“Boyeco debe ser clausurado ahora”

Diputado Navarro y revocación de resolución ambiental por parte de la Corema

relleno-sanitario-fuente-greenpeace

La ratificación de su convencimiento de que “el vertedero de Boyeco nunca debió existir“ manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien junto al abogado Rodrigo Lillo, la Directora Regional de la Conama, Yovanka Pino, y el Subdirector del Ambiente del Servicio de Salud de Temuco, Víctor Iturra, realizaron una visita a dicho botadero de basura, a fin de constatar su actual estado sanitario y ambiental, y dimensionar cuáles serán los costos aproximados para ejecutar un programa urgente y adecuado de cierre y abandono.

Sobre lo mismo, el parlamentario, integrante de la Comisión de Medio Ambiente, quien también se reunirá con el alcalde Francisco Huenchumilla, el seremi de Educación, Freddy Villanueva, y el Intendente Regional, Ricardo Celis, dijo que “la revocación de la resolución ambiental de funcionamiento y ampliación del vertedero Boyeco por parte de la Corema sólo viene a ratificar lo que hemos dicho durante años: el vertedero de Boyeco nunca debió existir”.

Navarro dijo que “esta medida y el próximo fallo de los tribunales de justicia sobre un recurso de protección presentado en diciembre de 2003, deben constituirse en el primer paso para adoptar medidas similares con la gran cantidad de vertederos regionales que se ubican en territorio mapuche, y para evitar que basurales con manejos deficientes sigan contaminando cursos de agua o se instalen impunemente a escasos metros de una escuela, como es el caso de Boyeco, cuya población ha debido sufrir esta discriminación adicional”.

“La existencia del vertedero de Boyeco se constituyó, en los hechos, en una muestra más de discriminación hacia el pueblo mapuche. Ello se ratifica con el hecho de que de los 28 vertederos existentes en la IX Región, 19 se encuentran en territorio indígena”, manifestó el diputado dijo que “resultaba inexplicable que habiéndose aprobado el EIA para el ‘mejoramiento de la disposición final de residuos sólidos de la comuna de Temuco’ en diciembre del año 2001, hasta ahora ese botadero de basura, haya seguido funcionando con las mismas fallas que tenía entonces”.

El legislador agregó que “resulta sorprendente que este vertedero haya funcionado tanto tiempo estando a sólo unos metros de la escuela G-523, con 120 alumnos, que las personas entraran a diario a escarbar entre los residuos, que en su interior vagaran una gran cantidad de perros, que la compactadora no funcionara, y lo más grave, que se haya hecho la vista gorda, tanto tiempo, con la contaminación del estero Cusaco, que tal como lo manifestó la propia Conadi, afecta a lo largo de su recorrido a 17 comunidades”.

Navarro aseveró que “tuvimos razón cuando dijimos hace más de un año, que si los problemas de contaminación medioambiental y de salud de las personas que significaba el funcionamiento del vertedero de Boyeco hubieran ocurrido en el sector céntrico de Temuco, seguramente el tema se habría resuelto antes. Por eso, nos parece valorable la actitud del alcalde Huenchumilla y el nuevo concejo municipal, de ir a terreno y certificar ccon un notario las deficiencias que presenta le vertedero”.

El legislador del PS indicó que “este ha resultado ser absolutamente impresentable, no sólo de cara a la política indígena del país, sino que de cara a los tratados internacionales suscritos por Chile, que obligan a cumplir compromisos y convenios y, por cierto, nuestra propia legislación la que en este caso, claramente, no se está cumpliendo, y que ha significado que el caso de Boyeco haya llegado a instancias internacionales”.

El diputado, dijo que “de 16 mil toneladas mensuales de basura que genera la IX región, 11 mil toneladas son depositadas en zona indígena. Ello, a la luz de las propuestas de respeto, valoración y preservación cultural que ha hecho la Comisión de Verdad Histórica y Nuevo Trato, resulta contraproducente, porque de ello se puede desprender que frente a los efectos y problemas que genera el mal manejo de los residuos, los mapuches son personas de segunda clase”.

Navarro indicó que “para los mapuche, que construyen su cultura en relación indisoluble con la tierra, es legítimo rechazar esta ‘ocupación’ de territorio mapuche y propiciar la erradicación de los basurales, que son una versión actualizada de colonialismo. La clausura de los basurales es necesaria para frenar una de las prácticas más racistas que ha afectado al pueblo mapuche: ser el depósito de basuras de las ciudades, recibiendo graves impactos al medio ambiente y la salud de las personas, sin ningún respeto a su cultura y su sociedad”.

“Un ejemplo de esto -añadió- es la muerte del niño mapuche Aquiles Epul, de Boyeco, en agosto de 2000. Los médicos determinaron que había sido víctima de la temible “bacteria asesina”, situación que se relacionó con la existencia del basural. Las familias presentaron un recurso de protección que finalmente fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Temuco el 2001. Fue en el marco de esa lucha que se enteraron de la existencia de un nuevo proyecto que buscaba mantener el vertedero funcionando hasta el 2025”.

Finalmente, el parlamentario señaló que “tampoco es presentable que en el afán de distorsionar esta demanda legítima de los mapuches, frente a incidentes como el incendio de una retroexcavadora en desuso en el vertedero de Boyeco, en noviembre del 2002, se haya atribuido a reacciones de la movilización de grupos mapuches radicales, propiciando con ello una fuerte presencia policial en el sector, que sólo buscaba amedrentar a las familias afectadas que se movilizaban para pedir su cierre, aunque la propia Fiscal Regional señaló que el incendio de la maquinaria no tenía como móvil el denominado conflicto mapuche”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *