Aumento de subsidio a Transantiago

El señor NAVARRO.- Presidente, es de verdad una vergüenza tener cinco minutos para definir sobre cientos de miles de millones de pesos. ¡Es una vergüenza! ¡Es un atropello a la dignidad del Senado!

La verdad es que el MAS, el partido que yo integro, no ha sido parte de este acuerdo político. Y creo que particularmente hoy día el Gobierno, que antes fue Oposición, ha logrado lo que yo nunca hubiera imaginado: la docilidad, la absoluta sumisión de la Concertación -hoy día Oposición- para poder discutir los temas de fondo.

Imagen: tribunachilena.blogia.com

¡Aquí alguien se está llevando la plata de todos los chilenos! Y no son precisamente los trabajadores del Transantiago, que hoy día están en huelga de hambre; Transaraucarías. Son los bancos, Falabella, Almacenes París; los bancos administradores: Santander.

¿Saben ustedes que de los 580 pesos solo 200 pesos son para los operadores de las máquinas, los dueños de las máquinas? ¡200 pesos! Más del 43 por ciento se lo lleva el Administrador Financieros: los bancos.

¡Eso es lo que hoy día quiere perpetuar el Gobierno!

Yo emplazaría aquí a los Senadores que tengo enfrente, ¡que fueron tan críticos respecto de cómo lo hacía la Concertación!, ¡que acusaban de despilfarro!, ¡que acusaban de fraude, que acusaban de que efectivamente se estaban robando el dinero! Aquí están haciendo un acuerdo del mismo tenor de lo que criticaban tanto.

La verdad es que este es un acuerdo político que ensucia la política. Este es un acuerdo político que se nos pone cinco minutos para discutir, un acuerdo en que yo no he participado, que en definitiva la mayoría de los Senadores -algunos por responsabilidad con su Gobierno, asumen; otros, por docilidad-… porque en definitiva aquí no hay Oposición -la Concertación está lejos de serlo-… Y la verdad es que yo no logro comprender el criterio de los Senadores para llegar a este acuerdo.

Porque ¡cuándo le ponemos el “cascabel al gato”!, ¡cuándo enfrentamos el tema de fondo de que aquí hay empresas que están ganando mucho dinero a costa de los trabajadores!

¡Ahí está Transaraucarias: cientos de trabajadores despedidos!

¡Ahí está el abuso de las empresas colombianas!

¡Ahí está la poca transparencia de esta verdadera caja negra!

Llama la atención, y por cierto, una vez más, ¡la Derecha y la Concertación unidas jamás serán vencidas!

Está claro…

–(Aplausos en tribunas).

El señor NAVARRO.- No hay posibilidad alguna de tener condiciones para poder hoy día enfrentar el tema de fondo.

El Ministro nos plantea un protocolo de acuerdo para defender los derechos de los trabajadores.

¡Mentira!

El señor PIZARRO (Presidente).- Perdón, Senador Navarro. Perdón.

No pueden hacer manifestaciones de ningún tipo en la tribuna. Si no, me voy a ver en la obligación de pedirles que la abandonen.

Así que les ruego que escuchen con tranquilidad y calma el debate, más allá de si algo los entusiasma o los entristece.

Por favor.

Senador Navarro, siga, por favor.

El señor NAVARRO.- Presidente, se nos habla que hay un acuerdo para ampliar el Metro. Aquí el 60 por ciento de los Senadores de este Hemiciclo son elegidos en Regiones. ¡No he escuchado una sola palabra de los Senadores de Regiones para decir por qué vamos a financiar el Metro cuando el sistema de transporte en Regiones es altamente carente!

Aquí hay un acuerdo político que hiere, que, por cierto, traiciona lo que efectivamente debiéramos responder a nuestros electores en Regiones.

Hemos dicho que queremos igualdad y equidad. Pero aquí la ampliación del Metro no tiene nada que ver con el tema del Transantiago. ¡Qué tiene que ver ampliar el Metro!

¿Ministro, cuántos millones, cuántos miles de millones va a tener el Metro de Santiago, que es muy importante para la gente de Santiago, y cuál es la compensación de la llamada “ley espejo” con las Regiones?

Se ha dicho que se establecerá un resguardo especial de los derechos de los trabajadores.

¡Esto es un chiste! ¡Si la dirección del trabajo tenía miles de deudas sin cobrar a las empresas! ¡Miles de deudas sin cobrar! Y como tengo el informe de la Contraloría en mis manos, que señala claramente los errores de la Dirección del Trabajo en los Gobiernos de la Concertación, que no cobró las multas.

¡Quién protege a los trabajadores!

¡Quién protege a los usuarios!

Es cierto, lo ha dicho la Senadora Ximena Rincón, amiga Senadora: los transportes públicos en el mundo son deficitarios, como es en Madrid, lo conocimos con el Senador Zaldívar, con el Senador Chadwick. Por cierto que es deficitario, pero es el mejor de Europa. Tiene 2 mil 300 millones de euros de costo. Solo se financian 800 millones; los 1.440 a 1500 millones diferentes los paga, por cierto, el Estado, el gobierno de Madrid, pero los paga con gusto, porque es el mejor sistema de transporte público de Europa y, por tanto, del mundo.

Pero no es el caso del Transantiago, que es efectivamente lo contrapuesto.

Yo, señor Presidente, creo que nos hemos perdido. Desde que presentara, a 18 días de haberse iniciado el Transantiago una presentación a la Contraloría para pedir el informe sobre el cumplimiento de las horas técnicas, sobre el posicionador satelital, sobre el cierre de puertas automático, sobre los cobradores, sobre todo lo que nos prometieron. ¡Nada de eso existe!

Ministro: ¿cuántos buses hay hoy día circulando por Transantiago? No lo sabe.

¿Cuántos pasajeros hoy día están arriba de los buses? No lo sabe.

¿Cuánta es la evasión? No lo sabe.

No hay acceso público para la información de este sistema a ningún ciudadano en Chile; no lo sabemos; es una caja negra.

¿Es responsabilidad del Ministro? No es responsabilidad del Ministro. Pero tiene que aganchar Ministro porque usted está al frente de esto. Recibió esta herencia y no sé cómo le va a ir; yo creo que no le va a ir del todo bien porque, efectivamente, es una trituradora el Ministerio de Transportes, pero tiene que aganchar porque su Gobierno cuando fue oposición acusó a la Concertación, no le brindó los votos y, definitivamente, hizo todo lo posible.

Y yo quiero felicitar a la Concertación por su responsabilidad cívica. Porque, en realidad, no estuve en las conversaciones pero sí estuve en las discusiones anteriores, donde los que hoy día son Gobierno, que antes fueron oposición, fueron severos; estigmatizaron; la verdad es que fueron extremadamente duros.

Y hoy día veo una Concertación que ha cedido a un acuerdo político, a un protocolo de acuerdo. Los protocolos la única seguridad y la certeza que hay es que no se cumplan. Eso.

La señora RINCÓN.- ¡Eso está en la ley!

El señor NAVARRO.- Esos son los protocolos que no se cumplen.

Y, por tanto, señor Presidente, se pretende dar plata a las Regiones. Se nos quitó; luego, se nos dio, y luego se nos quitó. “Al que da y quita le crece una jorobita”, Ministro. Yo espero que a usted no le crezca ninguna jorobita; que en definitiva, podamos cumplir con efectivamente los dineros para las Regiones.

Yo quiero saber cómo se va a gastar en Regiones; cómo el gobierno regional y la Intendenta de la Región del Biobío, que decide las cosas sola, sin preguntarle a nadie; que dice que ella consigue las platas para poder hacer las cosas en la Región del Biobío -y que efectivamente ella sola lo hace-, cómo las va a asignar.

Porque, si las va a asignar ella, la verdad es que vamos a estar en graves problemas. Entonces, yo quiero saber también cómo las va a asignar.

Hasta ahora, estoy votando en contra del proyecto, Presidente, porque, en definitiva, no satisface los elementos básicos de lo que yo creo un acuerdo político que es transparencia en cinco minutos. Yo este protocolo de acuerdo ahora; no me pida que vote a favor un protocolo de una lectura somera; creo que es un insulto, un agravio a la racionalidad del Senado proceder de esta manera.

¡Patagonia sin represas, señor Presidente!

He dicho.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.