“Aun no escucho a la Ministra del Sernam referirse al caso de Lorenza Cayuhán”

lorenza-cayuhan

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado manifestó que, “ofrecer ayuda psicológica es sin duda una acción positiva por parte del Ministerio de la Mujer”.

Pero se han quedado solo en eso, un ofrecimiento, pues han sido solo los subalternos de la titular del Sernam quienes se han acercado a la clínica, sin que Claudia Pascual haya tomado contacto directo con madre o hija”, agregó.

Espero por tanto que en las próximas horas la Ministra esté en Concepción visitanto a Lorenza y Sayén”, enfatizó el congresista.

Este martes Corte de Apelaciones de Concepción decidiría sobre orden de no innovar, debido a que Clínica de la Mujer y Gendarmería presentaron informes para que la pequeña deje de estar en dicho recinto. 

Manifestando que, “Sayén, la bebé que nació cuando su madre, comunera Mapuche, estaba engrillada, ya cumplió 3 semanas de vida y la Ministra de la Mujer aun no ha tenido contacto directo con ninguna de las dos”, el senador Alejandro Navarro se refirió a la poca colaboración que ha tenido Claudia Pascual en el caso de Lorena Cayuhán.

El senador del Partido País explicó que, “la familia nos ha comentado que si bien la Directora Regional del Biobío llamó para ofrecer ayuda psicológica a Lorenza en el momento que ella lo necesitase, luego de ello no han tenido un mayor acercamiento a la comunera”.

“Y la Ministra Pascual ha brillado por su ausencia, pues ni siquiera ha hecho el intento de ir a visitarla a la clínica ni a ella ni a Sayén”, aseguró el presidente de la Comisión de DDHH del Senado.

Para Navarro, “yo pensé que una de las ministras mejor evaluadas del Gabinete, ya se hubiese apersonado en la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán, no tan solo para hablar con Lorenza y ver como está su hija, sino que para informarse in situ de la situación que la afectó y que involucra tanto a Gendarmería como a personal médico”.

Por ello confío en el pronto acercamiento de Claudia Pascual a la familia Cayuhán, y que se involucre también en la situación que se ha destapado con este caso, pues estamos en la interrogante de cuantas mujeres han parido o lo siguen haciendo mientras tienen sus pies encadenados, una medida que ya debió ser rechazada con fuerza por el Sernam”, recordó Navarro.

De acuerdo al senador por la Región del Biobío, “la Ministra del Sernam debe saber que será bien recibida por Lorenza, una mujer chilena y Mapuche, y quien como todo el país sabe, debió dar a luz engrillada y con personal masculino de Gendarmería de Chile dentro de la sala de parto”.

Orden de no innovar

              Respecto a la revisión de la orden de no innovar por parte de la Corte de Apelaciones de Concepción, el senador del Partido País fue tajante: “fueron los mismos jueces quienes acogieron el recurso de protección que permitió a Lorenza quedarse con Sayén en un recinto hospitalario y son ellos quienes dictaminaron que sería por 3 meses por ahora”.

               “Ello se dio a mi entender”, adicionó, “pues revisaron los informes y estudios médicos adjuntos, que indicaban claramente que separar a una recién nacida de su madre, prematura además, durante las primeras semanas, afectaría de forma muy negativa el desarrollo futuro de la pequeña”.

              “Y lo que no logramos entender, es que tanto la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán, como Gendarmería de Chile por medio de su Director Regional, hayan solicitado la revocación de la orden de la justicia”, explicó el congresista.

          “Pues lo que están haciendo”, señaló, “es presionar con el informe que indica que Sayén fue dada de alta, pese a que cualquier profesional de la medicina sabe que dicha alta siempre está vinculada al lugar al que se vaya, y en este caso, se estaría llevando a una niña que nació prematura, a los 7 meses y que hoy tiene apenas tres semanas de vida y 2.160 kilos de peso, a una cárcel”.

              De acuerdo al Presidente de la Comisión de DDHH del Senado, “aquí lo que debe importar, ante todo, es el bien superior de la niña; aquello es lo que los diversos estudios y profesionales han explicitado y lo que la justicia por suerte entendió, manteniendo el apego y el amamantamiento entre madre e hija cuando se las quiso separar tras el parto”.

Por ello es que esta actitud de Gendarmería de Chile y la Clínica del Sanatorio Alemán apuntan claramente a discriminación, sino, ¿de que otra forma se entiende que insistan en que la pequeña está sana y que no es aconsejable que permanezca en dicho lugar, sabiendo que será enviada a una cárcel?”, se preguntó Navarro.

Agregando, “ya que es claro que si son exitosos en ello, Lorenza deberá volver de inmediato a un recinto penitenciario y con ella su hija Sayén, quien recordemos, lo primero a lo que se enfrentó al nacer fue a los grilletes que se cruzaban entre las piernas de su madre”.

Por ello, esperamos que la Corte de Apelaciones confirme la orden de no innovar que emitió tras nuestro recurso de protección, y que desestime por tanto los informes de la Clínica y de Gendarmería, quienes parecen actuar discriminatoriamente y tendrán por tanto que atenerse a las consecuencias sociales, administrativas y legales que puedan venir en su contra”, sentenció Alejandro Navarro.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *