Büchi, Cardemil y Novoa usaron gastos reservados y deben explicarlos

Senador Navarro pidió investigar a ministros y subsecretarios del gobierno militar

pinochet

• Parlamentario del PS dijo que “RN se fundó en 1987 y la UDI en 1989. Creemos que en los procesos de constitución y legalización, recibieron apoyo del gobierno militar a través de los gastos reservados”.

Una solicitud para que se cite a declarar a quienes ocuparon los cargos de ministros del Interior, de Gobierno y de la Presidencia, a sus respectivos subsecretarios, así como a los generales Garín y Ballerino quienes están imputados en la investigación por las cuentas del Banco Riggs presentó ante el Segundo Juzgado del Crimen de Santiago el senador Alejandro Navarro, con la firma de los senadores socialistas Naranjo, Núñez, Gazmuri, Ominami, Escalona y Muñoz, el radical Nelson Avila, y el jefe de bancada de diputados del PS, Iván Paredes.

Navarro dijo que “es paradojal y contraproducente que la derecha pinochetista diga que no es aceptable, que es ilegal, e incluso ilegítimo, que el gobierno haga aportes de los gastos reservados a los partidos de la Concertación, cuando tenemos la convicción de que durante la dictadura, cuando los gastos reservados eran el triple de lo que dispuso Aylwin, esos recursos también tuvieron como beneficiarios a la UDI y a RN, especialmente para apoyarlos en sus procesos de constitución y legalización, en 1987 y 1999, toda vez que eran la expresión política continuista del régimen”:

“Entonces -agregó- hoy vemos con sorpresa como ex ministros y ex subsecretarios de Pinochet, que tuvieron acceso a esos mismos fondos reservados aparecen rasgando vestiduras, como si recién hubieran descubierto que éstos existen. Büchi, Cardemil y Novoa, sólo por nombrar a algunos de los que esperamos sean citados a declarar, autorizaron y utilizaron recursos reservados, que nadie en este país sabe en qué, y que por lo mismo, deben explicar”.

El parlamentario, indicó que “en su caso, lo que agrava aún más la situación es el hecho de que más allá de los usos que los ministros y subsecretarios de la época hicieran de los gastos reservados, es saber, por fin, cómo fue que parte importante de esos recursos llegaron hasta las cuentas de Pinochet en el Riggs. Claramente, no era el porpio dictador el que hacía o cobraba cheques para traspasar esas plata sus cuentas. Ese dinero tuvo que ser, necesariamente, ‘gestionado’ por sus colaboradores más cercanos y con mayor poder de decisión”.

“Y esto de que los gastos reservados pasaron a las cuentas de Pinochet -prosiguió- no es algo que se nos haya ocurrido a nosotros, es la argumentación que ha utilizado la defensa de Pinochet y que a través de la prensa han utilizado su hijo Marco Antonio, su albacea y la ex ministra Mónica Madariaga, entre otros. Entonces nos interesa conocer cuál fue el mecanismo mediante el que los funcionarios de confianza del régimen autorizaron y traspasaron esos recursos a las cuentas personales del dictador”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *