los delincuentes de cuello y corbata, un proyecto de ley que impida que los ejecutivos de La Polar hagan lo que hicieron con más de 500 mil tenedores de tarjetas de crédito.

Y con todo todo respeto, una vez más hay investigaciones en curso. Y ahí está CENCOSUD, el año 2006. Y, por cierto, ahí están los antecedentes. Hay que aclarar qué pasó. Hay algunos Ministros que eran ejecutivos de esas empresas y hoy día son Ministros de Estado.

Y yo creo que es deber del Gobierno que cuando estos hechos de aclaren, haya transparencia y claridad. Y es también deber del Gobierno de haber acompañado este mismo proyecto de ley, que hubiera dicho en la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización: “Tiene la honra de emitir su informe acerca del proyecto de ley enviado por el Presidente de la República, Sebastián Piñera Echenique, con urgencia calificada de “suma”, proyecto de ley que tipifica y aumenta las penas para los delitos relacionados con acciones de fraude financiero.

Y hubiéramos, entonces, regulado la tarea de los directores de las empresas, que toman decisiones de repactación unilateral.

Y quiero decir lo siguiente: ayer, o más bien el domingo, en el Campamento número 1 de Chihuayante, ahí en Villa Futuro, ¿qué nos decían los pobladores que ya van a cumplir año y medio ahí en las mediaguas? Aquí están 16 cuentas de boletas de luz al unísono, de una sola vez. La CGE.

¡Y oh, sorpresa! En el estado de cuenta ¡repactación unilateral de toda la deuda del 2010 por instrucción de la Superintendencia de Electricidad! Es decir, sin la firma de los aguerridos y sufridos habitantes de las mediaguas, ex poseedores de departamentos en Villa Futuro, se les repactó de una manera unilateral con tasas de 24 mil pesos al mes. El mes que no se ocupó el departamento.

Ya sabemos que las compañías eléctricas han caído en graves problemas a la hora de facturar y cobrar lo debido.

Entonces, no es que queramos proteger a quienes roben cajeros automáticos. ¡No los vamos a proteger! Vamos a apoyar al Gobierno en perseguirlos con la policía, con los medios lícitos, a fin de poder encontrarlos y encarcelarlos. Pero no nos digan que un proyecto de ley que aumenta las penas para los que roben cajeros automáticos viene a resolver el problema de la delincuencia.

Yo quiero un proyecto de ley no que aumente las penas, ¡que meta a la cárcel a los ladrones de cuello y corbata, a los que estaban en La Polar y que aún siguen impunes; a los que estaban en las farmacias, Farmacias Ahumada, a los que estaban coludidos y siguen impunes.

Mientras ello no ocurra, la verdad que hay que decir que estamos legislando para combatir la delincuencia es solo una ilusión .

Y es por eso, señor Presidente, que para ratificar nuestra convicción -y desde la Oposición lo digo- de apoyar a este Gobierno en la lucha contra la delincuencia, para que de verdad se les acabe la fiesta, se les acabe el recreo, porque parece que ahora no solo están de fiesta, sino que invitaron a todos sus amigos a la fiesta, porque ha crecido la familia de los delincuentes, voto en contra de este proyecto de ley, señor Presidente.

¡Patagonia sin represas!

¡Nueva Constitución, ahora!

He dicho.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *